eldiario.es

9

MOTOR

Mazda CX-30, un nuevo concepto en diseño, seguridad y equipamiento

El SUV híbrido compacto de Mazda ofrece un nivel de equipamiento de serie muy por encima de sus competidores premium

Ha sido creado en torno a la filosofía de diseño Kansei, que estudia las emociones positivas que se despiertan en el conductor y sus acompañantes

Para diseñar el CX-30, Mazda se ha amparado en la filosofía japonesa Kansei.

Para diseñar el CX-30, Mazda se ha amparado en la filosofía japonesa Kansei.

A la hora de crear el Mazda CX-30, la marca japonesa dio una especial relevancia a su equipamiento, seguridad y diseño interior. Mazda ha empleado en el diseño de su nuevo SUV híbrido compacto la filosofía Kansei, un concepto nacido en Hiroshima (al igual que la compañía) que estudia las emociones positivas que puede despertar un diseño en sus usuarios. En otras palabras: utiliza como guía la respuesta de futuros conductores y pasajeros para diseñar los elementos del automóvil. Y esto se aplica desde la tipografía homogénea con la que se muestra la información en el cuadro de instrumentos, la pantalla central o la proyección head up display, a la respuesta de un botón, los sistemas de seguridad, la forma del volante y los asientos, e incluso a las sensaciones que induce el sistema de transmisión i-Activ AWD cuando reparte el par de forma diferenciada entre las ruedas al abordar una curva.

Cargado de equipamiento desde la versión de acceso

La percepción de que los automóviles de hoy en día hacen palidecer a los de la generación anterior en cuanto a nivel de confort, seguridad y equipamiento toma sentido literal en el nuevo Mazda CX-30. Cuenta con tres acabados: Origin, Evolution y Zenith, pero contrariamente a otras marcas premium rivales, en todos ellos se disfruta de un amplio equipamiento de serie, especialmente en cuanto a la seguridad se refiere. La versión Origin colma sin sacrificios las expectativas del más exigente con sistemas que deben sumarse como añadido extra en otras marcas.

Desde la versión de acceso, el CX-30 disfruta de un amplio equipamiento de serie.

Desde la versión de acceso, el CX-30 disfruta de un amplio equipamiento de serie.

La versión de origen ya engloba de serie todos los dispositivos que, puestos en común, configuran un “nivel 2” de conducción autónoma: control de crucero adaptativo, sensor de aparcamiento trasero, control de ángulo muerto avanzado, sistema de aviso de cambio involuntario de carril y detector de peatones, navegador con pantalla de 8,8”, Head Up Display proyectado en el parabrisas, airbag de rodilla, detector de fatiga, sensores de lluvia y luces con cambio automático, reconocimiento de señales de tráfico, Android Auto / Apple CarPlay, faros LED y etiqueta ECO para todas las versiones gasolina.

Las dos versiones de acabados superiores (Evolution y Zenith) añaden equipamiento de confort, entretenimiento y seguridad que no olvidan ningún detalle sin elevar demasiado el precio del conjunto. Mención aparte merece el equipo de sonido BOSE de 12 altavoces, diseñado para recrear una experiencia musical digna de un auditorio. Además, el Mazda CX-30 tiene disponible el nuevo motor revolucionario de Mazda: Skyactiv-X, un gasolina híbrido que combina todas las tecnologías existentes para ofrecer consumos y emisiones increíblemente bajos sin sacrificar dinámica de conducción y prestaciones.

Un concepto de seguridad único

El Mazda CX-30 cuenta con una serie de dispositivos que le otorgan un nivel 2 de conducción autónoma.

El Mazda CX-30 cuenta con una serie de dispositivos que le otorgan un nivel 2 de conducción autónoma.

Bajo una concepción de seguridad proactiva, el Mazda CX-30 se beneficia de la arraigada experiencia de Mazda a la hora de invertir recursos de I+D en busca de resultados propios. Por ello, los límites de la seguridad activa y pasiva se difuminan: el automóvil se fija en el conductor (detección de cansancio, posición óptima de conducción, accionamiento natural de los mandos), y el conductor recibe de vuelta respuesta inmediata y una alta protección en caso de necesidad. Está todo englobado bajo el sistema i-Activsense.

A esto se suman tecnologías de serie dirigidas a mejorar notablemente las sensaciones al volante, como el sistema Mazda M Hybrid, que proporciona una mejor respuesta en la aceleración y suaviza la transición entre marchas, o la tecnología G-Vectoring Plus, que distribuye automáticamente la tracción en las ruedas para mejorar el paso por curva y la estabilidad ante superficies comprometidas.

Todas estas tecnologías, amparadas bajo la filosofía de diseño Kansei, logran crear un verdadero vínculo entre el coche y el conductor, que se siente en todo momento arropado por los sistemas de seguridad, al tiempo que respira un diseño centrado en las personas y que percibe lo más importante para la marca japonesa: una sensación al volante única para disfrutar de la carretera.

Puedes ver los precios (sin contar descuentos y financiación) y las configuraciones del Mazda CX-30 aquí.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.