eldiario.es

9
Menú

Las Pymes y sus matices

Quisiera recuperar un viejo artículo escrito en noviembre de 2014, hace ya cuatro años, incorporando nuevos datos actualizados. Considero pertinente introducir este debate, puesto que en los discursos políticos de muy diverso signo es frecuente escuchar hablar constantemente de las pequeñas y medianas empresas. Pero ¿Es lo mismo una pequeña empresa que una mediana empresa? ¿De qué hablamos exactamente? Y lo más importante ¿representan acaso a la mayoría de la población? 

Existe una extraña tendencia del trabajador autónomo o de las personas que llevan un pequeño negocio a identificarse a sí mismas como empresarios con los mismos intereses que un gran empresario e incluso los que pudiera tener Amancio Ortega o cualquier empresa del IBEX 35 o las representadas por la CEOE. Tanto más es preocupante cuando algunos llegan a culpar de sus problemas no a determinadas cargas impositivas, alquileres, etc. sino a unos supuestos privilegios de trabajadores y trabajadoras. Así vemos cómo, precisamente cuando más derechos laborales ha perdido la clase trabajadora y peor es su situación, una gente que no es dueña de ninguna multinacional, y cuya situación económica no es tampoco para tirar voladores, defendería eliminar salarios mínimos, seguridad social, indemnización por despidos y pagar unos sueldos de miseria. Unos pequeños empresarios que, en muchos casos, han sido también trabajadores asalariados en algún momento, pero cuyo sistema de valores suele ser contrario a la defensa de los derechos de la mayoría social.

  El sistema ha sabido jugar muy bien su baza, no debería escapársenos que los intereses de quien tiene un pequeño comercio no son ni serán los mismos que quienes tienen una cadena de supermercados o centros comerciales. A todo esto está la tramposa categoría de Pequeña y Mediana Empresa, también conocida por las siglas PYMEs. Digo tramposa porque una empresa con 149 personas empleadas es considerada una mediana empresa ¿acaso es igual la situación de dicha empresa con la de un bar o tienda con tres o cuatro personas trabajando, incluida la dueña de dicho negocio? Y quien hace la ley, hace la trampa, así muchas grandes empresas subdividen su negocio en varias pymes para evitar, entre otras cosas, que los trabajadores y trabajadores puedan agruparse en sindicatos y defender mejoras laborales. De hecho, los criterios para clasificar a una empresa como pequeña, mediana y grande varían en cada país, teniendo en cuenta en algunos casos el número de personas empleadas y en otros las ganancias o ingresos.

Seguir leyendo »

Día Mundial de la Seguridad Alimentaria. 17 de noviembre

Seguridad Alimentaria: este concepto hace referencia a la disponibilidad de alimentos, el acceso de las personas a ellos y el aprovechamiento biológico de los mismos.

Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la alimentación)  la seguridad alimentaria se da cuando todas las personas tienen acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable.

El concepto de seguridad alimentaria surge en la década del 70, basado en la producción y disponibilidad alimentaria a nivel global y nacional. En los años 80, se añadió la idea del acceso, tanto económico como físico. Y en la década del 90, se llegó al concepto actual que incorpora la inocuidad y las preferencias culturales, y se reafirma la Seguridad Alimentaria como un derecho humano.

Seguir leyendo »

Te miraré en los ojos que con amor te miren

Existe un día feliz en el que logro escribir algo y en ese momento me acerco de alguna manera al lugar donde he imaginado a Luis, ya sea en el beso de mi abuela o cuando lo veo sentado en su sillón creyendo y afianzando un mundo bueno. O cuando logro ver una mariposa volar y disfruto con la fábula de que puede ser él. O en la música de sus manos sobre el piano y la palabra que logra ser lágrima en la certeza de una mirada con otra antes del abrazo. O cómo perder maravillosamente el tiempo que nunca fue. O finalmente, la creencia en el amor porque jamás voy a saber lo que es. 

Entonces le he escrito esta carta, como tantas otras en las que fantaseábamos con la suelta de la utopía como palomas. 

Necesito observar todo el tiempo que la vida es algo que se nos ha dado, bien sea desde algún dios o desde algún proceso natural de coincidencias. Y sé que he escrito demasiadas veces que de lo posible se sabe demasiado, y que prefiero creer en lo que no lo es.  Pero quiero sentir, al menos en un segundo, que puedo tocar algo que consideramos inalcanzable. Creo en el soñador y la soñadora que alientan a un mundo mejorable, sin destruir a nadie ni nada de lo que hemos hecho hasta ahora. Creo en el ser primitivo que cuida la tierra que pisa, y construye para el otro. Y creo que en el lado bueno de la vida hay un espacio en el que cabemos todas. Y que jamás empuñaré un arma para odiar al que no piense de este modo. Ni pretendo hacer creer a nadie que la única manera es esta. Es una más, entre tantas que hacemos y que no se ven porque hemos sufrido demasiado y no hemos comprendido que ese dolor forma parte y nos hemos hundido en la herida en vez de recordarla. 

Seguir leyendo »

Hospital de Dolores

Pili es una persona que he visto tres veces.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

La primera me dio una impresión abrumadora, quizá por falta de costumbre al comprobar que halaga algo que tienes, que no te dicen. Que tampoco tienen por qué hacerlo.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

La primera vez no supo dónde había puesto el bolso. En ese sentido tenemos algo en común, pero no todo. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Seguir leyendo »

Canarias, en cabeza de los divorcios

Desde hace tiempo sabemos que Canarias figura en los primeros puestos de índices sociales poco favorecedores, así el fracaso escolar y asimismo el hecho que, tras la crisis económica, tengamos muy probablemente la peor sanidad del Estado, una sanidad que de por sí ya era precaria y que ha ido siendo desmantelada año tras año por la falta de contrataciones y la fuga de profesionales al sector privado. Tenemos el dudoso honor de ser una de las regiones donde se da un importante porcentaje de madres adolescentes, y en cuanto a la adicción al juego  tampoco presentamos buenos números, con el incremento de la ludopatía juvenil. En el capítulo de separaciones y divorcios seguimos en cabeza, cada año las cifras lo confirman. Dicen los psicólogos que a los siete años de vida en común de una pareja suele producirse una crisis de dimensiones más o menos graves según las situaciones. El cansancio, la rutina, los factores económicos, el pago de la hipoteca, las posibles infidelidades, etc. son factores que contribuyen a esa crisis. De acuerdo con las estadísticas recién publicadas, el número de demandas de disolución matrimonial, esto es separaciones judiciales y divorcios, se ha incrementado en un 1,7 por ciento en el segundo trimestre de este año respecto al mismo periodo de 2017, y Canarias es la comunidad autónomo que registra mayor tasa de rupturas, frente a Castilla y León, que tiene la tasa más baja.

Estos datos han sido publicados por el Consejo General del Poder Judicial, que especifica que en toda España se han registrado 17.077 demandas de divorcio consensuado por ambas partes, que equivalen a un 0,1 menos que en el mismo trimestre del año anterior y 11.986 de divorcio no consensuado, un 4 por ciento más. Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado aquí, con 7,7; seguidamente viene la Comunidad Valenciana, con 7,5, Cataluña, con 7, La Rioja, con 6.9,m Andalucía y Baleares, las dos con 6,8 y Murcia, con el 6,7. Por debajo de la media nacional, que es del 6,5, se sitúan Castilla y León, con el 4,8; Aragón, con el 5,2 y País Vasco, con el 5,3.

Hay aproximaciones y estudios a este fenómeno de las rupturas matrimoniales. Así, según www.caracterurbano.com existen tres causas principales de los divorcios en nuestro país: 1) la ausencia de compromiso, o de valores; 2) la infidelidad cuando aparece una tercera persona, y 3) la superficialidad y el lado oscuro de los humanos, con el influjo de las nuevas tecnologías. Se estima que vivimos en una sociedad de consumo rápido, en la que queremos cumplir nuestros deseos, ya. Esto viene potenciado por el auge de los valores individualistas, que ha promocionado una cultura basada en el deseo de hedonismo, el disfrute máximo de la vida sin tener en cuenta otras circunstancias. Ahora hay factores nuevos, como la incorporación de la mujer al mundo laboral, su mayor independencia, su menor aguante, y además está el hecho de que se opta por la evitación de problemas a las primeras de cambio, ya que lo que antes se contemplaba como una oportunidad de transformación y crecimiento personal da paso a situaciones que la pareja considera insuperables, llegándose a la ruptura. Se tiene la impresión de que las nuevas parejas tienen menos paciencia a la hora de intentar resolver sus conflictos, y acuden con  facilidad a las nuevas soluciones jurídicas, como el llamado “divorcio exprés”, que propician el proceso de disolución. Tradicionalmente Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana se sitúan a la cabeza de las separaciones y divorcios, y habría que preguntarse si el hecho de ser regiones turísticas pudiera facilitar las crisis de las parejas. En el lado contrario, donde se dan menos divorcios, está la España interior, así Castilla-León y Aragón, donde quizá se mantengan más los valores tradicionales. Además existe un importante índice de despoblación en esas comunidades.

Seguir leyendo »

Una medalla para un artista

Para desarrollar una vida artística en plenitud no hay que vivir bordado de pedrerías y lentejuelas en capitales. 

Por todos los trozos de terrenos llamados municipios en que se fragmenta el Archipiélago canario, han surgido hombres y mujeres a lo largo de todas las generaciones que no han podido vivir sin la creación ni han pensado nunca en recibir elogios ni méritos, simplemente la necesidad de expresar su sentimiento. Tal es el caso de Santiago González Mederos. 

El Paso, esta pequeña y bella ciudad de La Palma, donde el verdor intenso del pinar pone una nota cálida entre el jugueteo de la brisa lánguida en cascada, comenzó su historia hacia el 1837, ha dado muestras glorias del buen hacer de muchos artistas, gente de pueblo, creadores, en muchos casos con apenas estudios elementales, gente que desde niños se han volcado en colaborar en los actos organizados. 

Seguir leyendo »

Leer y escribir

Peregrino en la rutina de los días, con las gotas de lluvia arañando los cristales, un libro –como casi siempre- me rescata de la monótona y gris indiferencia. No lo firma un gran autor, ni es un thriller cargado de suspense que me enganche con funestos sinsabores… No es eso. Con la llegada del otoño y las primeras escaramuzas del nuevo curso escolar, han caído en mis manos “Las super-historias de cuentos de la Breña Baja Mágica”. Les diré que ha sido el producto del I Taller Infantil de Fomento de la Lectura para toda la Familia, coordinado por la periodista y escritora Julieta Martín Fuentes, y maquetado por Beginbook Ediciones. Gracias al empuje de Ana Trujillo Hernández, concejala de Cultura de la villa de Breña Baja, se ha podido plasmar en un libro la esencia de un taller que aspira a tener continuidad en nuevos cursos escolares. Esta publicación es el faro encendido que muestra el camino a futuras experiencias, un mensaje supremo de cultura, en una simbiosis de asombro y de ternura.  Un trabajo desarrollado por niños y niñas, cuya concepción del mundo permanece todavía entre la candidez y la inocencia. Es decir, en esa sencillez donde radica lo sublime y su grandeza. Allí, donde la prosa musical, lejos de la tensión narrativa de los adultos, nos cuenta cosas, retrata personajes y refleja de pleno la curiosidad argumental de estos escolares con imágenes literarias que, en algunos casos, invitan a detenerse, a volver las páginas con lenta sorpresa. Algunos textos nos parecen caricias que nos ayudan a encontrar la paz exacta y nos hacen olvidar el peso existencial en el que nos movemos buscando una perfección inalcanzable. Ojeando los breves e ingenuos escritos de estas criaturas, quienes ya somos padres y abuelos sentimos vibrar los mecanismos subconscientes de la emoción y si, además, hemos nacido en Breña Baja, no podemos menos que ensalzar la tarea realizada por Ana y Julieta. No podemos menos que sentirnos orgullosos de pertenecer a un pueblo culto, que ha de valorar en su justa medida a los artífices de la idea.  Julieta Martín ha sabido ganarse a padres y madres despertando la naturaleza imaginativa de niños y niñas, hasta hacerla galopar potenciado la luz de sus mentes infantiles; criaturas, curiosas en su inocencia, que han evocado la frescura de sus sueños y los han descrito, negro sobre blanco, con un toque de serenidad y ternura en un parto de letras y colores. Ana Trujillo y Julieta Martín han sido capaces de idear un espacio donde soñar y jugar con los niños leyendo y escribiendo sus propios cuentos, con imaginación y creatividad para cambiar el mundo, han convertido en real lo que hace unos meses era sólo un deseo. Con este taller, el horizonte de los escolares de Breña Baja se ha alargado por campos de estrellas para una Navidad complicada, y por escenarios llenos de cenicientas, zapatos perdidos y lobos con alma. En este libreto sencillo y sin grandes pretensiones, hemos visto plasmada la ilusión y la dicha sempiterna de los pequeños escolares, quienes con ese mundo interior que nunca engaña, han encontrado en Julieta Martín, paralelamente a sus tareas educativas, una especial inclinación a la lectura y  la escritura: una llamarada de sol que esperamos que nunca se apague.    

Julio M. Marante

Seguir leyendo »

La Playa de La Salemera y María Rosa Herrera

El pasado mes de septiembre se celebró en la Playa de La Salemera, en la villa de Mazo, La Palma, las fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen.

Imagen de archivo de la exhibición de fuegos artificiales acuáticos en la playa de La Salamera (Mazo).

Imagen de archivo de la exhibición de fuegos artificiales acuáticos en la playa de La Salamera (Mazo). JOSÉ AYUT

Al llegar a la playa escuchamos el sonido de batería, de guitarras. El sonido de un grupo musical, creo que era Libertad y Saoco, medían el ritmo mientras algunas parejas bailaban bien agarraditos. Y en medio de ese sabor de verbena, de silencios y promesas, de oraciones y cantos de amor hacia La Virgen del Carmen, celebramos la Eucaristía en la misma playa y acompañamos la procesión por los caminos formados por arena negra, junto a la Asociación y vecinos que hacen posible la Fiesta.

Más tarde en la oscuridad más profunda de la noche, yo miraba las estrellas, cuando, de pronto escucho un eco en el mar y observo como los vecinos y amigos  corren, se acercan a la orilla, gesticulan alegres, contemplan unos fuegos que surgen, igual que Venus, del océano. Me deslumbran porque eran como géiser humeando, crujían, volaban como columnas de sueños y, casi sin darme cuenta, me asomo a aquellos fuegos acuáticos de mi Playa de Las Canteras.

Seguir leyendo »

Proliferan en Canarias las universidades privadas

Está claro que nos gusta el american way of life. Lástima que de los Estados Unidos normalmente solo importamos lo más anecdótico o lo más hortera, lástima que no copiemos sus serias universidades o su capacidad de investigación, su empeño por el avance tecnológico, la capacidad de mecenazgo de sus millonarios, que hacen tantísimas donaciones a las instituciones que valen la pena como universidades, museos, bibliotecas. Cuánto quisiéramos poder imitar la fuerza de su innovación, la energía de su cultura, la vitalidad de sus departamentos de español, etcétera. Por cierto, en Canarias están floreciendo las universidades privadas, en los últimos años se han venido abriendo varias tanto en Gran Canaria como en Tenerife, y la tendencia es creciente. En una cena con amigos ante un inspector de enseñanza, ya jubilado, planteamos la cuestión de que por qué en EEUU hablando de manera general las universidades privadas tienen tan buena imagen, con tanto arraigo y calidad, y por qué aquí las consideramos maquinarias para facilitar títulos a alumnos poco disciplinados aunque con padres adinerados. La respuesta fue: es que en EEUU son serios. Debe ser que allí existe un control y una inspección adecuados mientras que aquí parece que cada cual va a su aire sin rendir muchas cuentas. Ahora mismo en España hay 50 universidades públicas, prácticamente sale a una por provincia, y 33 privadas.

Según www.eldiario.es la relación de fuerzas entre alumnos de la universidad pública y la privada está cambiando en España, ya que en los últimos ocho años se está produciendo un trasvase de estudiantes de los centros públicos a los privados. La tendencia se visibiliza en los grados, donde la pública pierde y la privada gana, y es notable en los máster, donde las privadas se están imponiendo. Desde el curso 2008-2009 hasta el año pasado, las 51 universidades públicas han pasado de tener 1.232.290 alumnos de grado a 1.155.728, una caída del 6,3 por ciento. Los centros privados pasaron de 147.336 a 173.381, un incremento del 17,6 por ciento. En los máster, la tendencia es evidente. Estos estudios, cada vez más necesarios en un mercado laboral especializado, anualmente cuentan con más estudiantes en centros privados.

Hace tiempo ya existía la pionera San  Pablo-Ceu en Madrid, una universidad privada católica, primero dependiente de la Complutense y luego aprobada de manera independiente en 1993. A ella han ido a parar muchos alumnos canarios, tanto en su campus de Madrid como el más reciente de Alcorcón, y en sus valores afirma guiarse por el ideario católico y el humanismo cristiano. Mantiene convenios con universidades extranjeras, así las de Boston y Chicago así como la Católica de Lovaina, en Bélgica, con acuerdos bilaterales y becas Erasmus. Últimamente se comenta que ha entrado en la órbita del Opus Dei, organización que durante largo tiempo ha mantenido grandes centros de enseñanza, como la Universidad de Navarra, con su célebre Facultad de Medicina, una de las más prestigiosas del país.

Seguir leyendo »

¡Vendimiamos!

No a espaldas de la tierra. Ni del cielo tampoco. Basta con que el monte cambie de color para que se reciba la llamada: ¡vendimiamos! Y ahí vamos a parar todos.  

Este año no hubo levante. Con solo dos días de calor fuerte la uva no maduró adecuadamente, sobre todo la de monte que, con resentimiento por las condiciones que el tiempo dispuso, en septiembre pesaba once escasos grados. De modo que en lugar de un buen vino, puede fermentar un buen vinagre, hecho que al viticultor le pone los pelos de punta.

Hay que dejar la uva en las parras unos días. Aunque ya se perciba el regusto del mosto.

Seguir leyendo »