eldiario.es

9

MOTOR

Suzuki avanza con el Vitara hacia la hibridación completa de su gama

La marca japonesa planea introducir el mismo esquema eléctrico en su otro SUV, el S-Cross, a partir de marzo y en el Swift Sport a lo largo de la primavera, con lo que haría efectiva la hibridación completa de su gama

Suzuki Vitara.

Suzuki Vitara.

Hace tiempo que Suzuki ha apostado por la hibridación suave para atender a los deseos de sus clientes y como instrumento para reducir su media de emisiones en Europa. Si los modelos Ignis y Swift estrenaron en su día un sistema de 12 voltios, ahora es el popular Vitara, del que se han vendido 3.900 unidades durante 2019, el que adopta esta tecnología, solo que en una versión más capaz ya que recurre a una batería de iones de litio de 48 voltios.

La marca japonesa planea introducir el mismo esquema eléctrico en su otro SUV, el S-Cross, a partir de marzo y en el Swift Sport a lo largo de la primavera, con lo que haría efectiva la hibridación completa de su gama. Si te preguntas qué será del Jimny, sobre cuya continuidad tanto se ha especulado en las últimas semanas, Suzuki acaba de confirmar rotundamente que dejará de estar a la venta en España en breve plazo. Por el contrario, la firma prepara el restyling del Ignis para esta primavera y del Swift para el mes de junio.

Centrándonos ya en el Vitara, que gracias a su nueva condición microhíbrida podrá lucir la etiqueta Eco de la DGT que ya tienen el Ignis y el Swift, incorpora un motor turbo de gasolina 1.4 de 129 caballos al que se acopla un sistema que, integrado por un generador ISG que actúa como motor eléctrico, una batería de 48V y un convertidor, entrega 10 kW (unos 13,5 CV) adicionales. En el esquema híbrido ligero de 12V, el extra de potencia se limita a 2,3 kW, apenas 3 caballos.

Identificada por sus siglas SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki), la tecnología embarcada en el Vitara cumple varias funciones. Por una parte, añade par adicional al propulsor de combustión interna, que es el que mueve siempre el vehículo -a diferencia de lo que ocurre en los modelos full hybrid-, y por otra aporta asistencia eléctrica en la aceleración cuando el conductor demanda una respuesta enérgica del coche.

Además, permite que este se mantenga al ralentí sin aporte de combustible, y lo mismo sucede en las deceleraciones. En total, el nuevo Vitara consigue gracias a este sistema híbrido que las emisiones de CO2 se reduzcan alrededor de un 15%, según el ciclo de pruebas WLTP, y que el consumo de la versión Allgrip (de cuatro ruedas motrices) rebaje el consumo en 1,2 litros cada 100 kilómetros, lo que equivale a un 16%.

Además de introducir la tecnología mild hybrid de 48V, Suzuki ha tomado la determinación de simplificar la gama del Vitara. A partir de ahora desaparece el acabado básico, denominado GL, y los dos restantes, GLE y GLX, reciben un extra de equipamiento, comenzando por unos faros de led que son de serie en ambas versiones. Eso sí, como es tradicional en una marca que se precia de vender aún auténticos vehículos 4x4, el modelo se puede solicitar con tracción a las ruedas delanteras o con sistema 4WD Allgrip, que tiene un sobreprecio de 1.800 euros y pone a disposición del usuario cuatro modos de conducción (Auto, Sport, Snow y Lock) con los que asegurarse el mejor agarre en función de las condiciones del firme. En todos los casos la transmisión es manual de seis velocidades.

La versión GLE, a la venta desde 22.440 euros como 4x2 y 24.240 euros con tracción total, proporciona control de velocidad adaptativo, climatizador, asientos calefactables, cámara trasera, sensores de luces y lluvia, pantalla táctil con integración para smartphone y llantas de aleación de 17 pulgadas, entre otros elementos.

Equipamientos de ayuda a la conducción

La tecnología microhíbrida del Suzuki Vitara podrá lucir la etiqueta Eco de la DGT.

La tecnología microhíbrida del Suzuki Vitara podrá lucir la etiqueta Eco de la DGT.

En cuestión de ayudas a la conducción, está equipada con control predictivo de frenada dotado de reconocimiento de peatones, alerta de cambio de carril, alerta antifatiga del conductor, sistema de reconocimiento de señales, detección de vehículos en el ángulo muerto y alerta de tráfico posterior.

En el más completo acabado GLX se agregan llantas de aleación pulidas, llave inteligente, intermitentes integrados en los retrovisores, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, navegador y tapicería con inserciones de cuero. En este caso, el Vitara de tracción delantera cuesta 24.690 euros y el 4WD Allgrip, 26.490 euros.

Como en la generación anterior, los compradores que gusten de exhibir un Vitara más personalizado disponen de los paquetes Rugged y Urban, que presentan elementos diferenciadores en retrovisores, spoiler delantero, molduras laterales, paragolpes y embellecedores de la parrilla.  

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.