eldiario.es

9
Menú

La sutileza del dinero en el futuro

El dinero pasa a ser completamente intangible, dependiente de la imaginación colectiva y de la confianza en el sistema en que residimos.

- PUBLICIDAD -

El dinero es una edificación intangible de la imaginación y la psicología colectiva del sistema en que residimos actualmente, que funciona como un epicentro desde donde se origina todo a su alrededor.  Es intangible porque no podemos tocar su valor, solo podemos tocar la moneda o el billete que lo representa. Si el valor se deprecia, la moneda y el billete siguen sosteniendo símil textura y peso. No hay mejor ejemplo que los billetes y las monedas denominadas pesetas que hasta hace poco servían como intérprete e intermediario de toda gestión económica en España.

El valor del dinero pertenece al imaginario colectivo, a la confianza ciega que tenemos en que otros propongan o sostengan unos arquetipos económicos para incrementar o depreciar dicho valor.

El dinero nació por la necesidad de comercializar diferentes productos fuera del ámbito vecinal de las primeras comunidades, pero el dinero no siempre fue monedas o billetes, fueron en la misma medida, otros materiales como conchas o cebada. En todo instante, sin embargo, fue un material tangible quien lo representaba, aunque el valor siempre fue y sigue siendo intangible. En la mayoría de los casos, el valor siempre fue una cuestión de demanda y oferta.

El dinero, como se ha dicho, hasta el momento presente ha sido representado por un material tangible que el ciudadano podía asociar de manera intuitiva con un valor intangible en esa imaginación colectiva, en base a los arquetipos y pautas indicadas por el sistema que lo organiza. Empero, el paisaje que se presenta en el futuro para el dinero adquiere una sutileza que deberíamos nombrar en alto, sin que, con ello, lo condenemos. Y menos desde un artículo de opinión que no presta más labor que nacer desde la reflexión y continuar con ella.

El dinero se está convirtiendo y acabará por convertirse, única y exclusivamente, en datos que pasan de un archivo a otro. De igual manera que la necesidad obligó en su momento a crear el dinero y su representación tangible para realizar gestiones comerciales más allá de la vecindad de toda comunidad o grupo de habitantes, en la actualidad, y según los expertos, ahora la necesidad obliga a eliminar el material tangible que simboliza el valor del dinero, y quedar todo en meras transacciones informáticas.  El dinero pasa a ser completamente intangible, dependiente de la imaginación colectiva y de la confianza en el sistema en que residimos.

La sutileza del dinero del futuro va a trastornar varios miles de siglos; solo serán bits moviéndose inquietos de un archivo a otro.

  Andrés Expósito

( www.andresexposito.es)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha