Las mejores ofertas de coches km0

Coche km0

Canal Empresas

0

Para los que están buscando un coche nuevo, existe una modalidad que puede servir para ahorrar dinero, a la vez que se compra un vehículo por estrenar, en las mejores condiciones posibles. Solo hay que entrar en las páginas de ofertas coches km0 para comprobarlo y poder obtener hasta un 25% de descuento sobre el precio real de cada modelo.

¿Qué es y qué no es un coche kilómetro cero? Se trata de un vehículo nuevo, que no entra en la categoría de usado, pero que a diferencia de los que se encuentran en stock o los que se venden bajo pedido, ha sido ya matriculado por la marca o por el propio concesionario. No es un coche seminuevo, ni ha sido utilizado en pruebas por los clientes del concesionario, ni se trata de un vehículo que haya tenido otro uso: solo ha cubierto el trayecto desde la fábrica hasta el lugar de venta, sin haber sido empleado en ninguna otra actividad. Sí que puede haber estado expuesto en la tienda durante varias semanas o meses, pero sin rodaje asociado a su muestra.

Los vehículos km0, como su propio nombre indica, han de mostrar una escasa distancia recorrida en su cuentakilómetros, el necesario para haber circulado de la factoría de la que salió al medio de transporte en el que ha sido trasladado al punto de venta. Por ello su kilometraje se acercará como mucho a la decena en la mayoría de casos y en ninguno debería superar los 50, pues esta cifra podría indicar que ha sido utilizado para otras funciones.

¿Por qué las marcas o los concesionarios matriculan coches? Normalmente esta práctica está ligada a objetivos de venta, tanto del fabricante como del vendedor final: las empresas necesitan llegar a unas cifras anuales o trimestrales, por lo que se encargan de la matriculación y dejan el vehículo en el concesionario hasta que consiguen darle salida, normalmente en poco tiempo. Esta característica es una de las razones por las que los vehículos km0 pueden resultar más baratos: el fabricante o detallista necesita colocar el vehículo en un corto plazo, por lo que puede llegar a aplicar importantes descuentos sobre el precio de su venta original. Estos pueden llegar hasta el 15% o 25% menos, en función de diversos factores como tiempo en tienda, si se trata de un modelo descatalogado, las prestaciones que ofrece, etc.

Además de un ahorro en el precio final sobre el habitual para la marca adquirida, el comprador también se ahorra en este caso el gasto de matriculación -solo es necesario hacer un cambio de titularidad- y el de transporte.

En cuanto a las desventajas, no son demasiadas y la mayoría pueden ser subsanables. Por un lado está la garantía del vehículo, que cuenta a partir del periodo de matriculación pero que puede ser negociada con el concesionario para que se extienda el tiempo que ha estado el coche sin salir del establecimiento. Otra importante que es de reseñar es que no es posible elegir las prestaciones adicionales o diferentes tipologías del modelo: se compra un coche ya acabado y listo para entregar, con todas las características ya incluidas.

Superadas estas salvedades -no suelen resultar importantes- no hay más que ponerse a buscar en los concesionarios tu coche kilómetro cero o, más fácil aún, otear por internet en busca de tu próximo vehículo para conseguir los mejores descuentos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats