eldiario.es

9
Menú

Stephen Hawking visitó La Palma en 1985 para conocer los telescopios de El Roque

El reputado físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico viajó por primera vez a la Isla días antes de la inauguración oficial del observatorio estelar situado en las cumbres de Garafía, porque quería conocer personalmente las instalaciones del observatorio.

- PUBLICIDAD -
Stephen Hawking, el pasado viernes, 12 de septiembre, con parte su equipo de asistencia personal, en Marina La Palma.

Stephen Hawking, el pasado viernes, 12 de septiembre, con parte de su equipo de asistencia personal, en Marina La Palma.

Stephen Hawking, cuando arribó el pasado viernes, 12 de septiembre, al puerto de Santa Cruz de La Palma a bordo del crucero Oceana, ya conocía el cielo de la Isla. El reputado físico teórico de 72 años, al que a la edad de 21 le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una dolencia que ha ido desactivando poco a poco todos los músculos de su cuerpo, estuvo en La Palma hace 29 años. Entonces, aunque las secuelas de la enfermedad eran patentes, todavía podía hablar si bien ya necesitaba una silla de ruedas para desplazarse.

El asimismo famoso cosmólogo y divulgador científico viajó por primera vez a La Palma en 1985 para visitar los telescopios de El Roque de Los Muchachos, ubicados en las cumbres de Garafía, días antes de la inauguración oficial del observatorio que tuvo lugar el 29 de junio del citado año, recuerda Cecilia Hosinsky, quien por aquellos días trabajaba como bibliotecaria del Telescopio Solar Sueco de la Real Academia de Ciencias de Suecia. Al citado acto asistieron monarcas y miembros de familias reales de España, Dinamarca, Reino Unido, Países Bajos y Suecia, más los jefes de Estado de Alemania e Irlanda, doce ministros europeos y cinco premios Nobel.

Cecilia Hosinsky, que estuvo casada Göran Hosinsky, uno de los dos primeros astrofísicos que apostaron por El Roque de Los Muchachos como atalaya sideral, fallecido en enero de este año, señala que Hawking subió en coche hasta el complejo situado, a 2.350 metros de altitud, en las cumbres de La Palma. “Usó una silla de ruedas para llegar hasta las escaleras de acceso a la sala de ordenadores del Telescopio Solar Sueco, pero no fue necesario levantarlo en brazos. Con ayuda pudo bajar solo”. No obstantes, detalla, “se notaba en la cara que estaba muy enfermo pues la tenía bastante torcida”.

Reconoce que “yo, como bibliotecaria, no sabía la importancia que tenía Stephen Hawking como científico, pero por los comentarios de los astrofísicos presentes comprendí que era uno de los más relevantes del mundo”.

Hawking se desplazó a La Palma unos días antes de la inauguración del observatorio porque quería ver personalmente el observatorio de El Roque de Los Muchachos y, sobre todo, las instalaciones de los telescopios del Grupo Isaac Newton y las del Telescopio Solar Sueco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha