eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Alzad los brazos, hijos del pueblo español

Alzad los brazos, hijos del pueblo español

"El numerito diario, que no falte", piensa la presidenta del Congreso, y con ella varias decenas de diputados que resoplan cuando lo ven ponerse en pie. Acaba de empezar la sesión, la presidenta no ha terminado de leer el orden del día, y ahí está él: de pie, sin moverse de su escaño.

"El numerito diario", se dicen en voz baja unos diputados a otros. "El numerito diario", tuitean a la vez miles de espectadores que seguían el pleno por la tele. "El numerito diario", sonríe la presentadora de la tertulia matutina, que conecta en directo con el Congreso y ahí está, el protagonista del numerito: en su escaño, de pie, muy tieso, los brazos pegados al cuerpo y la barbilla levantada, mirada desafiante. Los diputados de su partido tardan unos segundos en reaccionar, y por fin lo imitan, se ponen también en pie, y ahí quedan, veinticuatro estatuas.

La presidenta elige ignorarlos, ya ha comprobado que es la mejor estrategia, no seguirles el juego que se traen desde el primer día, cuando madrugaron para ocupar escaños detrás del presidente del Gobierno, juraron el cargo "por España", y patalearon un rato. Desde entonces no ha habido en el último mes un solo pleno en que no monten su numerito: colocar una bandera rojigualda sobre el escaño, pedir minutos de silencio estrambóticos, dar golpes en la mesa para que no se oiga a los diputados independentistas, abandonar el hemiciclo cuando los de Bildu toman la palabra… El numerito diario. ¿Con qué nos van a sorprender hoy?

Seguir leyendo »

No todo va a ser trabajar

No todo va a ser trabajar

A las cinco menos cuarto viene Manu, suelta una carpeta sobre mi mesa, gira la silla para sentarse al revés como quien cabalga, y me dice:

-Lo he pensado mejor y quiero que te ocupes tú. Se lo iba a encargar a Eduardo, pero lo vas a hacer tú, ¿vale?

-Preferiría no hacerlo –respondo.

Seguir leyendo »

Céntrico, dos habitaciones, fenómenos paranormales

Céntrico, dos habitaciones, fenómenos paranormales

"Apartamento céntrico, bien comunicado, dos habitaciones, fenómenos paranormales nocturnos. No se admiten mascotas."

Si lo hubiesen anunciado así, no lo habrían cogido. Para el puente de mayo, Nati y Ernesto no buscaban más emociones que visitar un par de museos, comer en el mercado gourmet, pasear por la zona de tiendas, y por supuesto ir al parque de atracciones, que era la sorpresa para Pablo, su regalo de cumpleaños adelantado y la excusa para aquel viaje.

Tras revisar decenas de ofertas en la plataforma, eligieron aquel piso no solo por las fotos o la buena situación: sobre todo, porque era de un particular, de una familia que ofrecía su vivienda para fines de semana y vacaciones mientras estaban fuera. Una familia como ellos. Ciento veinte euros por noche.

Seguir leyendo »

Noodles, kebab, sushi, derechos laborales

Noodles, kebab, sushi, derechos laborales

Mira que se lo han dicho veces los compañeros: ponle siempre el antirrobo. O para ser más exactos: ponle siempre el puto antirrobo, Toni, no te fíes nunca, y que sea de barra, o de cadena con eslabones de acero, que los de cable te los cortan con la cizalla como si fuese hilo.

Y él siempre lo pone, aunque decir "siempre" suena a muchos años cuando en realidad hablamos de un "siempre" de solo dos meses. Desde el primer día en la calle no se ha confiado, no la deja suelta casi nunca. El "casi nunca" es por las veces en que no puede perder los pocos segundos de candar y luego soltar, porque el domicilio de entrega resulta estar a tres kilómetros como decía la orden, sí, pero en línea recta, y Toni no puede atravesar edificios ni volar sobre ellos; o porque como hoy el GPS le falla y tarda más de lo previsto en encontrar un bloque sin numerar, una verja que da entrada a un patio ajardinado, y los portales al fondo.

Así que hoy ha sido una de las excepciones al "casi nunca": estaba ya fuera de tiempo sobre la hora de entrega, pasó la bici al patio y la dejó apoyada en el lado interior de la verja, desde fuera ni se veía, el ladrón debió de seguirle o salir del propio edificio. Esto último le parece menos probable: si se confió y no puso antirrobo fue también por el aspecto del lugar, vecindario de renta alta, solo hay que ver lo jodidamente cuidado que tienen el jardín, quién se iba a molestar por una bici del Carrefour de ciento veinte euros.

Seguir leyendo »

Los Simpson ya lo predijeron

Riki Blanco

"Los Simpson ya predijeron el resultado de la ultraderecha". Lleva desde mediodía revisando en Wikipedia sinopsis de capítulos de los Simpson, pero no ha encontrado nada que le sirva. Además, sería demasiado previsible, ya se les habrá ocurrido a muchos.

¿Quizás la foto del joven que va con su pareja por la calle y se gira para silbar a otra chica? Un clásico, nunca falla. El chico sería el votante, su novia los viejos partidos, y la chica guapa… No, demasiado fácil, habrá miles así nada más salgan los primeros resultados. Lo mismo piensa de ese otro del viejo que mira en todas direcciones y pregunta "¿Dónde está la ultraderecha? A ver dónde está que yo la vea?" Demasiado usado, como el meme de Julio Iglesias señalándote y diciendo "Van a entrar en el gobierno y lo sabes".

No hay prisa, quedan todavía tres horas para que cierren los colegios. Visita varias webs con recursos para memes y gifs, pero todo está ya muy visto. Batman abofeteando a Robin. Mourinho enfadado. "Cuando lo pides por Aliexpress, cuando te llega a casa". Espera, ¿qué tal el de Heidi arrojando a Clara por el barranco? "¡A pastar!". Heidi sería la ultraderecha, y Clara… No, espera, el del bebé que viene corriendo y al ver algo se frena de golpe y se gira para huir… ¿Alguna escena de Disney, algún personaje que se parezca al líder del partido? ¡Ya está! El caranchoa. Ese es de hace años, ya no se usa tanto. El repartidor que suelta una hostia al youtuber, la ultraderecha que abofetea a los demócratas…

Seguir leyendo »

¡Que le quiten el lazo!

¡Que le quiten el lazo!

Domingo de Resurrección y llega por fin Nuestra Señora, Madre Dolorosa, con su andar suave, mecida en el avance. Llevamos dos horas esperando, vinimos temprano para coger sitio en la plaza, y al verla llegar todos compartimos ahora un suspiro, mezcla de alivio y emoción, al reconocer el bamboleo de la candelería, al compás de las cornetas que tocan "El Dulce Nombre".

El sol de mediodía se filtra por el palio de la Virgen y enciende las doce estrellas de su corona, el hilo de oro en que fue bordado el manto, el pecherín de diamantes, los aljófares del broche y el zafiro del anillo, la medalla de la coronación, el rosario de plata y nácar, el camafeo y las amatistas de la cruz al pecho, la filigrana del alfiler, la insignia de la Orden de Isabel la Católica, el puñal de oro blanco con sus aguamarinas, el fajín del Cuerpo de Marina, el pañuelo de bolillos y…

–¡Un lazo amarillo! –dice alguien en primera fila, mirando a través de su cámara de vídeo. Avisa a una mujer a su lado, le muestra la pantalla y señala hacia el paso:

Seguir leyendo »

Duelo

RIKI BLANCO

"¡A español no me gana nadie, y a nosotros no va a venir ningún partido a darnos lecciones de españolidad! ¡Viva España, viva y viva!".

El candidato y presidente del partido acompaña la frase con un puñetazo en el atril que tira la botella de agua. Frente a él, los asistentes al mitin sacuden con furia las banderitas de plástico y ondean las grandes de tela, entre gritos de "¡Viva España!" que por un momento tapan los roncos "¡Arriba España!" que llegan desde el exterior.

En su asiento en la primera fila, el alcalde sonríe y muestra el pulgar hacia arriba. "Imbécil", piensa el candidato.

Seguir leyendo »

Rata come rata

RIKI BLANCO

El mensaje, enviado desde la dirección ratacomerata@gmail.com, dice así:

"Ha llegado a nuestras manos un material delicado, muy delicado, sobre usted. Un pendrive dejado en el buzón. Contiene una grabación con cámara oculta, no muy nítida pero se le reconoce perfectamente. ¿Qué hacemos con este material? Somos un modesto medio digital. Quien nos lo entregó debió de pensar que lo publicaríamos, quizás somos su última opción después de que otros no se atrevieran. Hemos dicho "material delicado", pero digamos mejor "material extremadamente delicado". No hace falta que le digamos qué hay en esa grabación, usted ya lo imagina. Pero tranquilo, no lo vamos a publicar, lo tuvimos claro nada más ver el vídeo. Tampoco vamos a difundirlo por otras vías, ni dárselo a nadie. Ni siquiera se lo devolveremos a quien nos lo envió. No es por aprecio hacia su persona: decir que usted nos provoca repugnancia sería quedarse muy corto. Pero nosotros no somos como ustedes, no somos cloaca. No usamos material obtenido de forma ilegal y que afecta a la intimidad de alguien, por canalla que sea ese alguien. Sabemos que, de ser usted quien recibiese un material así sobre un rival político, no dudaría en utilizarlo. Pero no somos cloaca. No vamos a extorsionarle. De hecho, vamos a entregárselo a usted, antes de que caiga en manos menos escrupulosas. Pero, y aquí viene el pero: hay una condición para entregárselo. Un pequeño capricho que queremos darnos, llámelo si quiere justicia poética. No pensaría que iba a ser tan fácil, ¿no? La condición es que lo recoja usted mismo, al amanecer de pasado mañana, en el lugar que le indicamos al final de este mensaje. Y debe acudir solo. Si no cumple esta única condición, no habrá trato. Y no nos hacemos responsables si este material cae en otras manos…"

Una broma. O una trampa. Es lo primero que piensa al leer el mensaje. Una broma sin gracia. Una trampa burda, habría que ser muy cretino para caer. ¿De verdad esperan que muerda un anzuelo tan grotesco? ¡Por favor! Aficionados, eso es lo que son. Unos pobres aficionados. No hay más que ver el sitio propuesto para la entrega. ¿Por quién le han tomado? Justicia poética, dicen, qué ingenuos.

Seguir leyendo »

De vacío

RIKI BLANCO

–¿Qué hacemos, nos vamos ya?

El conductor se impacienta, echa cuentas de los kilómetros y las horas que tenemos por delante, quiere llegar al pueblo antes de que se vaya el sol, evitar el último tramo de carretera de noche. Yo le digo que espere un rato más, que no nos vamos a ir sin ellos. Algo les habrá pasado, un despiste, Madrid es muy grande, y si no lo conoces es fácil perderte, coger el metro equivocado y acabar en la otra punta.

El nuestro es el último autobús que queda en la explanada, todos los demás ya partieron hace más de una hora. Esta mañana, al aparcar, caminamos entre ellos y leíamos los nombres de los pueblos en los parabrisas. Mi hermano Fernando calculaba la población de cada lugar según si habían llegado en tres autobuses (poco más de ciento cincuenta habitantes), en dos (cien almas), o en uno solo como nosotros, que encima ni siquiera lo llenamos. Cincuenta y cinco plazas, cuarenta y dos vecinos.

Seguir leyendo »

Solo ruido

"Habría mucho que discutir de los supuestos abusos sexuales en la Iglesia. Otro mito del pensamiento progre que nos tragamos. Para empezar, hay que rebajar la edad de consentimiento sexual, porque muchos 'menores' no son precisamente niños"

El candidato publicó ese tuit a las ocho de la mañana, pero hasta las ocho y media no lo vio nadie. Con menos de cien seguidores y una corta vida en la red, podría incluso haber pasado desapercibido, que nadie lo viese. El primero en leerlo fue un compañero de partido, que respondió con un emoticono y pocas palabras: "Te has levantado con ganas de guerra, Jaime!". Otros dos usuarios le enviaron mensajes privados, sugiriéndole que eliminase el tuit antes de que alguien lo compartiese, "porque te va a caer la del pulpo". No hubo respuesta del candidato, no lo eliminó.

El primero en difundirlo fue un candidato de otro partido pero de la misma localidad, que a las nueve menos diez revisaba la actividad en redes de sus rivales, en la esperanza de que alguno hubiese cometido algún desliz que sirviese como munición de campaña. "Jo-der", soltó en voz alta al verlo. Volvió a leerlo, se aseguró de que la cuenta no era fake. "Jo-der", repitió, ahora sonriente. Lo retuiteó a sus trescientos y pico seguidores, y lo envió directamente a varios periodistas de medios nacionales, sin añadir comentario alguno.

Seguir leyendo »