eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today

El estudio madrileño Fictiorama nos ofrece una notable aventura gráfica de perfil clásico ambientada en una realidad apocalíptica en la que tendremos que luchar por nuestra supervivencia.

Dead Synchronicity

Alabados sean los valientes que aún a día de hoy, habiendo sido acusados de obsoletos por unos y por otros, se atreven a recuperar para nuestro disfrute los grandes géneros de videojuego del pasado. Shoot’em up, plataformas en 2D y, por qué no, hasta aventuras gráficas de point and click. Bienaventurados sean los que además son capaces de demostrar que estos proyectos aparentemente poco atractivos para el gran público pueden salir adelante con la ayuda de los futuros jugadores, pasando de editoras e inversores para establecer un vínculo más directo entre productor y consumidor. Benditos sean entonces los chicos de Fictiorama Studios por haber sido capaces de llevar a buen puerto su Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, una aventura gráfica de la vieja escuela que tras haber superado su objetivo de financiación en Kickstarter saldrá a la venta el próximo día 10 de la mano del sello alemán Daedalic Entertainment.

Pero no sólo nos sentimos entusiasmados por todo esto. Al hecho de que es una aventura gráfica y de que ha sido financiada entre los usuarios hay que sumarle que Fictiorama es un estudio de desarrollo formado por cuatro jóvenes talentos afincados en Madrid, quienes con este primer proyecto han conseguido captar la atención de los medios tanto nacionales como internacionales, algo que no está al alcance de cualquiera.

Así que sí, algo bueno, algo realmente llamativo tiene que tener Dead Synchronicity para ser capaz de sobresalir sobre la amplísima oferta de títulos independientes. Si quieres descubrir qué es sigue leyendo este análisis.

Los horrores del fin del mundo.

Vale que lo de ponernos en la piel de un pobre pardillo que despierta en mitad del apocalipsis como quien se despierta de una mala siesta no es algo demasiado nuevo. Pero qué demonios, está demostrado que si se hace bien puede funcionar de lujo, haciendo sentir al jugador o al espectador todo lo que realmente podría llegar a sentir el pardillo en cuestión. Desorientación, confusión, miedo, indefensión. Así empieza Dead Synchronicity, con un tal Michael que despierta en una cochambrosa habitación gracias a que un buen samaritano le ha salvado el pellejo cuando todo se iba al traste.

Será precisamente en dicho momento cuando empiece nuestra lucha por la supervivencia y, por supuesto, por conocer qué demonios ha pasado con el mundo que antes conocíamos. ¿Un meteorito? ¿un apocalipsis zombi? ¿la gripe del pollo? Nos hablan de ‘La Gran Ola’, una gran catástrofe que ha sido capaz de provocar estragos en el mismísimo tiempo, provocando el caos a gran escala. Los pocos supervivientes que quedan se ven afinados en campos de concentración, supuestamente por aquello de mantenerlos a salvo de una extraña enfermedad que provoca inevitablemente una muerte atroz a todo aquel que la padece.

La historia de Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today viene dividida en tres partes, y ponernos a destripar la que disfrutaremos en esta primera entrega no sería una afrenta al lector. Es por ello que nos contendremos diciendo lo siguiente: hay desesperanza, frustración, rabia, incomprensión, locura, ambición… Por el momento se trata de una trama absorbente, estimulante y muy bien desarrollada que nos ha dejado con ganas de más.

DEAD SYNCHRONICITY TOMORROW COMES TODAY

En cuanto a la jugabilidad en sí misma, decir que bebe de no pocos títulosclásicos, de las grandes aventuras gráficas de todos los tiempos. ¿Y qué tiene eso de malo? Pues absolutamente nada para todo aquel que disfrute de un buen videojuego como se puede disfrutar de un buen libro o de una gran película, sabiendo respetar sus tiempos mientras se valora todo lo que ofrece.

Como siempre bastará con navegar con el ratón por el escenario haciendo click en los diferentes objetos y personajes dependiendo de si podemos interactuar o tan sólo obtener algo de información. Algunos objetos podrán pasar a formar parte de nuestro inventario, por lo que podremos darles un futuro uso por ejemplo a la hora de resolver los diversos puzles que nos encontremos, los cuales por cierto están bastante bien diseñados en la gran mayoría de los casos, resultando accesibles sin caer en la simpleza absurda que tanto abunda en estos tiempos.

Pero la gracia de Dead Synchronicity no está en la variedad de sus puzles o en lo ingeniosos que puedan resultar ni muchísimo menos. De hecho tampoco es que sean mínimamente revolucionarios. Lo que nos ha encantado es que nos exigen pensar tal y como haríamos en una situación como la que le ha tocado vivir al protagonista. Es decir, cómo actuaríamos nosotros mismos si tuviéramos que luchar por sobrevivir en un campo de refugiados con todos los peligros que ello conlleva, como hacer enfadar a quien no debemos o que uno de los guardias se fije en nosotros con no muy buenas intenciones.

Saber relacionarnos con los personajes que pueblan el juego resulta crucial. No se puede decir que alguno de ellos sobre o que esté ahí solo para decorar. Todos ellos cuentan con su propia personalidad, y podremos aprovecharnos de su amistad siempre y cuando sepamos corresponderles como es debido, y esta riqueza de entes no hace más que ensalzar la potencia de la trama y la ambientación.

DEAD SYNCHRONICITY TOMORROW COMES TODAY

A nivel visual y sonoro Dead Synchronicity es uno de esos títulos que no deja indiferente a nadie. Su paleta de colores repleta de grises y tonos apagados, con ciertos brotes esporádicos de vivacidad, no hace otra cosa que contribuir gratamente al espíritu del juego, apoyando cada una de sus fortalezas. Destaca el expresionismo de ciertas estampas así como el cuidado diseño de los personajes, partiendo por supuesto del mismísimo protagonista, un tipo demacrado y casi anoréxico que tendrá que sacar fuerzas de donde no las hay.

Las voces están en inglés, algo que puede chocar tratándose de un título desarrollado por un estudio español. Pero que nadie se alarme, porque los textos están ahí en perfecto castellano. La banda sonora por su parte ha sido compuesta por Kovalski, un grupo de rock alternativo formado por dos de los miembros del estudio de desarrollo, y la verdad es que toca quitarse el sombrero en este punto. Los diferentes temas acompañan a la perfección, permitiendo que las sensaciones provocadas por el juego afloren aún más.

En definitiva, nos encontramos ante una primera parte bastante redonda. Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today ofrece varias horas (tampoco muchas) de sano entretenimiento para todo aquel que sepa disfrutar de una buena historia, de personajes profundos y de un desarrollo de juego comedido. Bien es cierto que podría haber tenido un ritmo un tanto más ágil y atractivo, mayor variedad de escenarios y una jugabilidad un tanto más evolucionada, puesto que bebe bastante de los grandes clásicos de la aventura gráfica sin plantearse siquiera ir un pasito más allá, pero el conjunto funciona a la perfección, y sus fortalezas las encontramos en otros lares, en esa genial ambientación y en el hecho de ser capaz de transmitirnos que nada está ahí de relleno como suele ocurrir con tantos otros juegos hoy en día.

Dead Synchronicity

Lo mejor:

  • Ofrece una historia madura, lóbrega y cruda como pocas. Nos hace sentir que realmente nos encontramos en la piel de un superviviente en un mundo hostil.
  • Quitando el sentido del humor, que no habría pegado demasiado, sabe explotar a la perfección todo aquello que hizo grande al género de las aventuras gráficas.
  • Destacar el diseño artístico y la banda sonora. Cuadran a la perfección con el espíritu del juego.

Lo peor:

  • El rimo podría estar un tanto más pulido. Ciertos diálogos se hacen pesados aunque el trasfondo casi siempre sea interesante.
  • Se habría agradecido el doblaje de las voces al castellano.

Conclusiones

Análisis Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today
En definitiva, nos encontramos ante una primera parte bastante redonda. Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today ofrece varias horas (tampoco muchas) de sano entretenimiento para todo aquel que sepa disfrutar de una buena historia, de personajes profundos y de un desarrollo de juego comedido.

Bien es cierto que podría haber tenido un ritmo un tanto más ágil y atractivo, mayor variedad de escenarios y una jugabilidad un tanto más evolucionada, puesto que bebe bastante de los grandes clásicos de la aventura gráfica sin plantearse siquiera ir un pasito más allá, pero el conjunto funciona a la perfección, y sus fortalezas las encontramos en otros lares, en esa genial ambientación y en el hecho de ser capaz de transmitirnos que nada está ahí de relleno como suele ocurrir con tantos otros juegos hoy en día.

Análisis Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today
6 de abril de 2015
8 / 10 estrellas

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha