eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis OlliOlli 2: Wellcome to Olliwood, demuestra tu pericia sobre una tabla de skate

Roll7 nos enseña cómo debe ser una secuela ofreciendo un título desafiante, capaz de evolucionar desde lo visto en su predecesor sin perder ese toque indie/retro tan encantador.

OlliOlli 2

Sí, debemos mucho a los indies, y en especial a aquellos que han recuperado algo que por norma las grandes editoras han dejado completamente de lado durante los últimos años: situar al jugador ante un auténticodesafío, ante un reto ya sea mental o de pura y sana habilidad. Parece como si no nos quisieran poner demasiado a prueba, no vaya a ser que nos enfademos y tiremos el juego por la ventana como niños mal criados.

Por suerte que tú te puedas enfadar a un indie le importa poco o nada –quizás porque sus juegos suelen ser digitales y no pueden volar ventana abajo–, y es así como nacen ciertas propuestas que te exigen pensar a toda velocidad antes de actuar, como el genial Limbo; en las que cada mínima decisión que tomes puede ser catastrófica, como el español Gods Will Be Watching; o en los que el menor desliz al pulsar un botón puede hacer que te des de morros contra el suelo, como OlliOlli y su secuela, un OlliOlli 2: Wellcome to Olliwood que hoy analizamos.

Teniendo en cuenta que se trata de un videojuego de skate, o más bien que usa la excusa del skate para ponernos a prueba, no podemos empezar este análisis sin mencionar al mítico Tony Hawk Pro Skater de Neversoft y su secuela. Sí, que sepáis que el nombre de estos dos juegos de finales de los 90 y comienzos de los 2000 saldrán más de una vez a colación, y no sólo por el hecho de ser el baluarte de los videojuegos de skate, sino también porque, dejando a un lado las notables diferencias, el salto establecido por el estudio Roll7 para OlliOlli 2 respecto al original comparte ciertos paralelismos con el provocado por Neversoft con Pro Skater 2.

Pocas veces suele haber una evolución notable entre un juego y su secuela, más aún cuando entre uno y otro tan sólo hay año y medio de distancia. Pero de vez en cuando ciertos desarrolladores demuestran ser capaces de dar un paso fuera de esa línea segura marcada por la falta de innovación, llegando a crear algo fresco sin echar por tierra lo mejor de su propuesta original. No, desde luego que OlliOlli 2 no cambia de género ni pasa de las dos dimensiones a la realidad virtual, pero cuenta con suficientes elementos propios como para que incluso aquellos que cataron a su predecesor sientan que, por su bien, deberían no perder de vista las primeras fases de aprendizaje.

Estamos ante uno de esos juegos que nos exige ser tan rápidos con la vista como decididos con el cerebro y hábiles con los dedos. Es decir, en cuanto nuestro monopatín empieza a rodar, tenemos que tener todos los ojos puestos en el escenario, porque el menor error de planificación en nuestros trucos puede suponer perder muchos, muchos puntos. Hay que tener visión periférica en un juego endiabladamente rápido, siendo rápidos a la hora de elegir la acción más conveniente en cada momento teniendo en cuenta los riesgos. Y si hacemos esto bien, el resto ya depende de lo hábiles que seamos con los dedos a la hora de ejecutar los comandos necesarios. Ya os avisamos de que más de uno puede acabar con algún tipo de luxación en el pulgar.

Claro que a OlliOlli 2 puede jugar cualquiera. Puede jugar tu sobrino en un estado híper azucarado o tu padre mientras tiene el otro ojo puesto en el partido. En dicho sentido es como los juegos de carreras o de luchas: por norma cualquiera puede jugar, pero sólo los más aplicados consiguen sacarle todo su jugo; sólo los más instruidos saben qué botones pulsar en cada momento y porqué hacerlo.

La idea básica es ir siempre a por la mayor puntuación posible, tratando de recorrer todo el escenario realizando una sucesión de trucos perfectamente encadenados. De esta forma podemos llegar a realizar un combo infinito, y a mayor dificultad de nuestros trucos, mayor puntuación obtendremos. Es por ello que la satisfacción provocada por completar un escenario casi perfecto es inversamente proporcional al chasco que supone caerte tontamente en el último momento.

OlliOlli 2 Welcome to Olliwood

¿Y cuáles son los famosos cambios que encontramos respecto a su predecesor? Pues la inclusión de los ‘manual’ y los ‘reverts’, dos técnicas de skate insertadas en el juego para que podamos enlazar a la perfección nuestros trucos. A priori puede parecer una chorrada, pero a nivel jugable supone un cambio drástico, capaz de abrirnos un nuevo mundo de posibilidades mientras atravesamos los escenarios al igual que sucedió con Tony Hawk Pro Skater 2.

Otro gran cambio lo encontramos en el diseño de los niveles, ahora cuidado con gran mimo por sus responsables para ofrecer una buena variedad de recorridos pese a ser en dos dimensiones, con diferentes alturas y caminos alternativos. De esta forma podremos llegar a un punto en el que, inesperadamente, nos encontramos deslizándonos cuesta abajo a una velocidad endiablada, con la única salida de saltar al vacío. Y más nos vale clavar la caída, algo que también se hace de forma manual, si no queremos acabar con nuestra buena racha.

OlliOlli 2 es uno de esos juegos que quiere fomentar el pique gracias a las tablas de clasificación online. Por un lado tenemos el Grind Diario, modo que nos propone alcanzar la máxima puntuación en un ‘grind’ con una única ocasión al día para dejar la huella entre la comunidad del juego; mientras que por el otro tenemos los Enclaves, los cuales nos proponen realizar la mayor puntuación posible en todo un nivel con plena libertad de movimientos. Por otro lado, existe en camino un modo multijugador a pantalla partida denominado Combo Rush que por ahora no está disponible.

A nivel visual, el cambio también es más que evidente. Todo está mucho más cuidado, dejando atrás los píxeles tamaño XXL del original para apostar por la nitidez sin perder ese toque retro, ofreciendo así unos escenarios muy detallados y coloridos inspirados por diferentes películas de Hollywood. También se han modificado ciertas indicaciones, permitiendo que sea un título más atractivo y accesible a la hora de enterarnos de lo que está ocurriendo ante nuestros ojos cuando alcanzamos cierta velocidad.

OlliOlli 2 Welcome to Olliwood

En definitiva, no podemos más que agradecer el énfasis de Roll7 por tratar de ofrecer un nuevo desafío, más aún cuando está inspirado en un mundo, el del skate, que a muchos de nosotros nos trae recuerdos de juventud muy queridos, ya sea por nuestras viciadas a los primeros Tony Hawk’s o por el hecho de haber intentado subirnos a una tabla real con no muy buenos resultados. La evolución respecto al original es evidente, y eso también se agradece enormemente, más aún a sabiendas de que se podrían haber limitado a meter nuevos niveles y pegarle un pequeño lavado de cara como hacen muchos otros.

¿Lo mejor de todo? Que puedes disfrutar OlliOlli 2 en la profundidad que tú elijas, ya sea para echar el rato en el bus gracias a su versión para PS Vita o bien para tratar de superar tu marca personal y la de tus amigos dejándote los dedos frente a tu Playstation 4. Es más, en cuanto aterrice el modo multijugador local tendrás la ocasión de ver como el más inexperto de los jugadores te deja por los suelos haciendo el chorra con el mando mientras tú intentas ejecutar a la perfección el truco definitivo, tal y como ocurre con los juegos de lucha. ¿Qué más se puede pedir?

Pues se puede pedir que sea gratis, algo que también se cumple en parte, dado que los usuarios de Playstation Plus, servicio de pago obligatorio para jugar online en PS4, pueden descargarlo sin coste adicional durante este mes de marzo. Ah, y además es un juego Cross-Buy y Cross-Save, por lo que si te lo pillas en PS4, puedes continuar jugando en Playstation Vita cuando sales de casa.

OlliOlli 2

Lo mejor:

  • Desafiante en todos los niveles, pero también divertido para jugar sin preocupaciones.
  • Establece una clara evolución desde su predecesor gracias a nuevos movimientos que nos permiten realizar combos infinitos.
  • El pique está garantizado gracias a los diferentes retos online.
  • El lavado de cara a nivel visual es más que bienvenido, ofreciendo un acabado más accesible, vistoso y colorido.

Lo peor:

  • ¿Dónde está el multijugador a pantalla dividida? Nos parece un extra que puede aportar muchísimo al juego.
  • Si no eres de esos jugadores que le ven el lado bueno a la exigencia, no obtendrás la misma recompensa. Tu experiencia con OlliOlli 2 quedará reducida a la mitad.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha