Un concejal brasileño acosa sexualmente a una compañera en plena cámara municipal

EFE

0

Una concejala brasileña fue víctima de acoso sexual durante una sesión en la Cámara Municipal de Florianópolis, un suceso que este jueves fue condenado por el presidente electo, Lula da Silva, y otros políticos.

Partidarios de Bolsonaro intentan derrocar a Lula pidiendo ayuda extraterrestre con las linternas del móvil

Más

La agresión tuvo lugar este miércoles, cuando el concejal Marquinhos da Silva, del Partido Social Cristiano (PSC), agarró, abrazó y besó por la fuerza a su colega Carla Ayres, del Partido de los Trabajadores (PT), formación que lidera el mandatario electo.

Según el vídeo de la sesión del concejo, Ayres caminaba por el pasillo central de la cámara en compañía de otra persona, cuando Da Silva, que estaba sentado, le agarró de la mano por sorpresa. Acto seguido, el agresor se levanta, le abraza por la espalda y le da un beso en la mejilla. La concejala se lo quita de en medio como puede entre aspavientos, mientras su colega se ríe y vuelve a su escaño.

“En el día en que aprobamos la Procuradoría de la Mujer en la Cámara Municipal de Florianópolis, otra escena de acoso que necesitamos enfrentar para que no ocurra en las calles y en los parlamentos de nuestro país”, dijo Ayres en un mensaje en sus redes sociales que compartió junto con el vídeo de la agresión.

Después de una amplia repercusión de las imágenes, Da Silva reconoció su “error” por “abordar a la concejala de manera inconveniente y sin su autorización”. “Le pido sinceras disculpas a ella y a todas las mujeres que se sintieron ofendidas por mi acto”, añadió. El PSC informó que abrió un “proceso administrativo” contra el concejal para investigar su conducta.

Lula, que asumirá la Presidencia de Brasil el próximo 1 de enero, se hizo eco del episodio este jueves en sus redes sociales y dijo que es “indignante”. “Las mujeres tienen que ocupar los espacios de decisión, los espacios de la política y ser siempre respetadas”, afirmó el mandatario electo.

La presidenta del PT, la diputada Gleisi Hoffmann, también envió todo su apoyo a Ayres, tras ser víctima de un “acoso asqueroso dentro de la Cámara Municipal de Florianópolis”, capital del estado de Santa Catarina, y pidió que el agresor “sea responsabilizado” por sus actos.

“Solo así aprenderán. ¡Respeten a las mujeres!”, sentenció la dirigente del PT.

Una concejala brasileña fue víctima de acoso sexual durante una sesión en la Cámara Municipal de Florianópolis, un suceso que este jueves fue condenado por el presidente electo, Lula da Silva, y otros políticos.

Partidarios de Bolsonaro intentan derrocar a Lula pidiendo ayuda extraterrestre con las linternas del móvil

Más

La agresión tuvo lugar este miércoles, cuando el concejal Marquinhos da Silva, del Partido Social Cristiano (PSC), agarró, abrazó y besó por la fuerza a su colega Carla Ayres, del Partido de los Trabajadores (PT), formación que lidera el mandatario electo.

Según el vídeo de la sesión del concejo, Ayres caminaba por el pasillo central de la cámara en compañía de otra persona, cuando Da Silva, que estaba sentado, le agarró de la mano por sorpresa. Acto seguido, el agresor se levanta, le abraza por la espalda y le da un beso en la mejilla. La concejala se lo quita de en medio como puede entre aspavientos, mientras su colega se ríe y vuelve a su escaño.

“En el día en que aprobamos la Procuradoría de la Mujer en la Cámara Municipal de Florianópolis, otra escena de acoso que necesitamos enfrentar para que no ocurra en las calles y en los parlamentos de nuestro país”, dijo Ayres en un mensaje en sus redes sociales que compartió junto con el vídeo de la agresión.

Después de una amplia repercusión de las imágenes, Da Silva reconoció su “error” por “abordar a la concejala de manera inconveniente y sin su autorización”. “Le pido sinceras disculpas a ella y a todas las mujeres que se sintieron ofendidas por mi acto”, añadió. El PSC informó que abrió un “proceso administrativo” contra el concejal para investigar su conducta.

Lula, que asumirá la Presidencia de Brasil el próximo 1 de enero, se hizo eco del episodio este jueves en sus redes sociales y dijo que es “indignante”. “Las mujeres tienen que ocupar los espacios de decisión, los espacios de la política y ser siempre respetadas”, afirmó el mandatario electo.

La presidenta del PT, la diputada Gleisi Hoffmann, también envió todo su apoyo a Ayres, tras ser víctima de un “acoso asqueroso dentro de la Cámara Municipal de Florianópolis”, capital del estado de Santa Catarina, y pidió que el agresor “sea responsabilizado” por sus actos.

“Solo así aprenderán. ¡Respeten a las mujeres!”, sentenció la dirigente del PT.

Una concejala brasileña fue víctima de acoso sexual durante una sesión en la Cámara Municipal de Florianópolis, un suceso que este jueves fue condenado por el presidente electo, Lula da Silva, y otros políticos.

Partidarios de Bolsonaro intentan derrocar a Lula pidiendo ayuda extraterrestre con las linternas del móvil

Más

La agresión tuvo lugar este miércoles, cuando el concejal Marquinhos da Silva, del Partido Social Cristiano (PSC), agarró, abrazó y besó por la fuerza a su colega Carla Ayres, del Partido de los Trabajadores (PT), formación que lidera el mandatario electo.