Australia abre de nuevo sus fronteras al turismo internacional

Australia

Canal Empresas


0

Los ciudadanos australianos han sido uno de los pueblos que más ha insistido en atajar las vías de contagio del coronavirus. Hace 20 meses cerró a cal y canto sus fronteras internacionales, prohibiendo a cualquier turista, e incluso a sus propios paisanos, entrar o salir del país. El pasado 1 de noviembre de 2021, después de 600 días de cierre fronterizo, se volvió a permitir el paso a cualquier ciudadano del mundo.

Los australianos no lo han pasado nada bien durante el periodo pandémico. Las autoridades de este país llevaron a cabo estrictas normas de viaje que impidieron a miles de residentes permanentes y nacionales la posibilidad de ver y reunirse con sus familiares, manteniéndolos alejados de cualquier evento familiar, ya fuera una boda o un funeral.

Afortunadamente, el pasado 1 de noviembre, el aeropuerto internacional de Sídney reabrió sus puertas, llenándose sus terminales de emotivos abrazos y lágrimas, flores y alegría por el reencuentro. Desde ese lunes ya se podía volver a viajar a Australia, un sueño que se cumple no solo para los habitantes de la isla más grande del mundo, sino para todos aquellos que quieren conocer este continente más pequeño del mundo.

Documentación necesaria para viajar a Australia

Aunque la apertura de sus fronteras fue en un principio exclusivamente para los ciudadanos australianos, familiares directos y residentes permanentes, no pasó demasiado tiempo para que se pudieran abrir al resto de habitantes del planeta.

El 15 de diciembre se permitió la entrada a estudiantes extranjeros vacunados y a inmigrantes calificados. En la actualidad, cualquier ciudadano del mundo puede hacer su entrada y permanencia en este país. En cualquier caso, las autoridades vuelven a estar alerta por la aparición de la nueva variante Omicron, por lo que se recomienda mantenerse informado sobre las actualizaciones de los requisitos que el gobierno de Australia puede llegar a imponer en cualquier momento.

A día de hoy es imprescindible, si se viaja como turista, presentar una de las dos eVisas posibles, las cuales pueden adquirirse con ayuda de la plataforma web VisaTurismo.es, por un lado, la e-visitor, y por otro, la ETA Australia (Electronic Travel Authority). La primera se tramita de forma online y permite entrar en el país por motivos turísticos, como estudiante o para visitar a familiares. La segunda se trata de una autorización que se vincula electrónicamente al pasaporte.

Además, también se deberá estar en posesión de un pasaporte legal con una vigencia mínima de 6 meses a partir de la fecha de entrada en territorio australiano, además de una copia escaneada. Así mismo, será necesario una tarjeta de crédito o una cuenta de PayPal para poder llevar a cabo los pagos que se precisen. Se debe tener al menos 1653 dólares australianos por cada mes que se tiene pensado pasar en este país. Es importante, aunque no obligatorio, contar con un seguro de viaje, ya que los costes médicos, en caso de necesitarlos, son demasiado elevados.

Qué ver y hacer en Australia

Australia sigue en plena ola de alegría por la apertura de las fronteras, por lo que si se decide viajar a este país en estos momentos, con toda seguridad, el turista se verá envuelto en un ambiente de felicidad por la tranquilidad y normalidad recuperada. Aún en proceso de adaptación y con la sombra de la nueva variante Omicrom, tal y como se puede leer en este artículo de la revista Reuters, los australianos reciben con los brazos abiertos a todo aquel que quiera ver y descubrir su fascinante país.

Flora y fauna

Australia dispone de una superficie enorme, es el sexto país más grande del mundo (7.741.220 kilómetros cuadrados). Un pequeño continente que por mantenerse durante tanto tiempo asilado del resto de los continentes ha desarrollado una biota única y muy diversa que sorprenderá a todo aquel que la observe y descubra.

Aquí se localizan especies endémicas muy particulares, como sus populares marsupiales; wombats, ualabis, demonios de tasmania, zarigüeuas australianas, koalas y canguros. Pero, también, los hábitats de los dingos, ornitorrincos, emúes…

Su diversidad de hábitats compite con la impactante variedad de su geografía humana y natural.

Qué visitar en Australia

La lista de lugares que hay que ver en este país es bastante extensa. Pero, sin lugar a dudas, los imprescindibles comienzan con el parque nacional de Urulu-Kata Tjuta, ubicado en el gran desierto central y declarado como Patrimonio de la Humanidad. Aquí se encuentra el famoso y espectacular Ayers Rock.

Igualmente espectaculares son las Blue Montains (reserva natural), el parque nacional Cabo Le Grand (acantilados de granito), el parque nacional Daintree (el bosque tropical más antiguo de La Tierra, con 135 millones de años). La Isla Fraser, Kangaroo Island, Whitehaven Beach, la Gran Barrera de Coral, las cascadas de Atheron Tablelands, el Kings Canyon o los Doce Apóstoles son otros de esos terrenos naturales que no se deben dejar escapar.

En cuanto a los espacios habitados por humanos, no desmerece una visita Sydney y su Opera House, los graffitis de Melbourne, la capital Canberra, Adelaida, Launceston y Hobart en Tasmania o Byron Bay, entre otros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats