eldiario.es

Menú

El PP rechaza un museo de mujeres de la Ilustración en el Palacio del Capricho, donde quiso crear un salón de bodas

También PSOE y Ciudadanos han votado a favor de que se paralicen las obras en el Pleno de distrito de Barajas

El PP en el Ayuntamiento vota para que se paralicen las obras en contra del criterio de la Comunidad de Madrid que las ha autorizado en la Comisión de Patrimonio

Las obras ya están en marcha para el que sería el primer museo de la etapa Carmena

- PUBLICIDAD -
Palacio del Jardín del Capricho

Palacio del Jardín del Capricho Ayuntamiento de Madrid

El Palacio del Parque del Capricho ha estado durante años en situación de abandono. Ahora, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, lo quiere convertir en un museo dedicado al papel de las mujeres en la Ilustración, época en la que vivió la duquesa de Osuna, la que fuera propietaria del Parque y su palacio, María Josefa de la Soledad Alonso Pimentel (1752-1834). Las obras ya están en marcha para el que sería el primer museo de la etapa Carmena, que además encaja con uno de sus objetivos: la descentralización de la cultura para que el turismo no se concentre únicamente en el centro de la ciudad.

Pero el plan no gusta a la oposición. PSOE, PP y Ciudadanos aprobaron este miércoles con sus votos una propuesta en el pleno del distrito de Barajas para que se paralicen las obras del Palacio del Capricho, propiedad de los Duques de Osuna. El grupo socialista ha sido el impulsor de la propuesta. El PSOE la justifica argumentando que las obras de reforma del palacio de se están llevando por delante muros y elementos originales, algunos de ellos del siglo XVI. El edificio y los jardines están protegidos como Bien de Interés Cultural. El Partido Popular, que se ha sumado a esta iniciativa del PSOE, contrasta con el hecho de que el proyecto arquitectónico, elegido por un jurado de expertos en concurso público, ha obtenido tres veces el aprobado de la Comisión de Patrimonio, liderada por la Comunidad de Madrid.

Pero además, el Partido Popular buscó en 2014 inversores para convertir el Palacio de El Capricho en un centro para la celebración de bodas, bautizos y comuniones. El proyecto que pensó el PP consistía en que la adjudicataria rehabilitaría el inmueble y a cambio obtendría su gestión por 50 años, donde podría organizar eventos de hostelería como bodas, bautizos y comuniones en fin de semana. Entre semana, el espacio lo podría utilizar el Ayuntamiento para eventos públicos como exposiciones o conferencias, según publicó Madriddiario en 2014.

El Ayuntamiento de Madrid no entiende la postura de los socialistas y del resto de grupos. El proyecto de obras de reahabilitación y museográfico en el Palacio 'El Capricho' fue adjudicado mediante concurso público de ideas, con intervención de jurado. En el jurado participaron profesionales de reconocido prestigio de la arquitectura y de la protección del Patrimonio Histórico, miembros del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid, así como responsables del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid.

El jurado valoró positivamente, y así lo recogió en su acta de 27/07/2016, "la coherente articulación de un posible programa museográfico con la conservación de los valores patrimoniales del palacio en su entorno del jardín histórico". La propuesta del espacio central de doble altura "concentra y estructura formalmente acciones y usos viables, duraderos y compatibles con la dignidad del edificio y por tanto, con su garantía de conservación".

Pero además, el proyecto, en su desarrollo posterior, ha pasado en tres ocasiones por la Comisión local de Patrimonio histórico, en la que también está la Comunidad de Madrid, obteniéndose dictámenes favorables al proyecto en las distintas fases de desarrollo del mismo, "con recomendaciones que han sido seguidas en todo momento", aseguran fuentes del Gobierno municipal.

Caja de intercambios del futuro museo del Palacio de Capricho.

Caja de intercambios del futuro museo del Palacio de Capricho. Ayuntamiento de Madrid

"Este equipo de Gobierno ha sido el primero en querer aplicarle un plan serio de restauración, mantenimiento y de apertura como nuevo museo a la ciudad. Todo ello además con un amplio proyecto museográfico dedicado al papel de las mujeres en la Ilustración", aseguran fuentes del Ayuntamiento.

Respecto al muro al que se hace referencia, desde el área de Cultura que dirige Manuela Carmena aseguran que el espacio del "gabinete de paísesque no se encuentra dentro del ámbito del espacio en doble altura, "fue completamente desconfigurado en la segunda mitad del siglo XX, al perder dos de sus muros más el techo y el forjado", mientras que solo quedan dos muros originales que se van a conservar. "Además se reconstruye su techo que nunca fue reconstruido y también se refuerza su forjado que se reconstruyo en tiempos de la escuela taller (años 80)", explican desde el Ejecutivo municipal.

Más oposición al proyecto

La oposición a las obras no solo viene de los grupos políticos. La Asociación cultural Amigos de El Capricho, formada por arquitectos que participó en la redacción del concurso y una de cuyas dirigentes presentó al concurso público un proyecto arquitectónico que, sin embargo, el jurado de expertos no eligió, se opone al proyecto ganador al considerar que "incumple las bases del proyecto". 

"No estamos en contra de que se haga algo, estamos muy felices de que el edificio se abra al público, pero no a cualquier precio", explica a eldiario.es la Asociación Amigos de El Capricho. "Creemos que el proyecto que se está haciendo no cumple las bases históricas del concurso. Este proyecto iba a ser muy polémico si se llevaba a cabo y eso lo sabía el Ayuntamiento de Madrid porque es meter con calzador una idea muy preconcebida", asegura la asociación cultural.

"Desde las fases anteriores al concurso, a principios de 2016, hemos estado comprometidos con la organización del mismo y con la configuración de unas bases con muchísimas referencias históricas, documentación, legislación, etc. siendo todo muy ilusionante para una asociación que hereda una reivindicación vecinal de más de 30 años para darle un uso público al edificio", defienden.

Tras ese fallo del concurso, la asociación cultural emitió un informe crítico en el que se señalaba lo que consideran un incumplimiento de las bases del del concurso. Desde Amigos del Jardín El Capricho no entienden como de más de 20 proyectos que se presentaron, se ha escogido al que modifica parte de la estructura del edificio.

La asociación cultural denuncia que elementos que están siendo derribados forman parte de la edificación original, "tal y como constaba en la memoria histórica incorporada a las bases". Desde la asociación, que reconocen la validez y el prestigio del jurado del concurso, no se explican la elección del proyecto ganador.

Respecto al muro que el Ayuntamiento justifica como construido en los años 80, Amigos de El Capricho aseguran que se trata de "elementos restaurados modernos pero que correspondían al menos a la configuración auténtica del Palacio, que está siendo ahora irreversiblemente dañada, a pesar de que el propio Ayuntamiento de Madrid instaba su recuperación en las bases del concurso y era consciente de los límites impuestos por la importancia histórica del Palacio y las protecciones legales que lo amparan".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha