eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis de Far Cry 4: El Valle de los Yetis. Más aventuras en el Himalaya

Volvemos a luchar como Ajay Ghale en el Himalaya, en el nuevo DLC de Far Cry 4. Un culto misterioso, monstruos de leyenda, una reliquia mística y mucha acción. ¿Queréis saber qué nos ha parecido el nuevo contenido de Ubisoft?

Far Cry 4: El Valle de los Yetis

Si Ubisoft debe estar orgulloso de uno de los títulos que lanzó a finales de 2014, ese es Far Cry 4. La saga de acción y aventura nos regaló una nueva entrega cargada de calidad que innovaba sin sacrificar por ello su esencia, y los fans subieron apreciarlo con grandes críticas que poco tenían que ver con las quejas relacionadas con otros de sus juegos, como Assassin's Creed Unity y Watch Dogs.

Tras algunos packs de contenido y el DLC "Escape de la Prisión de Durgesh", en el que teníamos que escapar de un amplia área en un tiempo límite y sin morir una sola vez, mañana llegará a nuestras manos "El Valle de los Yetis", un nuevo contenido que nos cuenta una nueva historia, enemigos nunca antes vistos, armas y desafíos. Adéntrate con nosotros en las misteriosas montañas del Himalaya.

Al igual que "Escape de la Prisión de Durgesh", "El Valle de los Yetis" es un contenido independiente de la campaña principal, al que se puede acceder a través del menú en cualquier momento. No hace falta que hayamos superado el juego principal, o que hayamos alcanzado algún punto en concreto. Este DLC nos muestra una historia nueva, relacionada con el juego principal, pero éste no es definitivo para entenderla.

Volvemos a controlar a Ajay Ghale, el joven protagonista de Far Cry 4 que se encuentra luchando contra el tirano Pagan Min junto al grupo rebelde "Senda Dorada". En este ocasión, Ajay se dirige a lo alto de las montañas del Himalaya, donde según los rumores hay soldados de Yuma realizando algún tipo de misión especial. Todo se trunca cuando el helicóptero donde viajan se estrella y el piloto desaparece, quedando Ajay solo.

Sin armas ni nada con lo que defenderse, Ajay deberá avanzar a través de las heladas montañas buscando una forma de sobrevivir. No tardará en encontrarse con unos misteriosos hombres que dicen pertenecer al Culto de Yalung, un demonio de leyenda que supuestamente habita en esas montañas. Los cultistas demuestran ser peligrosos y agresivos, presa de una locura casi mística, así que tendremos que enfrentarnos a ellos cada vez que nos los crucemos.

¿Pero qué hacen allí esos adoradores de Yalung? ¿Y dónde están los soldados enviados por Yuma? Como Ajay, pronto descubriremos que los cultistas van detrás de una reliquia mística que supuestamente otorga el poder de la inmortalidad. Una reliquia que no puede caer en sus manos, ni en las de Pagan Min, así que tendremos que recuperarla nosotros mismos.

Pronto descubrimos que los cultistas no son el único peligro. Las montañas están llenas de animales salvajes, trampas heladas y terreno inestable. Y lo peor, algo increíble a la vez que aterrador. Los aldeanos llaman a esa zona el Valle de los Yetis, que según su mitología son bestias temibles, aunque ya pocos creen en esos cuentos. Sin embargo, hay algo de cierto tras la leyenda.

Far Cry 4: El Valle de los Yetis

En "El Valle de los Yetis" tendremos que alternar exploración con combates y la realización de diversas misiones, como en el juego principal, pero además debemos defender nuestra única posición segura, una estación repetidora que arrebatamos al culto al principio de la aventura. Allí tendremos dónde almacenar nuestras armas y bancos de mejora donde "tunearlas".

Por ello debemos aumentar las protecciones de la estación. Lo conseguiremos cumpliendo algunas misiones secundarias especiales que hay repartidas por el mapa. Mantener el lugar seguro es fundamental, especialmente por las noches, cuando auténticas hordas de enemigos se lanzarán sobre ella. Debemos pensar estrategias para evitar estos ataques, como por ejemplo colocar minas alrededor de la torre que explosionen al contacto con los enemigos.

Far Cry 4: El Valle de los Yetis

El DLC trae seis misiones principales, en las que vamos descubriendo más detalles sobre el Culto de Yalung y lo que está ocurriendo en el valle. Además, entre misión y misión podemos explorar el mapa, algo de vital importancia, no sólo porque de esta forma encontraremos las misiones necesarias para mejorar nuestra estación repetidora, si no porque es la única manera de encontrar armas.

Sí, la gracia de "El Valle de los Yetis" es que empezamos totalmente desarmados y debemos buscar los arsenales que los soldados de Yuma han perdido por las montañas. Durante los primeros minutos de juego encontramos un arco, pero éste de poco nos sirve cuando nos encontramos con varios enemigos a la vez. Sólo explorando el mapa encontraremos mejores armas, con las que seremos capaces de defendernos de los cultistas y los poderosos yetis.

También hay que tener en cuenta que al principio del DLC habremos perdido todas nuestras habilidades, no sólo las armas. Tendremos que derrotar enemigos y ganar XP para volver a activarlas, aunque algunas estarán bloqueadas sin remedio. Aunque a algunos puede que esto no les guste, es un añadido interesante que vuelve el juego más desafiante y entretenido. Por supuesto, ganaremos XP más rápidamente que en el juego principal, de modo que podremos desbloquear antes nuestras habilidades.

far cry 4 El Valle de los Yetis

Durante la aventura nos enfrentaremos casi exclusivamente a los Cultistas y a los peligrosos Yetis, además de animales salvajes como lobos. Los cultistas y los animales son fáciles de derrotar si estamos acostumbrados al manejo de armas. Además, podemos aprovechar la inestabilidad del terreno para deshacernos de ellos, en algunas ocasiones. Por ejemplo, podemos derribar zonas nevadas sobre ellos, dejándolos sepultados.

El verdadero problema son los Yetis, básicamente porque son gigantescos y nuestras armas les causan muy pocos daños. Tenemos dos formas de enfrentarnos a ellos, o bien tirar de munición y explosivos hasta derribarlos, lo cual puede ser una ardua tarea, o bien jugárnosla con una estrategia que requiere menos balas, pero sí más riesgo.

La cabeza es el punto más débil de los Yetis. Disparándoles ahí les haremos más daño, y en un momento dado se tambalearán y se agacharán. Si en ese momentos nos acercamos por detrás podremos rematarlos con un golpe especial. Por supuesto, si el Yeti reacciona y nos pilla detrás suya nos machacará de un golpe, así que es mejor tener cuidado.

Al igual que en "Escapa de la Prisión de Durgesh" podemos jugar en solitario o en cooperativo. Si decidimos avanzar acompañados, nuestro compañero será Hurk, personaje conocido en otras entregas de la saga y que hasta ahora sólo había estado disponible en el modo multijugador.

Far Cry 4: El Valle de los Yetis

Conclusiones

"El Valle de los Yetis" es un gran añadido para Far Cry 4. No sólo nos permite jugar a seis nuevas misiones y enfrentarnos a enemigos de leyenda, sino que nos deja explorar un escenario totalmente nuevo, las montañas heladas del Himalaya, que se separan de la clase de mapas a los que nos acostumbramos en la campaña principal.

Además, la trama es muy interesante. Los Discípulos de Yalung son un auténtico misterio que apetece desentrañar. Además, a medida que avancemos nos toparemos con un par de giros bastante interesantes, que animan a seguir jugando.

Por si fuera poco, el DLC continúa en la línea del juego original en cuanto a gráficos, metodología de juego, etc. Escenarios impresionantes, una interacción con el entorno que muchos títulos querrían, etc.

En definitiva, "El Valle de los Yetis" es una ampliación de los visto en Far Cry 4, que aunque no incluye grandes novedades en forma de armas, habilidades o enemigos, sí que resulta más novedoso que el anterior DLC. Será por su ambientación, o su trama, pero entretiene más al jugarlo, y al terminar nos quedamos con un buen sabor de boca.

Far Cry 4: El Valle de los Yetis.

Lo mejor:

  • La trama es más interesante que la del anterior DLC. El Culto de Yalung supone un auténtico misterio que apetece descubrir.
  • Los Yetis. Son unos enemigos difíciles de vencer y muy desafiantes.
  • El nuevo mapa, ubicado totalmente en las montañas del Himalaya. Es un lugar helado y peligroso, a la vez que muy atractivo.

Lo peor:

  • No hay nuevas armas o habilidades que llamen la atención. Es más, algunas habilidades incluso permanecen bloqueadas.
  • Aunque tener que recoger armas y subir de nivel hacen el juego más complicado, tampoco hace mucha gracia tener que empezar de cero cada vez que probamos un DLC.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha