¿Es mejor alquilar o comprar un coche de empresa?

Coche de alta gama

Canal Empresas

0

Optar por el alquiler de coches para empresas puede ser mucho más ventajoso que decantarse por la compra de un vehículo. ¿Por qué? Entre otras cosas, podremos olvidarnos de la ITV y de pagar el seguro. En las siguientes líneas, vemos estas y otras ventajas más en profundidad. 

Si tienes una empresa, seguramente el nivel de actividad no sea el mismo durante todo el año. Del mismo modo, no siempre te hará falta contar con una flota de vehículos nutrida. Por eso, seguramente sea más aconsejable optar por el alquiler y recurrir a un servicio de renting sólo cuando las circunstancias lo requieran. Tener un coche de empresa en propiedad conlleva una serie de gastos de los que podemos prescindir. 

Con el renting flexible el cliente alquila el vehículo durante un tiempo determinado asumiendo únicamente el gasto de la gasolina. Ni seguro, ni ITV ni eventuales reparaciones. Con el pago de una cuota mensual accederemos a todos los servicios necesarios para el mantenimiento del vehículo: revisiones periódicas, cobertura de averías, cambio de neumáticos, seguro a todo riesgo y, si es necesario, vehículo de sustitución. Además, muchos contratos incluyen servicio de asistencia en carretera, reclamación de multas, gestión y pago de impuestos y la ITV.

Ventajas del renting para empresas

Existen varios escenarios donde, de forma puntual, vamos a necesitar aumentar o crear una flota de vehículos. En estos casos, siempre será mejor alquilar un coches o furgoneta durante un tiempo que comprar vehículos nuevos que después dejemos de utilizar.  

Con el alquiler de coches para empresas nos olvidamos además de pagar el seguro. No solo eso sino que, en caso de avería, no tendremos que asumir el coste de la reparación y nos darán un vehículo de sustitución

Las ventajas de decantarnos por alquilar en vez de por comprar cuando se trata de coches de empresa no terminan ahí. Esta alternativa nos permite acceder a un amplio abanico de vehículos e ir cambiando según nuestras necesidades. Es decir, si al término de un contrato queremos un coche más amplio o con prestaciones diferentes, no tendremos más que modificar nuestras preferencias y la empresa de renting se amoldará a nuestros nuevos requerimientos.  

No podemos olvidar también que algunas empresas ofrecen la modalidad de renting flexible que, Al contrario que el renting tradicional, te permite cancelar el servicio de alquiler cuando creas conveniente. Es decir, no tendrás que asumir ninguna sanción si tienes que dejar el vehículo antes de tiempo. 

A luz de todo lo que acabamos de comentar, el renting para pequeñas y medianas empresas es un sector que ha evolucionado mucho en los últimos tiempos. Muchas empresas están presentes en todo el ámbito nacional para que el cliente pueda elegir la sucursal más cercana. Además, suelen disponer de una amplia flota de vehículos (utilitarios, todoterrenos, vehículos ecológicos, furgones, furgonetas, etc). Es en definitiva la forma de olvidarse de todo. Del seguro y la ITV, de la gestión de posibles multas o de eventuales reparaciones y averías. Es a la larga una opción mucho más rentable que comprar un coche de empresa. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats