La portada de mañana
Acceder
La moción de Vox sume al PP en el desconcierto
El toque de queda, la medida que anticipa otra disputa entre Sanidad y Madrid
Opinión - Moción de propaganda, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La detención de un hijo del Chapo Guzmán desata la violencia en la capital del estado de Sinaloa

Gabinete de Seguridad de México confirma captura de hijo del Chapo Guzmán

EFE

Culiacán (México) —

Tras horas de caos informativo y una ciudad, Culiacán, convertida en una zona de guerra, se desconoce con seguridad el actual paradero del hijo del Chapo, Ovidio Guzmán, capturado por las fuerzas de seguridad pero posiblemente liberado horas después. Su detención la tarde del jueves hizo que las células del cartel de Sinaloa desataran una ola de violencia de tal virulencia que provocó los rumores de que las autoridades lo habrían liberado para evitar represalias contra la población.

La ambigüedad empleada por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, al anunciar la captura, ha llevado a diversos medios a dar por hecho que el hijo del Chapo fue liberado.

Durazo ha confirmado que una patrulla de 30 miembros de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tuvo en sus manos a Ovidio en una vivienda de un fraccionamiento de Culiacán, en el estado mexicano de Sinaloa. Entonces, dijo Durazo, "varios grupos de la delincuencia rodearon la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla" mientras que otros grupos causaban acciones violentas contra los ciudadanos, lo que generó "una situación de pánico" en Culiacán.

El titular de la Seguridad Nacional sentenció que "con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del Gabinete de Seguridad acordamos suspender dichas acciones".

El diario El Universal señala que el hijo del Chapo fue "puesto en libertad para pacificar" Culiacán, que vivió una jornada de violencia que incluyó la fuga de 20 o 30 reos de la prisión de Aguarato, que se fueron con los narcotraficantes.

La Jornada apunta que "al verse superados en número se tomó la decisión de liberar a Ovidio Guzmán para tratar de evitar más violencia en la zona y preservar la vida del personal y recuperar la calma en la ciudad". El hijo del capo Joaquín "el Chapo" Guzmán fue liberado "para evitar las represalias de grupos armados en contra de la ciudadanía", destaca la agencia estatal Notimex.

Violencia en las calles como represalia

La captura de Ovidio, de 28 años, y acusado en Estados Unidos de tráfico de cocaína, de metanfetamina y de marihuana, puso en jaque no solo a la patrulla militar, sino a la ciudad que soportó bloqueos de calles que incluyeron los accesos a esta ciudad. Ráfagas de balas, armas de alto calibre, incendios de vehículos y columnas de humo que se divisan desde lejos inundaron este jueves Culiacán.

Desde las 15.30 hora local (20.30 GMT), varias zonas céntricas de esta ciudad de unos 800.000 habitantes fueron un campo de batalla luego de que una patrulla integrada de 30 elementos de la nueva Guardia Nacional -un cuerpo policial-militar creado recientemente por el Ejecutivo- y el Ejército entraron al fraccionamiento de Tres Ríos.

Desde una vivienda, este comando recibió disparos y repelió la agresión, hallando dentro de la vivienda a Ovidio Guzmán. En represalia por esta acción, pronto se extendió la violencia por muchas calles del centro de la ciudad, en uno de los sucesos más violentos e indiscriminados de la historia reciente de México.

Durante buena parte de la tarde, la gente de Culiacán permaneció resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas y la actividad comercial se paralizó por horas.

Las balaceras se escuchaban en varios puntos y desde lejos se podía ver el humo de autobuses de pasajeros que fueron incendiados para bloquear el tránsito.

En tanto, el caos se dispersaba por la ciudad, con los llamados narcobloqueos, la quema de vehículos y mobiliario urbano por parte del narcotráfico para bloquear las vías.

"Ya no respetan a nadie, y todos corremos riesgo, así como estamos. No tenemos seguridad de nada. Sí me tocó (el tiroteo). Nunca he estado en una guerra pero se oían como si estuviera en una", dijo este jueves a Efe Jesús Elías Avitia. Este mismo habitante de Culiacán lamentó los "daños materiales" y se mostró temeroso de lo que podía suceder en la ciudad.

La situación en Culiacán todavía no se ha normalizado y las autoridades de educación de Sinaloa han anunciado que este viernes se suspenderán las clases en todos los niveles de esta ciudad a fin de "salvaguardar la integridad física de la comunidad educativa".

Por el momento, se desconoce si hay víctimas mortales, aunque se habla de que civiles habrían perdido la vida en este fuego cruzado.

Ovidio es uno de los hijos del Chapo menos conocidos en comparación con el lujo que su hermano Iván Archivaldo exhibe en redes sociales, aunque las autoridades le tenían el ojo puesto desde hace un década.

El Chapo Guzmán tuvo diez hijos con sus tres esposas, el más reconocido es Iván Archivaldo por los lujos y extravagancias que presumía en las redes, donde mostraba sus autos de lujo, joyas y animales exóticos.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2019 - 07:16 h

Descubre nuestras apps

stats