La portada de mañana
Acceder
El rey emérito se blinda de pagar impuestos con su residencia fiscal en Abu Dabi
Investigación - Tres años sin noticias de la mitad oculta del archivo de Villarejo
Opinión - 'El machismo y sus burlas, herencia española', por Rosa María Artal

¿Por qué no deberías fiarte de los traductores online?

Traductor

Canal Empresas


0

La integración de las economías, los mercados y las sociedades para configurar una aldea global conlleva al tráfico e intercambio continuo de información y conocimientos en múltiples idiomas.  

A propósito de esta circunstancia hoy día es natural el uso masivo de traductores online ante la apremiante necesidad de comprender más de un idioma en forma rápida y efectiva.  

Pero, a pesar de que los traductores en línea como Google Translate permiten leer e interpretar contenido escrito en una lengua extranjera no son confiables cuando se trata de textos extensos y complejos. 

Una solución viable para las personas que requieren traducir información es registrarse en un curso adaptado a las necesidades particulares, donde se puede elegir profundizar en el ámbito de estudio del usuario. Hay documentos en los que se utiliza un lenguaje especializado o profesional que no siempre es traducido correctamente al hacer uso únicamente de herramientas tecnológicas. 

Sigue leyendo para que te enteres por qué no deberías fiarte de los traductores online. 

¿Por qué no deberíamos fiarnos completamente de los traductores online?

Los traductores online pueden ser útiles cuando deseas comprender un texto breve rápidamente, sin embargo los resultados de esta versión traducida en una lengua diferente pueden presentar errores o imprecisiones que ponen en riesgo la calidad o valor del producto final. 

El lenguaje está enriquecido con un bagaje amplio de palabras técnicas, sinonimias y expresiones que se adaptan a una gran variedad de contextos, siendo las cosas así aún no se ha creado un sistema informático capaz de reproducir el nivel de comprensión del lenguaje que tiene el ser humano. Ningún traductor en línea dispone de las complejas estructuras de razonamiento que utiliza el cerebro para el procesamiento del lenguaje.

Bajo esta condición, las traducciones online pueden resultar confusas y en muchos casos incomprensibles para los hablantes nativos que las leen. A pesar de que pueden ser relevantes al momento de tener información general no garantizan que estos resultados reflejen con exactitud lo que se quiere decir realmente en el texto. 

Para mantenerse a la vanguardia y superar esta inconsistencia las personas se fijan el propósito de aprender un idioma, pero la falta de constancia y dedicación obligan a acudir al traductor online, herramienta que no siempre te ayudará a resolver tus problemas. 

Si necesitas entregar un informe o documento traducido a una lengua extranjera lo más recomendable para corregir los errores es consultar con un amigo hispanoparlante, un editor nativo o un profesor que hable castellano como lengua materna. 

¿Cómo funcionan los traductores online?

Los traductores online son programas informáticos dotados de una base de datos de variedad de idiomas,  fueron creados con el propósito de traducir automáticamente textos de una lengua a otra. 

El funcionamiento de los traductores no es distinto al resto de los programas computacionales, opera a través de un software que se encarga de traducir un texto escrito a cualquier otro idioma

Si apelamos a un ejemplo como Google Translate, traductor muy popular con más de 200 millones de usuarios y con aproximadamente 103 idiomas, se tiene claro que funciona con algoritmos, no hay un técnico de soporte atendiendo las fallas que se presentan durante la traducción. 

Simplemente, el traductor automático interpretará los significados según el vocabulario disponible en la base de datos, el contexto o la forma en que haya sido programado.  

Como se afirmara en el apartado anterior, los traductores no arrojan resultados perfectos, ni exactos, por el gran número de fallos gramaticales que pueden tener en el proceso. La idea es acceder a todo tipo de contenido general con un significado aproximado en cualquier idioma desde cualquier parte del mundo, sin pérdidas de tiempo ya que la información se obtiene en forma instantánea. 

 En el mercado actual existen muchos traductores online, algunos de ellos incorporan tecnología moderna como la Inteligencia Artificial para adaptar las palabras al contexto y generar contenido mucho más preciso. 

Antes de usar un traductor online debes considerar cuál es la real necesidad de una traducción, si es un texto informal o básico no dudes en recurrir a ellos porque pueden ser útiles para una consulta rápida, pero si se trata de un texto profesional o formal lo mejor es prescindir de esta herramienta y acudir a un experto para una traducción acertada. 

Errores comunes de los traductores online

Resulta cierto que la tecnología facilita muchos procesos y nos saca de aprietos, pero en materia de traducción aún no responde al desafío de traducir sin equívocos. Los errores más comunes de los traductores están relacionados con el significado de las palabras, la coherencia, la concordancia y la cohesión. 

Los traductores online permiten conocer el sentido de una palabra o el significado equivalente de una frase expresada en una lengua diferente, pero no son de fiar al 100%  si necesitas traducir, por ejemplo, un libro de medicina, un contrato, o una novela de terror. 

Mucho menos si debes presentar un informe en inglés para conseguir un puesto en una empresa, en virtud de que el traductor puede formular un texto muy distinto al que deseas expresar.    

Uno de los errores visibles más comunes que se pueden presentar al traducir con esta herramienta es cambiar los títulos de novelas, películas, revistas médicas o científicas y frases propias de áreas especializadas. 

También hay que ser cuidadoso con el lenguaje especializado o tecnicismos, la  jerga local  y los sinónimos, los traductores online tienen problemas para interpretar una palabra según el contexto, por ejemplo las palabras inglesas 'equity', 'draft', tienen varios significados según la jerga o el contexto en el que se mencionan. 

Algunos traductores interpretan oraciones negativas como positivas y viceversa, siendo un error que puede traer consecuencias desagradables, sobretodo si se expresan en el ámbito jurídico o legal. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats