eldiario.es

Menú

“En el disco ‘Catana Dos’ adquirimos el compromiso de cantar la verdad”

Carlos Catana y Margarita Galván acaban de editar juntos su primer trabajo discográfico, una obra “existencialista” en la que “la palabra es lo fundamental”.

- PUBLICIDAD -
Margarita Galván y Carlos Catana acaban de editar su primer trabajo discográfico. Foto. KAROLINA BAZIDLO.

Margarita Galván y Carlos Catana han editado su primer trabajo discográfico. Foto. KAROLINA BAZIDLO.

Una fusión sin anular la individualidad. Margarita Galván, pianista clásica que habita en el mundo impresionista, y Carlos Catana, rockero que se alimenta del universo simbolista francés, acaban de editar juntos su primer trabajo discográfico bajo el título Catana dos. “Lo que hacemos realmente es fusionar dos estilos, yo he cantado durante 36 años rock pero al fusionarme con Margarita Galván voy más allá del rock, más arriba, mi trabajo es realmente poético, muy simbólico”, ha señalado a La Palma Ahora Carlos Catana. “Yo diría que es un disco musicalmente impresionista y poéticamente simbolista”, precisa. 

El título del trabajo, Catana dos, lo explica Carlos. “Somos dos personas, pero individuales; Margarita ejecuta y lleva su trabajo a Margarita Galván, propiamente, y yo, como Carlos Catana, ejecuto de forma individual y lo llevo a mi terreno”. 

Para Margarita Galván, profesora de piano de la Escuela Insular de Música, ha sido “muy fructífero grabar juntos, nos ha dado más conocimiento musical del que teníamos, una experiencia muy enriquecedora para ambos”. “No hemos tenido ninguna dificultad a la hora de la fusión porque el mundo del rock, de donde viene Carlos, y el mundo del clásico, de donde procedo yo, tienen bastante que ver; de hecho, mucho de los grandes pianistas de rock, como Ray Manzarek, del grupo The Doors, vienen del mundo clásico”, recuerda. “Encajamos como músicos y como personas, hay feeling, cada uno ha aportado su experiencia”, asegura. 

“Cuando uno trabaja con una persona como Margarita Galván, con una profesional, todo se convierte en una aventura, es una mujer disciplinada, con una gran técnica musical y un gran conocimiento de armonía; es una maravilla meterse en un estudio con alguien que tiene técnica y conocimiento; Margarita, cuando ejecuta, lo hace con mucho corazón”, manifiesta Catana, y agrega: “Nos hemos fusionado bien porque ya llevábamos tiempo tocando juntos, estuvimos trabajando en Bota de Actor y cuando se terminó el proyecto ensayamos y seleccionamos temas”. “Marga me ayudó en arreglos y armonía en temas que yo tenía y compuso algunas canciones para unificarlas conmigo”, detalla. 

Margarita Galván hunde sus raíces en la Escuela Impresionista. “Estudié en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid porque quería trabajar con mi maestro, Guillermo González, que es uno de los grandes pianistas de España y del mundo, especializado en compositores impresionistas”, señala. “El impresionismo no es solo un estilo musical sino también artístico, donde se crean atmósferas a través del sonido, y eso es un poco lo que yo he tratado de plasmar con mis arreglos y con la palabra, que es lo esencial de este disco; a mí me ha inspirado la palabra de Carlos y de otros poetas”, afirma. “La palabra para mí ha sido fuente de inspiración, he adquirido un compromiso a través de la música, quiero comprometerme con este mundo tan desmoronado, del que hay mucho que decir y que denunciar”, subraya. 

Margarita Galván y Carlos Catana en el Espacio Cultural Aguere de Tenerife. Foto: JAVI FELIPE.

Margarita Galván y Carlos Catana en el Espacio Cultural Aguere de Tenerife. Foto: JAVI FELIPE.

Catana viene del rock. “Llevo 36 años en el rock, me he curtido en cuartos de ensayo y haciendo conciertos en locales y en carretera, ese ha sido mi estudio, cuartos de ensayo y ejecutar en directo; mi formación poética es simbolista, de los poetas franceses”, apunta. La crítica atribuye a este músico palmero influencias de los franceses Rimbaud y Baudelaire, pero también de la generación Beat, Bob Dylan, Jim Morrison, Lou Reed o Patti Smith. “Marga tiene una trayectoria de música clásica impresionista, así que este disco va más arriba del rock, es una fusión de dos estilos diferentes que en el fondo son lo mismo porque la música clásica tiene que ver mucho con el rock; los grandes pianistas de la historia del rock vienen de los conservatorios, no hay mucha diferencia entre Beethoven y Chuck Berry”, sostiene Catana, quien ha sido vocalista y compositor de Facies, Paraíso Animal, Eso Es y Bota de Actor. Eso Es grabó el CD La vida es así en Berlín, producido por Bernhard Potschka, guitarrista de Nina Hagen Band. En solitario, Catana ha grabado los trabajos discográficos Escrito en la piedra, producido por Bis González, guitarrista de Species, y Hasta nunca, de Bota de Actor. En el disco junto a Margarita Galván, en el que pone voz y armónica, ha tenido una nueva experiencia. “Es la primera vez que me he desnudado completamente ejecutando y cantando sobre un piano; el disco lo he hemos hecho de un tirón para que cada tema no perdiera su alma; queríamos que fuera un trabajo totalmente en directo, se grabó en unas cuatro horas y fuimos a piñón fijo, si nos equivocábamos en una canción, la repetíamos de nuevo”, relata, y comenta con un punto de humor: “Me afinó un poco el whisky y las dos cervezas que me eché, porque una copa de whisky te da sentimiento, te ayuda a rajar la voz, y las dos cervezas te quitan los nervios”. Para Margarita, pianista también del Trío Confluencias, este ha sido “un disco desnudo, de piano de cola y voz, y en el estudio no ha habido ningún corta-pega, es la realidad, lo que se refleja en el disco es la realidad de cómo se grabó”.

Catana dos, que se presentará el próximo 14 de junio, a partir de las 21:00 horas, en la Casa de la Cultura de Los Llanos de Aridane, recoge 12 temas compuestos, en su mayoría, por Margarita Galván y Carlos Catana, aunque también incluye “algunos de otras bandas que yo tuve, como Bota de Actor”, indica Catana, quien ha seleccionado “algunos poetas palmeros como Domingo Acosta Guion, Félix Francisco Casanova, Severiano Martín Cruz y Juvenal Machín, además de poesía mía”. En este trabajo discográfico, que ha sido autofinanciado, hay un homenaje muy especial al barloventero Leocadio Ortega, a quien Catana considera “uno de los grandes poetas que ha tenido Canarias”. “Le he escrito un tema para él, musicado por los dos, Canción para Leocadio Ortega, quería nombrarlo porque es el gran olvidado en la poesía canaria, siendo uno de los más grandes”, insiste. 

El disco ha sido grabado, mezclado y masterizado en Guamasa Estudios por Ayose Hernández, con el asistente técnico de sonido Joaquín Fabra. “Tanto con Ayose como con Joaquín hubo un buen rollo, respeto, fue un trabajo muy serio porque ellos son dos grandes técnicos de sonido”, apunta Catana. Yotty Delgado es el editor y productor del CD para el sello canario Los 80 pasan factura

Margarita se muestra agradecida por “el cariño” que han puesto algunos de sus amigos artistas en Catana dos, y en concreto cita a la creadora multimedia Lilith Pereda (autora del dibujo de portada y contraportada), la fotógrafa Carolina Bazidlo (foto de carátula) y la peluquera Carmen Asencio ( make-up). El disco también incluye frases del escritor Luis León Barreto y de la poetisa Leocricia Pestana. “Queríamos hacer un trabajo absolutamente palmero”, remata Catana. 

Catana dos narra “la vida en sí, es un trabajo existencialista, cuenta sentimientos, situaciones que uno vive, emociones, habla de la vida, del amor, de la soledad, es un trabajo que busca la integridad con uno mismo, por eso también tiene el título de dos, porque en la integridad hacia uno mismo, hacia su propio interior, es muy importante la individualidad, porque la individualidad no es egoísmo, todo lo contrario, cuando uno es individual y no forma parte de la masa, no es ganado, empieza a ser una persona capacitada para encontrar la unidad o la amistad”, expone Carlos. “La selección de poesía y de letras de este trabajo está muy estudiada porque no quiere cantar negatividad, es un disco poéticamente positivo; cuando una persona sube a un escenario y ejecuta música para que alguien la escuche, creo que hay que transmitir una buena vibración y palabras que te ayuden a caminar en la vida”, defiende. “Visto lo que está pasando en estos tiempos, es el momento de buscar la verdad en uno mismo para decirle a la gente cuál es tu verdad, y así que cada uno encuentre su propia definición de autenticidad porque estamos inmersos en una gran mentira global y es el momento de empezar a caminar con la verdad; Marga y yo tenemos el compromiso de cantar la verdad”, concluye Catana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha