eldiario.es

9

MOTOR

El Dacia eléctrico y asequible será una realidad en Europa en 2021

El fabricante de origen rumano, perteneciente al Grupo Renault, necesita incluir en su catálogo un vehículo de baterías para rebajar su media de emisiones con el fin de evitar las multas propuestas por la Unión Europea

El Dacia City K-ZE ess un SUV que mide 3,73 metros de longitud y ofrece un habitáculo de cinco plazas y un maletero que cubica 300 litros.

Todo apunta a que en Europa, por el estatus de Renault, el futuro SUV eléctrico se comercializará con el emblema de Dacia en el frontal.

Desde hace tiempo se especulaba con la posibilidad de que el primer coche realmente asequible que estuviera a la venta en Europa y en España llegara de la mano de Dacia, marca del Grupo Renault que se ha especializado en productos de bajo coste con muy buenos resultados. Ese modelo de baterías barato existe ya y rueda por las ciudades chinas: se trata de un SUV pequeño llamado City K-ZE que, debidamente adaptado, desembarcará en Europa en 2021 con un precio de partida que podría rondar los 14.000 euros, sin descontar las ayudas.

El pasado enero, el entonces presidente europeo de Renault, Jean-Christophe Kugler, anunciaba que la firma rumana estaba lista para poner en el mercado un vehículo de baterías “sorprendentemente barato”. Ahora sabemos, por boca del responsable de vehículos eléctricos de la marca francesa, Gilles Normand, que el City K-ZE recalará efectivamente en el Viejo Continente, una vez mejoradas las deficiencias -sobre todo de seguridad- que el coche pueda presentar para los estándares europeos.

El estatus de Renault fuera de los mercados considerados emergentes permite asegurar que el futuro SUV eléctrico se comercializará no con el rombo sino con el emblema de Dacia en el frontal. Por otra parte, el fabricante rumano necesita incluir en su catálogo un vehículo de baterías para rebajar su media de emisiones con el fin de evitar las multas propuestas por la Unión Europea para quienes infrinjan los nuevos límites que entran en vigor el próximo 1 de enero.

En su configuración actual, el City K-ZE está equipado con un motor eléctrico de 44 caballos y una batería de 26,8 kWh que le permite recorrer 271 kilómetros, según el ciclo de pruebas NEDC, esto es, alrededor de 200 kilómetros de acuerdo con el protocolo WLTP, más exigente. Obviamente, está pensado para utilizarlo menos en carretera que en ciudad, donde se desenvuelve con agilidad gracias a su aceleración de 0 a 60 km/h en 7 segundos. La velocidad máxima que alcanza actualmente es de 105 km/h, algo escasa quizá para las necesidades europeas.

La autonomía del futuro Dacia eléctrica superaría los 200 kilómetros.

En su configuración actual, el City K-ZE cuenta con una batería de 26,8 kWh que le permite recorrer 271 kilómetros, según el ciclo de pruebas NEDC.

Para rastrear los orígenes de este modelo hay que remontarse al año 2014, cuando Renault presentó en el Salón del Automóvil de Nueva Delhi un prototipo bautizado como Kwid. Desarrollado por Gerard Detourbet, diseñador del Dacia Logan, aquel pequeño SUV low cost pasó a producción al año siguiente y se puso a la venta en India. El paupérrimo resultado en las pruebas de choque de Global NCAP en 2016 (una sola estrella), forzó diversas mejoras que afectaban a la rigidez estructural y el número de airbags, y con ellas ya a bordo el coche pasó a comercializarse también en Brasil, en Argentina y, desde mayo de este mismo año, en México. 

El City K-ZE, creado sobre la base del Kwid, es un SUV del segmento A que mide 3,73 metros de longitud y ofrece un habitáculo de cinco plazas y un maletero que cubica 300 litros. A la venta en China desde hace unos meses por el equivalente a 8.500 euros, lleva de serie aire acondicionado y ventanillas eléctricas y cuenta entre sus opciones con pantalla de ocho pulgadas con navegador integrado y conexión 4G o WiFi.

La respuesta de Renault a la 'amenaza' de China

Si consideramos tanto las cifras barajadas -y comunicadas sotto voce- por los propios directivos de Renault como la amenaza del fabricante chino Great Wall de vender coches eléctricos en Europa por 14.000 euros a partir de 2020, no es descabellado imaginar que el nuevo Dacia, tras las mejoras tecnológicas y de seguridad que necesariamente lo encarecerán, se presente con un precio de ese orden que le permita competir en la franja más asequible del mercado con tecnología de cero emisiones.

Así pues, podemos soñar con un eléctrico que, por ejemplo con las ayudas de la Comunidad de Madrid (6.500 euros), podría rondar 7.500 euros, lo que seguramente lo hará muy apetecible como segundo coche con el que desplazarse por la ciudad. Un modelo así parece ideal también para los servicios de carsharing, de modo que tal vez podamos verlo disponible en un futuro en la plataforma que encabezan Renault y Ferrovial, Zity, como alternativa SUV al Renault Zoe, y quién sabe si con el logo del rombo de nuevo por bandera.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.