eldiario.es

9

¿Serías capaz de vivir un mes con 950 euros?

34 Comentarios

¿Serías capaz de vivir un mes con 950 euros?

Venga, os cuento lo mío, atención. Empecé el mes, día 1, teniendo en la cuenta:

950 euros

Ese primer día ya resté 385 euros del piso (es de alquiler, compartido con mi pareja, ella también trabaja y vamos a medias en los gastos), y otros 60 euros de suministros domésticos (luz, gas, agua, teléfono; también en eso vamos a medias). Me quedaban:

Seguir leyendo »

Mis hijos son míos

Mis hijos son míos

Es la madre de Álvaro quien da la voz de alarma. Un miércoles por la tarde entra en la habitación de su hijo, busca en su mochila la agenda para firmarle un justificante por haber faltado a clase –una pequeña gastroenteritis–, cuando al meter la mano encuentra la agenda, el estuche, libros de texto, cuadernos. Y un folleto colorido. Lo acerca a la luz del flexo: parece un cómic, de pocas páginas. Antes que el título o el dibujo de portada, lo que llama su atención es un logo en la primera página, y unas siglas: L, G, T, B.

Hojea deprisa y lee por encima, atiende a los títulos de los capítulos: "¿Qué significa ser hetero, homosexual o bisexual?", "Minorías sexuales", "Homofobia", "Salir del armario"… En las viñetas, un adolescente besa a otro chico, dos mujeres se casan, dos muchachos en la cama hablan de la importancia del preservativo para prevenir infecciones de transmisión sexual…

Es ella la que telefonea a casa de Quique, cuyo padre, sin soltar el teléfono, corre al dormitorio de su hijo, abre su mochila y encuentra el mismo folleto, y otro más: un "Manual para educar en la diversidad afectivo-sexual desde la familia". Hasta ahí podíamos llegar.

Seguir leyendo »

Los crispados

Los crispados

"¡Lo que Pedro Sánchez pretende formar es un gobierno con comunistas, independentistas y batasunos!"

"¿En serio no hay entre los diputados socialistas ningún valiente que se atreva a votar en contra?"

"¡Que se tomen una tila los de la derecha, los de la ultra derecha, y los de la ultra-ultra derecha!"

Seguir leyendo »

Noche de reyes

Noche de reyes

-Vaya nochecita, joder. Hora y pico atrapado en un atasco. Yo no sé qué hace la gente que no está ya en su casa, ¡que es la noche de reyes, hostia! ¡A la cama tempranito todo el mundo!

Así entró el Negro en el bar, a voces. Echó un vistazo por el local, y reconoció al fondo de la barra a sus dos compañeros: el Barbas y el Viejo. Se dieron abrazos ruidosos, y pidieron tres tercios.

-Pero, ¿has terminado de repartir o no? –le preguntó el Viejo.

Seguir leyendo »

Gracias, amigo invisible

Gracias, amigo invisible

-¿Es una inocentada? –pregunté en voz alta. En una mano, mi regalo del amigo invisible; en la otra, el envoltorio arrugado. Miré el reloj y comprobé que pasaban ocho minutos de las doce de la noche: por tanto, ya era 28 de diciembre.

Pero no, no era una inocentada, y si tenía alguna duda, me la despejó el siguiente regalo en salir del contenedor. Era para el irlandés, y yo me temí lo peor cuando oí a la de la manita inocente gritar su nombre: "Mister Doyle", y una risilla cruzó el salón. El irlandés cogió el regalo con precaución, en plan paquete bomba, porque aunque no hablaba mucho español, ya entendía de qué iba todo aquello, qué rumbo estaba tomando la noche, la cena, la cena de navidad, la puta cena de navidad para colaboradores. A quién se le ocurriría la genial idea de organizarla. ¿A quién? A mí, joder, a mí.

Y la idea era genial, sí. Lo fue en origen, así me lo reconocieron todos, también el irlandés cuando la expuse a principios de mes en Berlín, aprovechando la reunión mensual de country managers:

Seguir leyendo »

Pocas luces

21 Comentarios

Pocas luces

"¡Diez, nueve, ocho…!"

El alcalde empezó la cuenta atrás, micrófono en mano, y claro que nos unimos todos a gritos, la plaza entera descontando números, cuarenta mil personas según el ayuntamiento, seis mil según la policía. Si estábamos en la plaza aquellos cuarenta mil o seis mil, era porque queríamos ver el nuevo alumbrado, la esperada Segunda Fase, averiguar cuál era la sorpresa, cuántos de los rumores de la última semana se confirmaban. Si cuarenta mil o seis mil vecinos habíamos acudido a la convocatoria, si llevábamos dos horas pasando frío y cantando villancicos y bailando al ritmo del grupo de versiones que amenizó la espera, y si ahora coreábamos con el alcalde el diez, el nueve, el ocho, era evidentemente porque no compartíamos las críticas de algunos, no habíamos secundado el llamamiento en redes sociales a protestar, y hasta habíamos abucheado a los cuatro o cinco pesados que, minutos antes de la hora anunciada, saltaron al escenario y desplegaron una pancarta que decía "Navidad sin despilfarro".

****

Seguir leyendo »

Qué se puede esperar cuando se está esperando

Qué se puede esperar cuando se está esperando

¿Cuatro semanas, cinco? Hablamos de la noche del concierto, eso está claro, la única en que se confiaron. La sitúa en el calendario. Casi cinco semanas.

Cinco semanas: de uno a dos milímetros. Órganos vitales, huesos y sistema nervioso inician ya su desarrollo. Esbozo de ojos y orejas. Empieza a formarse el tubo neuronal, y la estructura de tejido embrionario que terminará siendo el corazón. ¿Qué más? Nauseas, no. ¿Olfato más sensible? Puede ser. Más ganas de orinar, diría que sí.

Sentada en el váter, móvil en mano, Marga hace búsquedas en Google alterando hoy la rutina de cada mañana (que suele ser: primero la información meteorológica, luego el saldo y movimientos de la cuenta bancaria, después Instagram). ¿Cómo se llamaba, ácido qué? Con solo teclear "ácido", el buscador autocompleta, el algoritmo predice bien sus deseos tras las búsquedas repetitivas de los últimos tres días: "ácido fólico", eso es.

Seguir leyendo »

El Crucero por el Clima (100% reciclado)

El Crucero por el Clima (100% reciclado)

Relación de objetos flotantes encontrados el 28 de octubre de 2020 en aguas del Atlántico Norte, a 600 km de la Isla de Terranova, en la posición 41.44 N 50.24 W, desperdigados en unos dos kilómetros a la redonda:

-Varios miles de folletos (papel reciclado 100%) con el programa completo de la Cumbre del Clima COP26 Glasgow 2020. Incluyen mensajes de bienvenida de la Reina Isabel II y del primer ministro británico, agenda diaria de plenarios, calendario de actos, conferencias y eventos paralelos, información práctica, lista de patrocinadores, y el programa de la I Cumbre Juvenil del Clima "The Future is Young".

-Cientos de pasajes (papel reciclado 100%) para el crucero "Climate Action Cruise" con salida en Nueva York (Estados Unidos) el 25 de octubre de 2020, y llegada prevista a Glasgow (Escocia, UK) el 9 de noviembre de 2020.

Seguir leyendo »

Mírame a la cara

Mírame a la cara

No falla, qué previsibles y qué cansinas son las feminazis. Las ve venir en cuanto llega a un sitio, por ejemplo este restaurante: nada más entrar por la puerta, todo el mundo lo mira, se paran las conversaciones, lo miran y lo reconocen, cuchichean, y no tarda en acercarse la primera loca: una señora de más de cincuenta años, que espera unos segundos hasta ver qué mesa eligen él y sus dos colaboradores del grupo municipal. Entonces ella se levanta de la mesa en la que está comiendo con otra mujer, viene hasta la mesa vacía de al lado, y se sienta en la silla más cercana a él. Sus colaboradores lo miran, esperan instrucciones, susurran "¿nos vamos?", pero él los tranquiliza con una sonrisa: no pasa nada, nosotros como si nada, comemos con normalidad, ni caso.

La mujer comienza la retahíla de costumbre: "Al principio yo no me daba cuenta, me parecía normal, las tensiones típicas de toda pareja, un hombre con fuerte carácter…". Ella no levanta mucho la voz, lo justo para que él la oiga por encima del ruido ambiental del restaurante. "…Me despreciaba, me insultaba, me llamaba puta delante de los niños…". Los dos colaboradores no pueden evitar mirarla, intentan clavar los ojos en el plato de lubina y sin querer la acaban mirando, pero él no: él mantiene la frente alta, la vista dirigida hacia el televisor que hay junto a la barra, que emite la información del tiempo, observa el mapa de soles y nubes mientras mastica, y es prodigiosa su capacidad para mantener inalterable todo el rostro excepto la mandíbula que sacude despacio para masticar el pescado.

"…Cuando bebía era mucho peor, y pronto los insultos dieron paso a los empujones, cogerme del cuello, la primera bofetada…". Parece que va a llover esta semana, dice uno de sus colaboradores, que intenta también mirar al televisor. Él no contesta, sigue masticando impertérrito, ni siquiera se distrae con los dos o tres clientes que en ese momento fotografían la escena con sus móviles.

Seguir leyendo »

F for Fake

F for Fake

"¿Os acordáis del Equipo E? Qué tiempos aquellos", dice mi cuñado, y nos enseña en su móvil aquel viejo vídeo tan simpático que todos recordamos, con los principales políticos españoles convertidos en Hannibal, Murdoch, M.A…. Hace solo dos años de aquel vídeo, de aquellas elecciones, y parece que fue hace un siglo.

Todos nos reímos al verlo ahora de nuevo, y nos sorprende lo fácil que era entonces detectar las manipulaciones. Como aún faltan unos minutos para que empiece el mensaje navideño del rey, nos dedicamos todos a buscar otros vídeos de aquella época tan reciente y tan remota, la prehistoria del deepfake.

"Mirad, el de Nicholas Cage protagonizando todos los clásicos del cine", dice mi mujer mostrando su pantalla.
"Mejor este de Jim Carrey en El Resplandor", propone mi hermana.
"Oh, ¿recordáis este otro? El tipo aquel que imitaba a Tom Cruise y de repente se le ponía cara de Tom Cruise. Cómo nos dejó boquiabiertos, ¿eh?", insiste mi mujer.
"Yo tengo aquí uno de Scarlett Johansson en una película porno", bromea mi cuñado.
"Callaos, que va a empezar", dice el abuelo. En el televisor ondea la bandera de España, suena el himno, leemos el rótulo clásico de 'Mensaje de Navidad de S.M. El Rey'.
"¿Dónde se ha visto esto? ¡Toda España pendiente de un mensaje del rey!", dice mi mujer.
"¿Seguro que es el auténtico?", pregunta mi cuñado cuando aparece en pantalla el monarca en su despacho. El abuelo le manda callar, pero no sirve de nada, porque en la calle comienzan las cacerolas, silbatos, bocinas y gritos.

Seguir leyendo »