Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Dirigente alemán tras COVID: "No habrá Alemania fuerte en Europa fragmentada"

El director del CIDOB (Barcelona Centre for International Affairs), Pol Morillas.

EFE

Barcelona —

0

La crisis de la COVID-19 ha hecho que los alemanes sean "muy conscientes" de que "la mera existencia de la Unión Europea (UE)" beneficia a su país, o dicho de otra manera, de que "no va a haber una Alemania fuerte en una Europa fragmentada".

Así lo ha dicho este viernes el secretario de Estado de Sociedad Digital y Protección al Consumidor de Alemania, Christian Kastrop, en el marco de un coloquio virtual compartido con el director adjunto de la Fondation pour la Recherche Stratégique (FRS), Bruno Tertrais, y la directora de la oficina del European Council on Foreign Relations (ECFR) en Berlin, Jana Puglierin.

El debate, moderado por el director del Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB), Pol Morillas, ha servido para presentar el anuario de 2020 este 'think tank'.

Alemania acaba de asumir la presidencia rotatoria de la UE y Kastrop ha dicho que el país teutón buscará "generar un impacto positivo" en las instituciones comunitarias con la primera "prioridad" de "superar la crisis de la COVID-19".

La emergencia sanitaria ha mostrado que "la UE tiene sus dificultades", en parte derivadas del "auge del populismo y del nacionalismo".

Pero también tiene su "potencial", ha defendido Kastrop, entre otras cosas para apostar definitivamente por la "digitalización" y por "la productividad" más que por "el crecimiento".

La COVID-19 también ha hecho evidente que "la salud pública es un bien público europeo" y el dirigente alemán ha celebrado que "cada vez más" los países comunitarios colaboren entre sí en políticas de I+D.

A su vez, Tertrais ha sostenido que la pandemia supondrá un "acelerador de tendencias" de procesos ya en marcha: el debate sobre la desglobalización o la competitividad entre Estados Unidos, China y Rusia, por ejemplo.

También ha defendido que ninguna "gran potencia" podrá beneficiarse de esta crisis, sino que todas "van a mostrar sus debilidades".

El futuro se presenta "lleno de incógnitas", pero Tertrais apuesta por que "el mundo se parecerá más a la década de los '30 que a la de los '20" del siglo pasado.

Puglierin, en su turno, ha avisado de que, en su opinión, la crisis del coronavirus "no va a subvertir el orden establecido" y ha recordado que la UE hace una década que se encuentra en "crisis permanente", financiera primero, luego migratoria, y de legitimidad más recientemente.

También ha apuntado que los estudios demoscópicos muestran que los europeos ven "un desafío y una amenaza" en China, mientras que la visión que tienen de Rusia diverge según países, así que "va a ser difícil encontrar una posición común" sobre este tema.

La relación con los EEUU, asimismo, se encuentra en un momento de gran incertidumbre que no se resolverá hasta las elecciones que ese país debe celebrar en noviembre.

La presente edición del Anuario Internacional CIDOB "conmemora los 30 años de vida de esta publicación, que se inició en 1989, un año que estuvo marcado por uno de los acontecimientos que transformaron de manera más significativa el sistema internacional: la caída del muro de Berlín, preludio de la futura reunificación alemana y de la disolución de la URSS", informa este 'thin tank'.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats