Preservación de la fertilidad: qué es y para qué sirve este método de reproducción asistida

Inseminación artificial

Canal Empresas

0

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en España solo el 19% de las mujeres con más de 35 años son madres. Unido a eso, a medida que la edad avanza, la fertilidad es más limitada en las personas. En este sentido, han surgido muchas Clínicas de fertilidad en Madrid, las cuales ofrecen distintas alternativas de reproducción asistida.

Uno de los métodos más avanzados en cuanto a la medicina reproductiva, es la preservación de la fertilidad. Puesto que permite a cada persona decidir cuál es el mejor momento para formar su propia familia.

A continuación, se abordarán todos los aspectos con relación a la preservación de la fertilidad e, inclusive, cuál es su tasa de éxito para conseguir una futura gestación.

 

¿Qué es la preservación de la fertilidad?

La preservación de la fertilidad es una técnica que consiste en extraer los óvulos del cuerpo de una mujer utilizando la estimulación ovárica controlada junto a la punción y aspiración del folículo.

La intención es conseguir una muestra de óvulos que se pueda utilizar para lograr el embarazo en el futuro.

Este método se aplica con gran éxito en la actualidad en distintos centros de Inseminación artificial en Madrid, sobre todo, por su alta tasa de beneficios y ventajas.

No obstante, la preservación de la fertilidad en las mujeres debe hacerse cuando aún exista una reserva adecuada de óvulos. Es decir, antes de los 35 a los 38 años de edad.

En otras palabras, a diferencia de los testículos que producen espermatozoides a diario, el ovario solo cuenta con un número limitado de óvulos desde que nace la mujer. De hecho, entre los 32 a los 38 años la reserva de óvulos se encuentra disminuida y, además de eso, su calidad ya es baja.

Luego de obtener la muestra, la fertilización in vitro es la tecnología de reproducción asistida más exitosa para colocar posteriormente los embriones en el cuerpo de la mujer. 

 

¿Cuáles son las distintas fases de este proceso?

Lo primero que se debe hacer antes de iniciar el proceso, es un estudio médico por parte de los expertos para medir la calidad y la cantidad de la reserva ovárica.

Luego, se aplican los siguientes pasos en un orden cronológico:

La estimulación ovárica: se realiza para garantizar el número adecuado de ovocitos. Para hacerlo, el especialista puede recetar algún tratamiento como inyección de hormonas o estimulantes ováricos. Además, se realizarán algunas ecografías para verificar el desarrollo folicular de los ovarios.

La punción y aspiración folicular: al momento que los folículos estén desarrollados, se inducirá la ovulación para hacer la punción y la aspiración folicular. Se trata de un procedimiento indoloro y sin molestias, ya que se hace bajo una sedación controlada.

La vitrificación de los óvulos: esto se hace a través de lo que se conoce como “crio conservación”, la cual es una técnica de conservación de los óvulos que utiliza nitrógeno líquido a una temperatura de -196 °C. El objetivo es conservar la calidad de la muestra y detener su maduración hasta que se utilice.

Por otra parte, también existe la posibilidad de realizar la congelación de la corteza ovárica. Está técnica permite restablecer la función ovárica a futuro. De ese modo, se pueden lograr embarazos espontáneos o disminuir los efectos de la menopausia precoz. Aunque realmente no se trata de un método tan efectivo como la vitrificación de óvulos.

 

¿En cuáles casos se recomienda aplicar la Preservación de la fertilidad?

Este procedimiento es recomendable por múltiples razones, bien sean de índole personal, económico o de salud.

Uno de los motivos más frecuentes es el deseo de retrasar la maternidad hasta lograr la estabilidad financiera o hasta alcanzar cierta edad.

En estos casos, la mujer debe considerar que el reloj biológico no se detiene, y que a mayor edad también existe menos posibilidad de una ovulación espontánea y de calidad.

Asimismo, cuando la mujer se somete a tratamientos de cáncer como la radioterapia y la quimioterapia, sus posibilidades de concebir disminuyen notablemente. Por lo que la preservación de la fertilidad ayuda a la maternidad después de que la enfermedad se logre superar.

También, esta técnica es recomendable para aquellas mujeres que vayan a ser sometidas a cirugías ováricas en las cuales se pueda comprometer su fertilidad.

 

¿Cuál procedimiento debe aplicar el hombre para preservar su fertilidad?

En el caso de los hombres, factores como el tabaquismo, el alcohol o el estrés disminuyen la fertilidad masculina. Además, situaciones genéticas o de salud, como baja movilidad seminal o tratamientos de cáncer, son elementos de peso para aplicar la congelación del semen.

Para hacerlo, el paciente deberá realizarse estudios médicos para el análisis de la concentración y el recuento de sus espermatozoides.

Ya con los resultados evaluados, el siguiente paso consiste en estudiar el ADN espermático, los cromosomas, las células germinales, entre otros detalles, para verificar que la muestra puede ser vitrificada sin problemas.

 

¿Cuál es la tasa de éxito que tiene un tratamiento de preservación?

Las cifras estimadas de éxito de la preservación de la fertilidad pueden variar. Sobre todo, porque es difícil predecir el número de óvulos que se obtendrán durante el procedimiento.

Sin embargo, los expertos consideran que con 15 a 20 óvulos obtenidos de la muestra, la tasa de éxito para la concepción es de un 80%.

Por otro lado, este procedimiento no afecta la calidad del gameto, ya que su maduración se detiene cuando el óvulo es vitrificado.

Eso sí, es esencial realizar la técnica a una edad en la cual los ovocitos sean óptimos (entre los 32 a los 38 años). De otro modo, la posibilidad de conseguir un embarazo a término bajará considerablemente.

La inseminación artificial en Madrid es cada vez más utilizada en la capital entre otras cosas por la elevada tasa de éxito y la facilidad del proceso en comparación con otras prácticas.

 

Las complicaciones del tratamiento de Preservación de la fertilidad

Una de las complicaciones más comunes al aplicar la preservación de la fertilidad, se trata de la posibilidad de un embarazo múltiple. No obstante, esto se puede minimizar si se limita el número de embriones que se implantarán en la mujer.

Además, el tratamiento no es garantía de un embarazo a futuro. Ya que se deben considerar otros factores, como la edad de la mujer u otras patologías preexistentes.

Lo que sí es cierto, es que este método aumenta la posibilidad de alcanzar la gestación, especialmente si se aplica junto con otras técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats