La portada de mañana
Acceder
La cuarta ola evoluciona con grandes diferencias entre comunidades autónomas
¿Quién tiene una casa en España? La brecha entre propietarios e inquilinos
Opinión – Lo de Madrid, por Antón Losada

Cigarrillo Electrónico Contra El Tabaquismo

Cigarrillo electrónico

Canal Empresas

0

En diciembre de 2020 se celebró The Virtual E-Cigarette Summit, un encuentro que reúne anualmente a científicos, profesionales y responsables políticos con competencias de salud pública en diferentes países del mundo para explorar las últimas investigaciones sobre el papel que desempeñan los cigarrillos electrónicos frente al tabaco. A lo largo de dos días, diferentes instituciones detallaron sus investigaciones sobre las estrategias de salud más efectivas para reducir las muertes y enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Hay que recordar que cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco (más de 7 millones por consumo directo y alrededor de 1,2 millones por la exposición al humo) según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una de las presentaciones más interesantes fue la de la doctora Jamie Hartmann-Boyce, investigadora principal del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco de la Universidad de Oxford, que explicó la última revisión publicada por la organización, que reúne las mejores investigaciones científicas con el objetivo de ayudar a evaluar la efectividad relativa de las intervenciones de salud. La revisión, que incluyó evidencias de 50 estudios en el mundo, señala que los cigarrillos electrónicos con nicotina son efectivos para ayudar a las personas a dejar de fumar, siendo el método más eficaz por delante de tratamientos de sustitución como los parches, los chicles o las terapias conductuales.

Kennet Warner, distinguido profesor universitario emérito de salud pública y decano emérito de la Universidad de Michigan, expuso el resultado de su artículo titulado ‘¿Una bala mágica? El impacto potencial de los cigarrillos electrónicos en el número de víctimas del tabaquismo’. El artículo informa los resultados de un análisis de simulación hasta el año 2100 que compara los años de vida potenciales ganados por dejar de fumar inducido por el vapeo con los años de vida potenciales perdidos por el inicio del hábito de fumar inducido por el vapeo en los Estados Unidos. De 360 escenarios posibles, 357 (99%) arrojan estimaciones positivas de años de vida salvados gracias al vapeo en las próximas décadas. De esta forma, los cigarrillos electrónicos se convierten en una herramienta importante para añadir a las medidas eficaces de control del tabaquismo.

Hoy en día, los españoles pueden encontrar una amplia variedad de tiendas especializadas en la venta de cigarrillos electrónicos y líquidos para vapear, como Ivapeo.com. No cabe duda de que los vapeadores están llamados a sustituir a los cigarrillos tradicionales, especialmente porque han cambiado los hábitos de consumo y forma de pensar con la introducción de e-líquidos con todo tipo de aromas, incluso de gusto a tabaco tradicional, que permiten disfrutar de este placer sin poner en riesgo la salud. Además, como no existe combustión, el vapor de los cigarrillos electrónicos contiene niveles sustancialmente más bajos de los tóxicos que se encuentran en el humo del tabaco.

En España, cada vez son más las voces que apuestan por el cigarrillo para combatir el tabaquismo. Como señala el periódico La Información, el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada considera que el Ministerio de Sanidad debería darle una oportunidad al cigarrillo electrónico, ya que ha mostrado su potencial como opción para dejar de fumar tabaco en varios países europeos como Reino Unido, Países Bajos o Dinamarca. El Instituto Coordenadas hace hincapié en la necesidad de abandonar el reduccionismo negativista con el que el Ministerio de Sanidad está abordando este problema social y sanitario de primer orden. El vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, Jesús Sánchez Lambás, afirma que “el Ministerio debe analizar, desde la evidencia científica y las experiencias internacionales, la aportación real que puede tener el cigarrillo electrónico en la estrategia antitabaco en nuestro país".

La apuesta de Reino Unido y Francia por el cigarrillo electrónico

Mientras que España le ha declarado la guerra al cigarrillo electrónico, países europeos como Reino Unido promueven el vapeo para dejar de fumar. En un informe, el Departamento de Salud Pública británico afirma que los cigarrillos electrónicos ayudan a más de 20.000 personas al año en Reino Unido a dejar el tabaco. Desde 2018, las autoridades británicas lanzan cada año una nueva campaña en la que recomiendan este método, incluido en el Plan de Control del Tabaco, como el más efectivo para abandonar el tabaco. El profesor John Newton, uno de los responsables de las últimas campañas de la agencia gubernamental Public Health England (PHE), señala que vapear es un 95% menos dañino que fumar y más efectivo para abandonar el hábito. “Sería trágico que miles de personas que podrían dejar de fumar con la ayuda de los e-cigarrillos no lo hicieran a causa de falsos miedos”, apunta Newton.

Hace apenas dos meses, Francia incluyó el cigarrillo electrónico en su estrategia para la quinta edición del 'Mes sin tabaco', una iniciativa puesta en marcha por el Servicio de Sanidad Pública francés, ya que considera que es la mejor herramienta para dejar de fumar. La apuesta por el cigarrillo electrónico que realizan las entidades públicas en el país galo viene avalada por infinidad de investigaciones científicas, como la de la Academia Nacional de Medicina de Francia. La academia francesa, que agrupa a facultativos del país y médicos de todo el mundo, apunta que el uso de vapeadores ayuda a reducir y detener el consumo de tabaco por parte del os fumadores. De hecho, según los datos del Ministerio de Sanidad del país galo, más de 700.000 han dejado el tabaco gracias a los dispositivos de vapeo en los últimos años.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 00:00 h

Descubre nuestras apps

stats