La Mesa contra la Exclusión y por los Derechos Sociales de Tetuán entra en campaña interpelando a los partidos

Asamblea de la Mesa contra la Exclusión de Tetuán

La Mesa contra la Exclusión y por los Derechos Sociales de Tetuán -una reunión de personas, asociaciones, colectivos e instituciones que trabajan contra la exclusión social y por los derechos sociales en el distrito- ha hecho una declaración de cara a las próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo. 

El texto, al que se han adherido también, de momento, desde la Mesa de Emergencia Social del Distrito de Latina, es apartidista, y pretende interpelar a los distintos partidos políticos que concurren a las elecciones sobre los problemas sociales de los madrileños y madrileñas. “Gobierne quien gobierne, queremos un cambio de rumbo”, dicen en el mismo.

El texto se articula entorno a una parte de peticiones y a otra de exigencias, ambas basadas en el necesario fortalecimiento de los servicios públicos, como el Servicio Público Madrileño de Salud; la importancia de dotar de eficacia y presupuestos la Renta Mínima de Inserción o el Impuesto Mínimo Vital, o la necesidad de tener en cuenta el contexto de crisis sanitaria para afrontar las situaciones de pobreza y cohesión social, entre otras cosas.

La experiencia de la Mesa por la Exclusión está reflejada en el libro Convivir en Tetuán (PDF), editado recientemente por ellos y distribuido en diferentes puntos del distrito. El pasado mes de octubre recibió el Premio Estrategia NAOS a la promoción de una alimentación saludable en el ámbito familiar y comunitario que concede la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Ministerio de Consumo).

El texto difundido es el siguiente:

Desde la Mesa contra la Exclusión y por los Derechos Sociales de Tetuán ante las próximas elecciones a la Asamblea de Madrid el 4 de mayo de 2021 gobierne quien gobierne, queremos un cambio de rumbo: que en esta Comunidad se hagan cosas distIntas a las que hasta ahora hemos vivido

Queremos y pedimos que:

  • Se cuide a las personas y se atienda su sufrimiento.
  • Se cuide a quienes tienen que cuidar a otras personas, pequeñas, mayores, enfermas, dependientes.
  • Se fortalezca el sistema público de salud y se dignifiquen sus condiciones laborales.
  • Se consoliden los servicios de atención a la ciudadanía, con personal y recursos adaptados a las necesidades existentes.
  • Se atienda a los sectores más excluidos y se usen herramientas sencillas que faciliten el acceso a sus derechos.
  • No se tilde a quienes han sido dejados atrás como incapaces o vagos que no han hecho el suficiente esfuerzo, sino que se estimulen sus potencialidades aportando nuevos recursos para quienes no han tenido las mismas oportunidades o las han perdido.
  • Se resuelvan prestaciones como la renta mínima de inserción (RMI) en plazos de tiempo aceptables y sin excluir a ninguna persona que las necesite, como también exigimos respecto al Ingreso Mínimo Vital (IMV) de la Seguridad Social.
  • Se adapten las ayudas y prestaciones a la situación real y se busquen alternativas justas y creatvas para unos mínimos de acceso a una vivienda pagable, a una alimentación saludable y a unas condiciones materiales básicas de vida
  • Se sistematize la participación de la sociedad en la toma de decisiones que la atañen.
  • Se cuide el medio ambiente y los ecosistemas, base para nuestra supervivencia y nuestro bienestar presente y futuro.
  • Se elimine cualquier discriminación y se atienda a la diversidad en todas sus formas.
  • Se apueste por políticas activas de inclusión que promuevan la cohesión social y la diversidad.

En consecuencia, gobierne quien gobierne, exigimos ahora y después de las elecciones:

  • El refuerzo del Servicio Público Madrileño de Salud (Atención Primaria, Especializada, Hospitalaria, Salud Mental, Salud Pública) de forma estructural, siendo ahora especialmente urgente para frenar la expansión de la infección COVID-19.
  • Facilitar el acceso al sistema sanitario a todas las personas que viven en la Comunidad de Madrid y lo necesitan. Las exclusiones dejan a muchas personas en el camino y generan un sufrimiento humano innecesario e inmoral. La mejor salud de cada persona facilita una sociedad más sana social, convivencial, política y económicamente.
  • Que se dispongan espacios residenciales para las personas contagiadas que no disponen de condiciones domiciliarias adecuadas para un aislamiento eficaz, así como mascarillas gratuitas para quienes lo necesiten.
  • Que se abran todos los Servicios Urgencias de Atención Primaria que se cerraron durante la pandemia y se creen otras nuevas unidades de urgencias 24 h en los distritos donde no las hay y en otras zonas de la región mal atendidas en ese aspecto.
  • Que se emitan mensajes coherentes que inciten a la solidaridad y a la responsabilidad ante la pandemia, sin confundir la preciada libertad con un inmoral "derecho a hacer lo que me dé la gana aunque pueda contagiar”.
  • Que se den apoyos directos para que las restricciones hoy necesarias no dejen en la pobreza o arruinen a nadie.
  • Que se reforme el sistema de residencias de mayores y se desarrolle un sistema público regional de cuidados.
  • Que se recupere y mejore la RMI, que está siendo desmantelada, y se lleve a cabo, como medida de emergencia, la proposición no de ley aprobada en la Asamblea de Madrid que permitiría que la RMI complementase los ingresos familiares hasta un nivel cercano al umbral de la pobreza, en un contexto en el que la RMI de la Comunidad de Madrid y el IMV de la Seguridad Social son insuficientes por separado y excluyen a familias que necesitan esas prestaciones.
  • Un Plan Regional de Vivienda para crear un amplio parque de viviendas públicas de alquiler a precio proporcionado a los ingresos, y que se apruebe una ley regional de protección del derecho a la vivienda de las personas en riesgo de exclusión habitacional. Las ayudas al alquiler deben reorientarse, dando prioridad a quienes no pueden pagar la renta, en vez de excluir a quienes no han podido o no podrán pagarla.
  • Que se recupere y apruebe el proyecto de ley para garantizar el Derecho a la Alimentación, rechazado en la Asamblea de Madrid por un sólo voto de diferencia en septiembre de 2017, siendo tanto más urgente por el creciente número de personas que tienen que recurrir a entidades sociales y grupos vecinales para conseguir alimentos.
  • Una nueva gestión del sistema educativo para disminuir y finalmente erradicar la cada vez más profunda segregación social escolar en nuestra región. Igualmente urge una reforma del sistema de precios reducidos en los comedores sociales, para ampliar la protección dada y su alcance social.
  • Que se modifique la Ley del Juego (declaración de Áreas de Especial Incidencia donde se prohíban su implantación, distancia mínima de 500m a centros educativos, reducción a dos años de la actual moratoria para los locales que incumplen la normativa, licencias para actividad única eliminando la mezcla de las apuestas con la restauración y venta de bebidas).
  • Que se incluyan en todos los proyectos públicos las pautas de accesibilidad universal para la inclusión plena de las personas con diversidad funcional, extendiendo esas pautas a las iniciativas privadas.
  • Un esfuerzo esencial para cerrar la brecha social entre mujeres y hombres y para contribuir a la erradicación de la violencia machista, así como para prevenir y erradicar el maltrato, el abuso o la desatención infantil.
  • Que se reconozca la labor que realizan las entidades y colectivos que organizan y defienden a la población,con el compromiso de que su voz será escuchada.
  • Que se generen espacios de encuentro social dotados de los recursos necesarios que ayuden a generar una ciudadanía activa e inclusiva, propiciando de este modo dinámicas que ayuden a desbloquear prejuicios y conflictos latentes, creciendo en mayor cohesión social, especialmente en los barrios y municipios con alto grado de diversidad cultural.
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats