eldiario.es

9

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis de Mystery of the Mooil Rig. Lo nuevo de Sunset Overdrive está en medio del mar

Sunset Overdrive nos fascinó por ser una propuesta divertida y atrevida, con un estilo marcado y muy atractivo. Ahora toca destrozar hordas de nuevos mutantes con su primer DLC de pago, Mystery of the Mooil Rig. ¿Mantiene la esencia del original, o pierde fuelle? ¡Descúbrelo en nuestro análisis!

Sunset Overdrive

No hay duda de que Sunset Overdrive ha sido uno de los juegos más innovadores del año. El título de Insominac Games ha creado un estilo propio, con un sistema de juego alocado y regido por el caos más absoluto, un apartado artístico tan disparatado que es una delicia y un humor muy acentuado que recuerda a los clásicos del estudio.

Después de masacrar montañas de mutantes por toda Sunset City en un espectáculo de movimiento y color casi sin precedentes en consolas, llega el turno de viajar al archipiélago de Mooil Rig, una nueva área que está totalmente a nuestra disposición gracias al primer DLC de pago del juego, Mystery of the Mooil Rig.

 Sunset Overdrive The Mystery of Mooil Rig

Nueva isla, nuevas posibilidades

El DLC se desarrolla en Mooil Rig, una plataforma petrolífera que se alza sobre un pequeño archipiélago cercano a Sunset City. Cuando instalamos el contenido, las islas se añaden al mapa de la ciudad, sin embargo no podemos acceder directamente. Para iniciar las misiones del DLC tenemos que hablar con Bryllcream, uno de los personajes del juego principal, que nos contará que su hermana ha quedado atrapado en la plataforma y necesita que la rescaten.

Bryllcream nos llevará volando hasta la isla. Durante el camino nos damos cuenta de que, a pesar de la distancia con la ciudad (y estar rodeados completamente por el mar), los mutantes también han llegado a Mooil Rig. No sólo eso, sino que además son una nueva variedad de enemigos, todos húmedos y viscosos, que parecen haber salido de las profundidades del mar. Por si fuera poco, hay decenas de extraños huevos rosáceos que explotan al mínimo contacto repartidos por todo el escenario.

A partir de este momento tendremos que cumplir diferentes misiones que no varían mucho respecto a las presentadas durante el juego principal. Tenemos que llevar a algunas personas de un punto a otro, resolver pequeños puzles y, sobre todo, disparar a todo bicho viviente que se cruce en nuestro camino. Por ejemplo, en una misión tenemos que destruir todos los huevos rosáceos que hay en la plataforma. En este sentido el DLC no innova prácticamente nada.

 

Completar las misiones "importantes" del DLC no nos llevará más de 2 horas, pero entre que exploramos todas las posibilidades del mapa y realizamos las misiones y retos secundarios podríamos doblar ese tiempo. Además, gracias a que este contenido se incorpora al juego principal y no se debe jugar por separado, como ocurre con otros títulos, podemos ir alternando misiones y alargándolo todo lo que queramos.

La gran novedad introducida en Mystery of the Mooil Rig afecta a la forma en que nos movemos. En Sunset Overdrive nos desplazábamos por el agua a gran velocidad, como si fuéramos una lancha motora, pero antes o después acabábamos hundiéndonos. Ahora, gracias al DLC podemos interactuar con el agua de múltiple maneras, por ejemplo sumergiéndonos unos instantes para después salir dando un gran salto. Estos nuevos movimientos contribuyen a que la sensación de velocidad, uno de los principales atractivos del juego, no disminuya en ningún momento. Sin embargo no es más que eso, un par de nuevos saltos y giros que utilizar, que poco aportan al conjunto global del título.

 

Un estilo inquebrantable y un apartado técnico soberbio

Como ya comentábamos en nuestro análisis del juego principal, el apartado gráfico es una pasada. Sunset Overdrive era un espectáculo para los sentidos gracias al diseño de los personajes y escenarios, que además estaban trabajados y detallados de una forma muy correcta (exceptuando algunos pequeños detalles en las distancias). En este aspecto Mystery of the Mooil Rig no decepciona, ya que sigue conservando la calidad del original e incluye algunos nuevos y sorprendentes diseños.

Sunset Overdrive

Los diálogos, el estilo de las misiones y la forma de actuar de los personaje también siguen en la línea. El humor ácido está presente en todo momento, y es imposible avanzar durante la aventura sin que lancemos alguna carcajada.

Conclusiones

En resumen, Mystery of the Mooil Rig es un añadido interesante para Sunset Overdrive, más por los movimientos que introduce (que pueden emplearse en cualquier zona de la ciudad) que por la variedad de misiones que ofrece.

El DLC es entretenido, y resulta divertido moverse por la plataforma petrolífera exterminando nuevos tipos de mutantes, pero al fin y al cabo no dejar de ser "más de lo mismo".

Si te gustó la propuesta del juego original y no te cansas de recorrer Sunset City a toda velocidad dando caña a los enemigos, este DLC te encantará sin duda alguna. Si por el contrario buscas novedades importantes, puede que acabes algo decepcionado.

Sunset Overdrive nota

Lo mejor:

  • Los nuevos movimientos, que nos permiten saltar y sumergirnos bajo el agua mientras avanzamos. Da mucha variedad a la forma de moverse por el mapa.
  • Conserva el sentido del humor tan característico de Sunset Overdrive. El estilo de las misiones y algunos diálogos nos sacarán más de una risa.
  • El diseño artístico sigue siendo una pasada.

Lo peor:

  • No deja de dar la sensación de que estas misiones y movimientos podrían haberse incluido en el juego original. No parecen más que meros añadidos estéticos, más que un DLC completo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha