eldiario.es

9

MOTOR

Por qué deberías alquilar un coche esta Semana Santa en lugar de viajar con el tuyo

Te damos ocho motivos para que en los próximos días festivos te desplaces en un coche alquilado en vez de conducir el tuyo propio

Por qué deberías alquilar un coche esta Semana Santa en lugar de viajar con el tuyo.

Por qué deberías alquilar un coche esta Semana Santa en lugar de viajar con el tuyo.

A pesar de que los españoles hemos sido tradicionalmente más tendentes a tener bienes en propiedad, especialmente los dos que suponen un mayor desembolso, la vivienda y el coche, nuestra mentalidad con respecto al alquiler está transformándose rápidamente. Ello se debe no solo a cambios sociales acelerados, sino también a una conciencia creciente del mal negocio que suele ser, en concreto, adquirir un vehículo en lugar de utilizarlo y disfrutar de él sin preocupaciones por un periodo más o menos limitado de tiempo. Sin ir más lejos, durante las vacaciones de Semana Santa que están a la vuelta de la esquina.

A continuación, vamos a detallar las ventajas que presenta alquilar un coche en lugar de viajar con el tuyo:

1. Adiós a las preocupaciones

En general, desentenderse de revisiones, de pasar la ITV, de renovar el seguro entre un aluvión de ofertas… no tiene precio, como decía un famoso anuncio. Con un vehículo en alquiler, es la compañía la que se ocupa de todo y tú puedes dedicarte simplemente a conducir. Para unos pocos días que tienes de vacaciones, olvídate de revisar el nivel del aceite, de la vigencia del seguro, del estado de los neumáticos…:  la empresa te lo entregará revisado y a punto para emprender viaje.

2. No ‘sobrecargas’ tu coche

Aun en el caso de que dispongas de un coche en propiedad, es muy posible que no te interese sumarle los 2.000 kilómetros que, pongamos por caso, vas a hacer recorriendo varios países de Europa en Semana Santa. Así te evitas también posibles desperfectos y el propio deterioro inherente al uso de cualquier producto.

3. Coche nuevo por unos días

Tal vez seas de esos que aman los coches y, como casi todo el mundo, no tienes otro remedio que subirte al mismo un día tras otro. Gracias al alquiler, puedes disfrutar de uno nuevo cada vez, y hasta de probar con el tiempo todos aquellos que te atraigan. Y siempre nuevos, por supuesto.

Pasa tus días de vacaciones sin tener que preocuparte de revisar el nivel del aceite o la vigencia del seguro.

Pasa tus días de vacaciones sin tener que preocuparte de revisar el nivel del aceite o la vigencia del seguro.

4. Más seguro

El hecho que los coches de alquiler sean nuevos supone también que incorporan sistemas de seguridad más novedosos y eficaces, especialmente si tu vehículo particular tiene ya unos años.

5. Comodidad y múltiples opciones

Recurriendo a una empresa de alquiler como Auto Europe, tendrás a tu disposición los mejores proveedores de automóviles internacionales, nacionales y locales, así como una gran variedad de vehículos, desde turismos a motos y autocaravanas. Si te apetece hacer ese viaje por Europa que mencionábamos antes, la compañía permite realizar reservas en diferentes países e idiomas: España, Reino Unido, Francia, Alemania...

6. Nunca te quedas tirado

A nadie le agrada pensar en la eventualidad de un accidente, pero por desgracia a veces se producen y hay que tenerlo en cuenta. Con un coche particular, si tienes un siniestro (o algo menos dramático, una avería) necesitarás uno de sustitución que quizá no esté contemplado en tu póliza de seguros. Si alquilas, la empresa siempre te suministrará un vehículo que reemplace al tuyo.

7. Mejor todos juntos

Es posible que quieras hacer ese periplo europeo en compañía de amigos, en cuyo caso puedes alquilar un vehículo de siete o nueve plazas en el que podáis viajar todos juntos en lugar de hacerlo cada uno en su coche. Sin duda será mucho más económico, agradable y sostenible, pues ahorraréis gran cantidad de combustible y de gases contaminantes emitidos a la atmósfera.

8. Y, por supuesto, el ahorro

Terminamos con una reflexión general, no limitada a un periodo de vacaciones: tener coche sale muy caro al cabo del año. Al precio de compra hay que sumar costes de mantenimiento y reparación, impuestos, seguros y garajes. Algunos estudios cifran en más de 4.000 euros el ahorro que representa el alquiler en relación con el vehículo en propiedad, y ello disponiendo de un coche de alquiler durante 54 días al año (cuatro semanas de vacaciones y 26 días extra) y del abono transportes en una gran ciudad como Madrid.

Contenido ofrecido por Auto Europe.