eldiario.es

Menú

Bañarse en las mismas aguas

No parece que esto tenga fin.  Cada piedra levantada trae inexorablemente otro acusado por corrupción, y trae, además, en el ciudadano, la sensación de hartazgo, la desazón de que en todo ha sido un enjambre de engaños, forjados desde las entrañas de quien posee el poder.

La entrada en prisión de Zaplana, acusado de delitos de cohecho y prevaricación, fraude fiscal, tráfico de influencias, malversación, blanqueo, pertenencia a asociación ilícita para delinquir y a grupo criminal, muestra una vez más la inmundicia grotesca de quienes hasta hace poco denunciaban y criticaban dichos actos en otros, haciendo fe y discurso del comportamiento legítimo y dentro del marco legal con el que debe comportarse la ciudadanía, y ahora, son el ejemplo fidedigno de lo criticado y denostado en dichos discursos y actos de fe.

Redunda la sensación de que todo ha sido una interminable e inacabada mentira, y sobre todo, que cada discurso, cada promesa, cada gestión realizada traía tras de sí un exclusivo propósito, una elaborada pauta en base a una única dirección, y ella no era otra que engrosar en la mayor manera de lo posible cantidades sustanciales de dinero, obtener el mayor poder posible y rodearse de quienes, por otro lado, podrían proporcionar aún más dividendos. 

Seguir leyendo »

La Justicia en España es injusta

Parece que los jueces ahora están muy activos dictando sentencias ejemplares contra políticos corruptos mientras las mujeres se han movilizado para protestar contra la sentencia de La Manada, no es la primera vez que veredictos llamativos incendian al personal. Se dictan resoluciones que aparentemente están contra el sentido común, contra la lógica, contra la apreciación de la sociedad, pero también hay que decir que hay profesionales que razonan que en La Manada no hubo violación, y lo argumentan con sus superiores criterios basados en una legislación dudosa, la nuestra. En apariencia, hay jueces que llevan a las sentencias sus prejuicios, que están en conflicto con la evolución de los valores, falta perspectiva de género, las reglas del juego son ancestrales y perpetúan la tradición, el viejo patriarcado. Todo lo referido a la regulación de la sexualidad está fuera de onda, se ignora el papel actual de la mujer, su pelea por la igualdad, su lucha por afirmarse en un entorno hostil. Por tantas razones, los hombres tendríamos que pedir disculpas a las mujeres que nos rodean. Además frente al aparato judicial la gente tiene la impresión de que los políticos, los banqueros y en general los deshonestos y los poderosos tienen una coraza de protección que les da inmunidad. También hay jueces que quieren ser estrellas mediáticas, otros que se meten en escándalos, como el juez Alba, investigado entre otras cosas por conspirar contra la jueza Rosell.

La transición no logró poner a la Justicia en los nuevos tiempos por falta de medios técnicos, por escasez de personal, por una legislación anquilosada, por el machismo subyacente en parte del aparato y la organización. Ahora tenemos una vez más la percepción de que la Justicia en España es muy lenta y mala, no hay trato igualitario, no existe la imparcialidad. Tenemos, además, un sistema penitenciario que permite poner en la calle a los culpables cuando han cumplido una pequeña parte de la pena, los culpables tienen múltiples beneficios y hay poca consideración a las víctimas. En Canarias conocemos la volatilidad de los jueces, y esta circunstancia hace que los procedimientos se alarguen hasta límites tercermundistas.

La crisis ha deteriorado la ya de por sí mala calidad de servicios básicos como la sanidad, la educación y el aparato judicial. En estos tres apartados estamos por debajo de la media, y ya de por sí la media nacional se halla por debajo de la europea, en la sanidad los mejores especialistas de los centros públicos están huyendo hacia las clínicas privadas, en educación seguimos con un profesorado envejecido y poco motivado, sometido a tareas burocráticas que le restan ánimos para enseñar, es evidente el bajo rendimiento y el alto fracaso escolar. En la Justicia el colapso que sufre el sector y la falta de continuidad de los profesionales, que son aves de paso, ha agravado la situación. Los profesionales hablan de la sobrecarga de trabajo y las malas condiciones a las que se enfrentan, y solo una pequeña parte de los jueces son titulares. 

Seguir leyendo »

La caída más peligrosa

Poco tiempo después de la llegada de Grillo a Tenerife, cometí un error. Sorprendido en un principio por la facilidad con que el caballo aceptó mi nada despreciable peso en su silla y tras una semana montando con extrema prudencia, decidí sacarlo al campo. Mi amigo Luis llevaba la otra montura, que también había respondido con docilidad en las primeras semanas de doma y ambos trotamos tranquilamente por los prados colindantes a las cuadras.

Todo iba bien hasta que Tito, nuestro profesor, nos pidió que hiciéramos un galope para ver como respondían los animales. Cuando estaba en el suelo, sangrando por un codo, comprendí que no había sido la mejor idea iniciar la carrera en dirección a las cuadras. Más tarde supe también que un potro, que se ha criado con el contacto humano, puede admitir en el primer momento la silla y el peso del caballista, pero también que antes o después se va a medir con su jinete. Grillo esa vez me ganó y su triunfo terminó costándome varias volatas más.

Ilustración de MIGUEL ÁNGEL BRITO.

Ilustración de MIGUEL ÁNGEL BRITO.

No obstante, no fui el más perjudicado de aquel negocio: Gauguin, el otro caballo cuyo nombre empezaba por la misma letra que el de su medio hermano, como todos los nacidos en el mismo año en la yeguada, no tardó en dar muestras de su carácter. El dueño, quien estuvo a la expectativa en el primer momento, se confió al ver que solo yo había aterrizado en el galope y, sin dudarlo, se dirigió a Tito para decirle que él personalmente quería encargarse de la doma de su caballo. Todo esto parecería lógico si no fuera porque su potro había sido señalado por León, su criador, como el más necesitado de un jinete experto, y que él no llevaba sino un año en el mundo de la equitación. Pronto lo conocimos como ¡fiiuu!, onomatopeya del viento tempestuoso que quería representar la velocidad con la cual Gauguin pasaba bajo un jinete destartalado quien, irremediablemente, siempre terminaba cayéndose.

Seguir leyendo »

“Tanausú sigue esperando que su isla reconozca su valor y entrega”

A lo largo del tiempo ha habido algunos intentos de homenajear la figura de Tanausú. El episodio más antiguo y, seguramente, el más sentido hasta la fecha, se llevó a cabo el 17 de julio de 1891. Las referencias completas a este acto las pueden encontrar en la obra de Juan Bautista Lorenzo Rodríguez: Noticias para la Historia de La Palma, Tomo II, (Santa Cruz de Tenerife), 1997, págs. 92-93.

El acto consistió en la colocación de la lápida de mármol, de 43 centímetros de largo por 29 de ancho, y en él participaron autoridades y una serie de personas que firmaron en un acta hecha al efecto de este acontecimiento. El objetivo era “… proceder á la solemne colocación de una lápida conmemorativa como monumento á la memoria del inmortal Tanausú, Mencey de Aceró (La Caldera) muerto por la libertad é independencia del pueblo guanche en el año de 1492..." Se leyeron tres cartas, así como discursos y poesías de, entre otros,  D. Antonino Pestana Rodríguez, D. Antonio Rodríguez López, etc. La lápida se colocó “… en el risco del Roque de Los Muchachos, de cara á La Caldera, cuyo salvaje recinto fue testigo de las virtudes del ilustre guanche…” Entre el risco y la lápida, en un pomo de cristal, se dejó un ejemplar del acta.

Juan Bautista Lorenzo lamentaba “… como el que mas, no haber sido invitado á tomar parte en aquella importante ceremonia, hecha exclusivamente por el Cura Párroco y demás autoridades del pueblo de Garafía, como igualmente lo lamentan muchísimas otras personas, autoridades y corporaciones civiles de esta ciudad, de quienes impremeditadamente se hizo caso omiso.”

Seguir leyendo »

Poesía sin anestesia

Después de haber leído Calles/ Carrers, de momento, su penúltimo y bellísimo libro, ¿qué nos puede deparar André Cruchaga tras el título en latín Ars Moriendi?  

Para conocer la obra de uno de los poetas más significativos de nuestros tiempos, hay que situarlo en un pequeño país centroamericano, El Salvador; un territorio convulso entre guerras y guerrillas interminables, estremecido social y naturalmente por estar enclavado a los pies del Cinturón de Fuego, en la costa más difícil del Pacífico. Tanta muerte en vano,  y un poeta, dedicado al arte más noble, como la  docencia, quizás, sorteando espantos de palabras gastadas por tanta lluvia, entresacando belleza contra el páramo en medio de ese panorama desolador de la violencia, sorteando su piel contra la aridez de la locura bajo la lluvia, que no es lluvia, porque no moja, son piedras filosas que rajan como penas, el dolor por tanto riesgo. 

Ars Moriendi significa, el arte de morir. Este título fue acuñado por primera vez en la primera mitad siglo XV a la unión de dos textos interrelacionados, en latín, que contienen consejos sobre los protocolos y procedimientos para una buena muerte y sobre cómo morir bien, de acuerdo con los preceptos cristianos de finales de la Edad Media, durante un período en el que los horrores de la peste negra y los consecuentes levantamientos populares estaban muy presentes en la sociedad. 

Seguir leyendo »

‘Salitre’, el nuevo libro de poemas de Carmen Paloma Martínez

La Vida tras el cristal

visión

distorsionada

Seguir leyendo »

20 de mayo, 'Día Mundial de las Abejas'

Miel de La Palma y queso palmero.

Miel de La Palma y queso palmero.

Una mayoría de ministros de Agricultura de la Unión Europea respaldó la iniciativa que Eslovenia quiere elevar a  Naciones Unidas para que el 20 de mayo sea designado Día Mundial de las Abejas, para concienciar de la importancia para la agricultura y la protección de la biodiversidad de una especie amenazada por una fuerte mortalidad. Eslovenia ha elegido el 20 de mayo para su campaña del Día Mundial de las Abejas por ser el día en que nació el apicultor esloveno del siglo XVIII Anton Jansa, considerado el pionero de la apicultura moderna.

"España es el principal país apícola de la Unión Europea", ha indicado a los medios de comunicación, a raíz de esta propuesta, la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien ha subrayado que, además del interés para el sector, la protección de las abejas es "muy importante" desde el punto de vista medioambiental por su impacto en el cuidado de la biodiversidad. En España, según los últimos datos de la Asociación Española de Apicultores (AEA), hay una cabaña apícola de 2.459.373 colmenas, la mayor de la Unión Europea, seguida de la de Francia (1.338.650) y Rumanía (1.280.00). La Unión Europea cuenta con una producción anual media de 200.000 toneladas de miel y, de ellas, 34.000 toneladas corresponden a España.

Más cercano a nosotros y en referencia a la miel de La Palma, la cual siempre ha sido reconocida no sólo a nivel insular sino también regional como recordamos en el Concurso Regional de Mieles de Canarias del 2014 en el marco de la Feria de la Miel que tradicionalmente se celebra en la Casa del Vino del municipio de El Sauzal en la isla de Tenerife. Una miel de corazoncillo de La Palma, del apicultor palmero M'Bareck Bouhouch, afincado en Fuencaliente, obtuvo el premio a la mejor miel de Canarias en dicho Concurso Regional que organiza el Cabildo de Tenerife, a través de la Casa de la Miel. 

Seguir leyendo »

Palabras para Doris Valenzuela Angulo

¿Qué tierra te acoge? ¿Quién te vela? ¿Qué sueño fuiste a buscar que no hubieras encontrado entre nosotras? ¿Qué sábanas de misericordia te envuelven? ¿Qué cantos de libertad te acunan? ¿Quién podrá abrazar tu cuerpo entregado a la lucha y por la lucha caído sobre el suelo, abandonado, definitivamente, a la muerte? Y ahora que nos faltas, dinos, ¿a quién acudiremos para saber de ti y tus batallas contra el enemigo común? ¿Quién va a defendernos de todos ellos?

Te imagino llena de ilusiones emprendiendo el camino, la búsqueda de otras islas en las que poder refugiarte. Te imagino, lo sabes, porque, estés donde estés, siempre habrá un largo camino que debemos recorrer juntas. Todas nosotras a tu lado construyendo ese lugar donde poder vivir en paz las unas con las otras. Ya lo sabes, tú lo sabes. No hay tierra de promisión donde puedas descansar en paz. Siempre habrá cuchillos afilados, piedras que lapidan, brazos que te cercan. Siempre habrá traidores, causas abiertas, peligros que traspasar. Siempre fieras al acecho, caminos peligrosos, fango y muertes despiadadas. Y, mientras tanto, aquí estamos las mismas de siempre. Abiertos los brazos te esperamos para soñar de nuevo.

Tú lo sabías. Siempre lo supiste. Y a pesar de todo te levantaste firme contra tantas injusticias, tantas miserias, tanta persecución. Te alzaste, altiva y feroz, contra aquellos que querían hacerte de nuevo abandonar tus esperanzas, humillarte y rendirte. Puesta en pie clamaste por tu libertad y la nuestra que era la tuya. Nada ni nadie paralizó tus esfuerzos por cambiar el mundo y hacerlo más generoso y habitable. Tú, viva entre nosotras, más viva hoy que nunca entre nosotras a pesar de la muerte. Viva siempre por tus gestos, tu valor, tu grandeza al clamar por una tierra prometida que llegaste a invocar con cada uno de tus gritos por todos los desiertos que habitaste. Tú. Siempre viva. Doris Valenzuela Angulo.

Seguir leyendo »

La soledad como defecto

Una vez recorrí una pista de puntillas. 

Y volé veinte veces encima del mar. 

Y me recorrí el camino de casa al aeropuerto en bici 

Seguir leyendo »

En un cercado lleno de primavera

Ilustración de 'Grillo'.

Ilustración de 'Grillo'. MIGUEL ÁNGEL BRITO

No recuerdo haberlo distinguido cuando lo vi por primera vez. Estaba con otros caballos, pastando en un cercado lleno de primavera, y las gramíneas, crecidas, le tapaban parte de las extremidades. Eso dificultaba la apreciación de sus características morfológicas y, por tanto, su valoración. León, el responsable de aquella yeguada cordobesa en la que todos los animales tenían un estribo grabado a fuego en su muslo izquierdo, me mostraba los jóvenes animales en venta, señalándome el origen y peculiaridades de cada uno. Yo, confuso y emocionado por la primera compra de un potro que realizaba en mi vida, apenas podía establecer preferencias. Mi acompañante seguía comentando. “Aquel alazán entrepelado es un magnifico animal. Tiene un gran mecanismo saltando en libertad”. Uno de los equinos que estaba a la derecha del señalado mostraba un bonito cordón corrido en la cara y su mirada le hacía parecer bondadoso. Otro, que pasó trotando por detrás, captó la atención de mi acompañante. “Este posiblemente es el mejor de todos, aunque necesitará un jinete experto para domarlo. Tiene mucha clase”. Al final quedamos en que el mayoral mantendría al día siguiente en las cuadras a este último potro y al del cordón corrido, para poder verlos con detenimiento.

Cuando llegamos de nuevo a la finca lo primero que me sorprendió fue la docilidad de aquellos dos animales. “Es que tengo un yegüero que hace maravillas” me explicó León, a quien no le hizo falta ninguna pregunta. Tenían cinco años y yo desconocía que, con esa edad relativamente elevada, suele complicarse la doma de un caballo. Esta ignorancia, junto con la tranquilidad que manifestaban los potros en sus boxes, me confundió lo suficiente como para pagarlo más tarde.

Si bien los dos ejemplares eran hijos del mismo padre, Takir, un pura sangre inglés, no se parecían mucho. Uno de ellos, el favorito de León, tenía la cruz destacada, pecho ancho y profundo y fuertes articulaciones. Sin embargo, el otro parecía más armonioso. Pero su mirada no era igual a la del día anterior. Resaltaba el blanco de la conjuntiva ocular, como ocurre en muchos caballos temperamentales. Observé al otro lado de la cara y me volví a encontrar con el ojo bondadoso. Enseguida me empezó a fascinar la duda sobre cuál sería su carácter. “¿Cuál es su nombre?" pregunté. “Grillo”.

Seguir leyendo »