eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Tazacorte niega que tenga intereses comerciales en la demolición del antiguo cine

El grupo de Gobierno asegura que el deterioro del edificio “representa un peligro”.

- PUBLICIDAD -
Antiguo cine de Tazacorte.

Antiguo cine de Tazacorte.

El Ayuntamiento de Tazacorte niega que “tenga intereses comerciales en la demolición del antiguo cine” del municipio, indica en una  nota de prensa. Con la citada manifestación, señala, responde “a las declaraciones del concejal Izquierda Unida Canarias  (IUC) Carlos Martín respecto a la soterrada intención del Consistorio de demoler el antiguo cine por un interés comercial, y no sólo pensando en la seguridad de los ciudadanos”. 

El equipo de Gobierno considera que “los señores de IU deben pararse a reflexionar objetivamente y hablar con conocimiento de causa, ya que el deterioro del lugar es tal, con cascotes que caen sobre las aceras”,  así como “el riesgo de que el mal tiempo haga que ventanas o planchas salgan volando e hieran a los vecinos y las crecientes fisuras, sobre todo de las cornisas que dan al exterior, por la zona sur del edificio, que hoy por hoy, para nuestro pueblo, representa un peligro y hay que solucionarlo”. 

Apunta que “si el partido habló de otros casos de instalaciones que también suponían un peligro para los vecinos”, el Consistorio explica “que, por ejemplo, el antiguo almacén de los Tarajales está sometido a cuestiones judiciales con el Banco Santander, cuestiones que seguimos para que se puedan tomar las medidas necesarias en cuanto se clarifique la situación”. 

Y respecto a la Casa del Mar, añade, “hemos hecho las gestiones correspondientes ante la Tesorería de la  Seguridad Social y el Gobierno de Canarias para proceder a demoler la parte que entraña peligro y tratar de recuperar la que pueda servir del  inmueble, además del traslado del ambulatorio que hemos ayudado a tramitar, y que está en marcha”. 

Admite que “hace casi 20 años sí se habló con los dueños del inmueble del cine  para comprarlo y tener un cine, un teatro y un salón de baile para las fiestas del pueblo, pero al final de las negociaciones no quisieron vender al Ayuntamiento”. 

“En conclusión”,  subraya, “no hay ningún interés comercial en el expediente de ruina y demolición del antiguo cine, y que de haberlo, si por ejemplo el Spar quisiera elegir ese sitio para su manifiesto deseo de ampliar su superficie en Tazacorte, es un tema que tienen que tratar en primera instancia con los propietarios”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha