eldiario.es

9

MADRID

#YosoyRonin47: la campaña de apoyo al policía municipal que denunció el chat ultra de sus compañeros

CCOO ha lanzado una campaña de respaldo al agente que sacó a la luz un chat entre policías municipales de Madrid con mensajes fascistas y xenófobos

Seis meses de acoso al policía que ha destapado el chat contra Carmena: "¿Alguien tiene su foto?"

43 Comentarios

Campaña de apoyo en Twitter al policía municipal que denunció el chat ultra de sus compañeros. / @MadridSindical

Campaña de apoyo en Twitter al policía municipal que denunció el chat ultra de sus compañeros. / @MadridSindical

Comisiones Obreras, el sindicato al que pertenece el policía municipal de Madrid que denunció el chat ultra de sus compañeros, ha lanzado en Twitter #YosoyRonin47, una campaña de apoyo al agente. 

El denunciante que sacó a la luz la conversación donde varios agentes proferían amenazas a Manuela Carmena y loas a Hitler entregó también en comisaría pantallazos que acreditaban seis meses de amenazas.

Tras revelar eldiario.es el contenido de los mensajes del chat, el policía ha seguido recibiendo amenazas y se encuentra actualmente de baja laboral y con escolta. Entre los integrantes del cuerpo ha circulado en las últimas semanas un mensaje: "Hay un canalla en el cuerpo. Una chivata asquerosa, le llaman la japonesa, es un traidor sin rival". 

Políticos como Íñigo Errejón, Ramón Espinar o Jorge Moruno, de Podemos, han tuiteado con el hashtag con el nick que utilizaba el denunciante en el chat. La cuenta de Izquierda Unida Madrid y su coportavoz Sol Sánchez también se ha sumado al apoyo. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha