Charla con ACIBU para conocer el Área de Prioridad Residencial

El pasado mes de abril publicábamos la próxima llegada de las Áreas de Prioridad Residencial a los barrios de Universidad y Justicia. El Ayuntamiento tiene la intención de que sean una realidad en estas barriadas antes del próximo 15 de mayo, fecha de las elecciones municipales.

Para dar a conocer a los vecinos las peculiaridades de esta transformación urbana, la asociación de vecinos ACIBU (Asamblea Ciudadana del Barrio de Universidad) ha organizado una charla informativa en el edificio de la Cruz Roja de la calle Pozas 14.

A la sesión, que será hoy a las 19:30 horas, asistirán vecinos del Barrio de las Letras, donde el Área de Prioridad Residencial funciona desde 2004, y que hablarán de sus ventajas e inconvenientes desde la experiencia.

¿En qué consiste el Área de Prioridad Residencial?

Las Áreas de Prioridad Residencial, en funcionamiento desde hace años en zonas de Centro (en Las Letras, Cortes y Embajadores), limitan el tránsito libre de vehículos, estando éste únicamente permitido a residentes, transporte público, servicios de emergencia y carga y descarga en días laborables. Las motocicletas también pueden circular con libertad entre las 7 y las 22 horas.

Previsiblemente, algunas calles estarán abiertas al tráfico general, como la de San Bernardo, facilitando la conexión del barrio con el resto de la ciudad.

El acceso se controlará mediante un sistema de cámaras, que grabará las matrículas de los coches de los vecinos. Las matrículas se cruzan con las que figurarán en la base de datos de matrículas de coches de residentes.

Argumentos a favor

Son muchos los actores del barrio que están a favor de esta modificación y, de hecho, el APR es una vieja reivindicación de asociaciones como ACIBU.

Las ventajas que plantea el APR son las que a todos nos vienen a la cabeza al concebir una ciudad un poco más libre de coches: con la declaración del Área se consigue una disminución del tráfico rodado, un aumento de plazas de estacionamiento en superficie para residentes, o la reducción de los niveles de ruido y contaminación atmosférica. Asuntos de suma importancia para la calidad de vida de los vecinos, sin duda.

Argumentos en contra

Sin embargo, el consenso acerca de las Áreas de Prioridad Residencial no es absoluto. Expertos en urbanismo consultados por este medio alertaban acerca del peligro de que la medida ayude a profundizar un proceso de tematización y orientación comercial extremo que ya está en marcha en el barrio. También sobre la posible acentuación de los procesos de gentrificación que amenazan al barrio, que terminan con la expulsión de vecinos y comerciantes más antiguos en detrimento de otros más acomodados por presión económica. La intensidad de estos problemas no son comparables a los acarreados por una peatonalización pura de la zona, pero son asuntos a tener en cuenta.

También la operación pone en cuestión la vieja tensión de los barrios de Centro entre los vecinos residentes y los vecinos de otros barrios que acuden a ellos, o la de la priorización de los tipos de negocio que no requieren cargas y descargas frecuentes (en otras APR se permiten tres horas al día) frente a los que sí la necesitan.

Otro asunto que, sin duda, puede hacer saltar las alarmas en grupos especialmente preocupados por la privacidad son las cámaras de vídeo que se instalen en el área. A finales del año pasado el delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Diego Sanjuanbenito, hizo unas declaraciones favorables a utilizar estas cámaras de control de tráfico para, por ejemplo, identificar y sancionar a grafiteros.

Son bastantes las expectativas y también algunas las dudas que plantea un APR. La charla de hoy, organizada por ACIBU,  el agente social del barrio más al tanto de la operación, pone el tema sobre la mesa. Es tiempo de reflexión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats