Profesor Giuseppe Speziale: “la revolución sucedió con el surgimiento de las técnicas mínimamente invasivas”

Giuseppe Speziale

Canal Empresas

0

En la comunidad médica española hay gran expectativa por el uso en terreno del dispositivo ARCORYS, que promete salvar miles de vidas al permitir diagnosticar arritmias de forma no invasiva, es decir, sin tener que introducir catéteres o realizar intervenciones.

Aunque el revolucionario dispositivo, con el que se puede ver la actividad eléctrica de la aurícula, no comenzará a utilizarse sino hasta el 2022, se prevé que con su uso las cirugías de corazón se puedan preparar mucho mejor.

Sobre esta innovación tecnológica aplicada a la cirugía el profesor Giuseppe Speziale, cirujano cardíaco de renombre internacional, autor de más de 6 mil intervenciones, destaca que su labor fundamental será la de prevenir, un campo en el que se ha hecho poco por parte de los gobiernos y de los medios de comunicación.

“Déjame darte un ejemplo: se han realizado importantes campañas de prevención del cáncer de mama, esto no significa que deban parar, al contrario, se necesitaría lo mismo para las enfermedades cardiovasculares. El Servicio Nacional de Salud, también debe recordar a los pacientes potenciales que se sometan a controles, tal y como se hace correctamente para el examen de mama”.

Asimismo, Giuseppe Speziale, quien también ha realizado más de mil cirugías de válvula mitral mínimamente invasivas, asegura que con avances de este tipo los pacientes pueden estar más confiados al someterse a un procedimiento para mejorar su calidad de vida y permitir prolongarla, ya que como él lo recuerda “la revolución sucedió con el surgimiento de las técnicas mínimamente invasivas”.

“Era muy distinto realizar una operación mediante una esternotomía, es decir, cortar un esternón en dos para acceder al corazón, lo que prácticamente significaba hacer una operación ortopédica además de una cirugía cardíaca, que hacerlo, ahora, dejando intactos los huesos del paciente. No es solo una cuestión técnica: incluso a nivel psicológico, todo cambia para el paciente, una persona que está a punto de someterse a una intervención mínimamente invasiva, parte desde una posición completamente diferente, afronta el momento con un enfoque mucho más positivo”.

Al ser preguntado de forma directa sobre ¿cuál es la relación entre la tecnología y el componente humano en la ejecución de una intervención?, el profesor Giuseppe Speziale no duda en asegurar que “la tecnología por sí sola es inútil”.

“El aspecto decisivo es, siempre, la cultura del equipo que interviene. La tecnología sin la experiencia del médico y el personal no médico, es superflua: la cirugía, y especialmente la cirugía cardíaca, es un trabajo orquestal, donde todos son esenciales. Necesitamos pensar en la tecnología como un conjunto de instrumentos musicales: si no hay alguien que sepa tocarlos, es absolutamente inútil”.

Es así como “de manera similar, continuando con la metáfora, si se puede comparar al cirujano con el director, está claro que, si los músicos no están a la altura, el director puede hacer muy poco. La cirugía cardíaca es y siempre será, un esfuerzo de equipo”.

¿Cuál es la relación del profesor Giuseppe Speziale con GVM Care Research?

“Soy vicepresidente de GVM Care Research, un grupo hospitalario italiano presente en diez regiones, así como en 4 naciones. Algo único, que nada tiene que ver con sus competidores, generalmente concentrados en una sola región o un poco más. Nuestros hospitales, tienen un vínculo muy fuerte con el territorio. En nuestras salas puedes respirar un sentido de pertenencia único. Te sientes parte de un solo hospital, italiano, pero de experiencia internacional, sin barreras, sin estereotipos”.

Giuseppe Speziale subraya que “de esta manera, superamos el parroquialismo infantil de la subcultura de la división, poniendo en el centro el sistema país, pero sobre todo al paciente, que tiene que ser efectivamente tratado y seguido cerca de su casa”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps