La portada de mañana
Acceder
La monarquía cuesta a los españoles mucho más de lo que reflejan sus cuentas
Verano sin mascarillas en el exterior y con vacunas, pero aún con restricciones
Estudiantes y salud mental en la era COVID: "Creía que no podía y me preguntaba si valía para esto"

Injerto capilar: una solución para el colectivo LGTBI

Joven peinado

Canal Empresas

0

Es común ver que las personas transexuales se preocupen por su imagen capilar, debido a que la primera línea del cabello posee un diseño femenino o masculino, según el sexo biológico. En el caso de las mujeres trans, aparte de detener la alopecia androgenética, desean modificar el diseño del cabello para darle un aspecto acorde a su identidad. Tanto la mujer transexual como el hombre transexual pueden cambiar el aspecto del cabello y el rostro para conseguir su verdadera identidad.

Gracias a los avances de la medicina estética, la mejor solución es el implante capilar, para ayudar a en los procesos de transición. Existen técnicas de injertos ideales para cada paciente. Por eso es fundamental acudir con profesionales del sector para combatir no solo la alopecia androgenética, sino lucir una nueva apariencia deseada desde la feminización o la masculinización de la primera línea capilar. También cambia las facciones del rostro y define el cabello acorde a las características de la persona transexual.

¿Es viable un injerto capilar en transexuales?

Es un procedimiento totalmente viable y confiable, lo importante es tener todas las condiciones adecuadas. Lo primero es ubicar una clínica estética que realice los injertos capilares con médicos calificados para un proceso con resultados seguros. En Internet se encuentran debates, opiniones y comentarios sobre estas clínicas en España que tratan los problemas del pelo en general en transexuales.

En segundo lugar, se debe elegir la técnica FUE en injerto capilar, ideal para trans. Se trata de una técnica ideal para el cambio de género por el reducido grado de agresividad en el cuero cabelludo, además de que ofrece resultados estéticos naturales a largo plazo. Este injerto protege de la caída del cabello y la alopecia craneal, y afianza la virilidad de la barba, el bigote y las cejas. También es importante señalar que se controlan las variables hormonales propias de la transición, para que coincidan con el cambio de identidad.

¿Influyen las hormonas en algún momento del proceso de un injerto capilar?

Las hormonas sí influyen en el proceso del injerto capilar. De acuerdo a los expertos, el injerto se ejecuta cuando el paciente está completamente estabilizado a nivel hormonal. La principal razón es que la alopecia androgénica es causada por una alteración en las hormonas, siendo lo mejor esperar el equilibrio hormonal, que viene después de superar la fase inicial de la transición.

El exceso de la hormona masculina (testosterona) produce la alopecia, pero si no se aporta una cantidad suficiente de testosterona se impide el adecuado crecimiento de la barba y bigote. Es por ello que es preciso un tratamiento de hormonas vigilado por los médicos para que la conversión de género no altere la estabilidad capilar. Así se puede ofrecer un resultado exitoso y perdurable a los transexuales.

¿Existe alguna diferencia en cuanto al injerto en hombres que antes eran mujeres y viceversa?

No hay un factor referido al sexo que determine una diferencia al momento de hacer un injerto en un paciente. Quiere decir que la elección de las zonas capilares para el injerto no depende del sexo, sino que se hará con la misma distribución con la que se nació. En cuanto a la extracción de las unidades foliculares, será la misma en cada caso. Y la cantidad de unidades foliculares no depende del sexo, sino de cada paciente y de su densidad.

El profesional capilar es el que se encarga de evaluar las particularidades del caso. Valora la situación de cada paciente basándose en el injerto para extraer las unidades foliculares de la zona donante que cumplirán con las necesidades de la persona.

En cuanto a las mujeres trans, el único paso es feminizar la primera línea capilar con un arco femenino que oculte las facciones masculinas del cuero cabelludo. Se crea un aspecto más femenino con una distribución del cabello y el rostro en el nivel de la sien, para lograr un aspecto más femenino.

Para el caso de hombres trans, el proceso es diferente; se masculiniza la distribución del cabello. También se realiza un trasplante de barba con la técnica del injerto sin rapar para manifestar una mayor masculinización.

¿Qué técnicas de injerto capilar se aplican en personas trans?

Para el caso de buscar un injerto para transicionar, la técnica FUE es la más recomendada porque extrae las unidades foliculares de zonas laterales y posteriores para implantarlas en el área receptora. Al implementar las fases de un injerto capilar con FUE se homogeneiza el cuero cabelludo sin dejar cicatrices visibles luego de las incisiones. Esto permite una intervención con resultados bastante funcionales y estéticos.

Otra técnica es la de FUSS en injerto capilar, aunque el procedimiento deja cicatrices a simple vista. Resulta más invasiva por extraer una tira del cuero cabelludo del paciente para obtener las unidades foliculares. Ahora solo se emplea en casos excepcionales donde los pacientes tienen un déficit en las zonas donantes.

Etiquetas
Publicado el
6 de julio de 2021 - 00:00 h

Descubre nuestras apps