eldiario.es

Menú

“Nuestros libros invitan a aprovechar la vida a fondo y disfrutar el momento”

Luis León Barreto y Rosario Valcárcel, una pareja de escritores “atrevida”, acaba de publicar en formato “dos en uno” Cuentos traviesos y Cuentos gozos.

- PUBLICIDAD -
Rosario Valcárcel y Luis León Barreto invitan a disfrutar de la vida. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Rosario Valcárcel y Luis León Barreto invitan a disfrutar de la vida. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Juntos en la vida y en la literatura. Los escritores Luis León Barreto y Rosario Valcárcel, una pareja de intelectuales “atrevida”, se han dado un abrazo literario eterno, se han fundido en un libro en el que celebran la existencia y alejan la muerte con cuentos traviesos y gozosos. “Este proyecto viene desde hace unos cuatro años, nos ilusionaba, y es un formato que en Canarias se utiliza muy poco, hacer dos libros en uno, con dos portadas, un libro doble, un dos por uno, con más de 400 páginas y más de 100 cuentos, creo que hemos volcado casi lo mejor que tenemos”, asegura Luis León Barreto en una entrevista con La Palma Ahora. “La iniciativa nació de Luis, un deseo que yo interpreté como una demostración de amor que se prolonga en la literatura, que es en definitiva donde confluye todo: lo que somos y cómo pretendemos llegar a mostrarnos a los demás a través de nuestras emociones más íntimas, de nuestras palabras”, dice Rosario Valcárcel, pionera de la literatura erótica en el Archipiélago. 

Cuentos traviesos y  Cuentos gozosos son los títulos de los libros de Luis León Barreto y Rosario Valcárcel, que se publican conjuntamente en un mismo volumen, abrazados. “Es un libro que se complementa mucho porque Rosario tiene una línea diferente a la mía”, asegura Luis. “He incluido algunos cuentos que tienen más de 50 años, de cuando yo estaba estudiando en La Laguna, pero hay también otras cosas más recientes, con una mezcla de realismo y sueños, fantasía; unos buscan la risa, otros la reflexión -la mayor parte-, otros han salido de la violencia de género, del suicidio o de la memoria rural -ambientados en La Palma- y otros suceden en lugares lejanos que hemos visitados en diferentes viajes”, detalla. “Es también un homenaje a los grandes autores que han escrito cuentos cortos y sobre todo a Julio Cortázar”, añade. “Ha quedado bastante sugestivo, a la gente le está gustando ese tono desenfadado, fresco, y diferente a lo que se suele publicar”, apunta. 

En el libro de Luis hay “un acento existencial”. “El paso del tiempo me genera una especie de melancolía por lo que voy dejando atrás y una necesidad de practicar lo que los clásicos llamaban el carpe diem, aprovechar el día, el momento, porque uno va cumpliendo años y se acorta el plazo; la cantidad de amigos que ya se han ido te hace pensar que la vida es muy efímera, muy rápida, que estamos en un mundo muy efervescente pero también bastante caótico por las cosas contradictorias que suceden”. “Creo que el mensaje debe ser aprovechar la vida a fondo, aprovechar cada día, ese es el proyecto nuestro, creo que somos una pareja un poco especial, o diferentes, un poco atrevidos también, en cuanto a que hacemos cosas que otros no hacen, nos gusta mucho viajar, leer, y sobre todo vivir”, afirma. 

Luis León Barreto cree en la literatura como arma para hacer frente a la angustia existencial. “Creas un mundo paralelo, un mundo tuyo, un mundo propio, ficticio, y de alguna manera en ese mundo te sientes muy bien; yo cuando mejor me siento es cuando tengo una historia bien trabada y la estoy trabajando y progresando con ella”, confiesa. También tiene fe en los deseos porque “ayudan a mantenerte vivo”. 

En Cuentos gozosos Rosario revela “historias sobre la memoria, secretos sobre las calles en donde jugaba de pequeña, la playa, el mar… pero también está presente en mi literatura el cine, la adolescencia y el enamoramiento. Voy al encuentro de esa infancia que Benedetti llama el paraíso perdido; quizá porque es la primera memoria, y la última que se pierde, o porque yo nunca quise salir de mi infancia”, indica. “Pero también hay relatos sobre los dominios de Afrodita: el placer y la carnalidad; encontramos a Eros transformado en Tánatos, a la felicidad que se extingue, y no queda más que el sufrimiento, el vacío y la desolación por la que pasamos algunas veces”. Rosario explora “los abismos de lo humano, los pensamientos ocultos y las emociones de los personajes”, y se muestra convencida de que “el amor y el sexo pueden salvarnos”. 

El libro se presentó el pasado este jueves en Los Llanos de Aridane y el próximo martes, 19 de diciembre,  a las 20:00 horas, se dará a conocer en la Sociedad Cosmológica de Santa Cruz de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha