eldiario.es

Menú

Condenan al asesino de Laura González a 42 meses más de prisión por amenazas y acoso

La sentencia se ha hecho público después de que David Batista, en la vista oral celebrada este jueves, admitiera los cargos por videoconferencia en el Juzgado de lo Penal número 7 de Santa Cruz de La Palma.

- PUBLICIDAD -
Sala del Juzgado de lo Penal número 7 de Santa Cruz de La Palma donde se celebró este jueves la vista oral.

Sala del Juzgado de lo Penal número 7 de Santa Cruz de La Palma donde se celebró este jueves la vista oral. LUZ RODRÍGUEZ

El asesino de la joven palmera Laura González, condenado en firme a 37 años de prisión, aún tenía dos causas pendientes con la justicia. David Batista, que se encuentra cumpliendo condena en un centro penitenciario de Gran Canaria, ha admitido este jueves por videoconferencia, en la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal número 7 de Santa Cruz de La Palma, los delitos de amenazas continuadas con la concurrencia de las agravantes de género y parentesco, y de acoso, por los que ha sido condenado, por cada uno de ellos, a un año y nueve meses de prisión.

David Batista este jueves en su declaración por videoconferencia.

David Batista este jueves en su declaración por videoconferencia. LUZ RODRÍGUEZ

Los delitos de amenazas continuadas con la concurrencia de las agravantes de género y parentesco y de acoso no pudieron ser juzgados por un tribunal de jurado, como fue el caso del asesinato, por lo que tuvieron que ser trasladados a un procedimiento abreviado. La vista oral se ha celebrado este jueves en el Juzgado de lo Penal número 7 de Santa Cruz de La Palma y la sentencia impuesta de 42 meses de prisión, dictada in voce por la jueza del caso, ya es firme al haber llegado las partes a un acuerdo.

La Sección 5ª de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, con anterioridad, en febrero de 2017, impuso a Batista 25 años de cárcel por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento con las circunstancias agravantes de parentesco y por razón de género. Asimismo, le condenó a 12 años por un delito de incendio con riesgo para la vida o integridad de las personas que se encontraban en el establecimiento comercial de la Calle Real en el que trabajaba Laura González, donde fue quemada por Batista el 10 de julio de 2015.   

También deberá indemnizar con 300.000 euros a los padres de la joven, a los que tendrá prohibido aproximarse y con los que no podrá comunicarse durante los próximos 35 años. Durante todo ese tiempo, le está prohibido pisar el municipio de Santa Cruz de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha