Crece la demanda de cuidadoras internas en Madrid

Cuidado de mayores

Canal Empresas

0

Las circunstancias en las que vivimos actualmente en las que el distanciamiento social es una necesidad para todos, pero especialmente para las personas mayores, ha provocado que cada vez más familias opten por el cuidado a domicilio para atender a sus seres queridos mayores. Empresas como Depencare especializadas en este ámbito, han visto como en los últimos meses, se acelera la tendencia hacia el cuidado en el propio hogar.

¿Cuidadora interna o residencia?

Cada modelo tiene sus ventajas e inconvenientes. Las residencias permiten que diferentes tipos de especialistas puedan atender rápidamente a la persona sin necesidad de que se desplace, algo que puede ser de valor si la persona mayor tiene patologías muy invalidantes y que requieren seguimiento continuo, por las cuáles la cercanía a los especialistas es una necesidad. Sin embargo, este modelo supone una pérdida del arraigo y el entorno conocido por el mayor (su hogar) lo cual puede perjudicar su estado anímico.

El cuidado de personas mayores a domicilio, por su parte, facilita que la persona permanezca en su propio hogar, lo cual le permite mantener un mayor grado de independencia, dentro de un entorno conocido y reduciendo por lo tanto el riesgo de desorientación que pueden provocar determinados cambios en edades avanzadas. Por otro lado, está el aspecto económico, y es que el cuidado a domicilio es, en general, más barato que el traslado a una residencia de mayores.

¿Cómo se contrata a una cuidadora interna?

Habitualmente las cuidadoras internas son contratadas en el régimen especial de los empleados de hogar, para ello hay que realizar diversos trámites para dar de alta en la seguridad social al empleador y a la persona contratada, elaborar un contrato y enviar mensualmente la nómina correspondiente.

La complejidad de estos trámites para la mayoría de las familias es lo que hace que hayan surgido empresas como Depencare que ayudan a las familias en este proceso, además de realizar la selección de la cuidadora más adecuada, garantizando las sustituciones de dichas cuidadoras, en caso necesario.

“Hemo desarrollado un proceso de selección que nos permite encontrar a la cuidadora ideal para cada familia, en base a las necesidades concretas de la persona que debe atenderse, su forma de ser, su estado de ánimo actual y otras circunstancias especiales”, comenta David González, CEO de la empresa. El proceso de selección incluye entre otros filtros, entrevistas a la cuidadora, test situacional, revisión de referencias de anteriores trabajos y verificación de titulaciones.

“Más allá de la selección de cuidadoras y la gestión administrativa, lo que más valoran los clientes es la tranquilidad, por eso les ofrecemos también una garantía de sustitución ilimitada para que nunca les falte una cuidadora si la que tienen cae enferma, se va de vacaciones o requieren una sustitución por otros motivos”, añade David González.

Cuidado de personas mayores en Madrid

Según datos del INE del 1 de enero de 2020, la población de Madrid con edad igual o superior a los 65 años ya supone más del 20% de la población, y la población con edad igual o superior a los 75 años supera ligeramente el 11% de la población.

La situación de la pirámide poblacional, así como su previsible evolución a futuro hacen que el cuidado de las personas mayores en Madrid deba ser analizado con atención, para cubrir las necesidades actuales y futuras que tiene este segmento de la población.

Las medidas para ayudar a las familias deben ser más efectivas para conseguir que envejecer con calidad de vida y salud sea más accesible para todos.

Etiquetas
Publicado el
2 de febrero de 2021 - 00:00 h

Descubre nuestras apps

stats