eldiario.es

9

MOTOR

Honda profundiza en el reciclaje de baterías y en la extracción de materiales valiosos

La marca japonesa, consciente de que el número de vehículos híbridos y eléctricos que comercializa es mayor cada día, avanza en la utilización sostenible de baterías ya usadas

Honda e.

Honda e.

El reciclaje de las baterías de alto voltaje una vez concluida su vida útil a bordo de coches eléctricos es una de las cuestiones que más preocupa tanto a los usuarios con sensibilidad ambiental como a la propia industria del automóvil. En este canal hemos tratado el tema de una segunda vida para estos dispositivos (aquí puedes leer el artículo), que cada vez registra más iniciativas, como la que acaba de dar a conocer Honda.

La marca japonesa es consciente de que el número de vehículos híbridos y eléctricos que comercializa es mayor cada día -y más que lo será en el futuro-, por lo que ha ampliado la colaboración con su socio SNAM (Société Nouvelle d’Affinage des Métaux) para avanzar en la utilización sostenible de baterías ya usadas. Su destino posterior contempla dos vías: prepararlas para destinarlas al almacenamiento de energía renovable que de lo contrario se pierde o, en caso de no ser adecuadas para este fin, extraer de ellas sus materiales de mayor valor.

En este último supuesto, las nuevas técnicas de hidrometalurgia, que implican poner en marcha procesos químicos, permiten ahora extraer elementos como el cobalto y el litio que se pueden reutilizar para producir baterías nuevas y pigmentos de color o convertirse en aditivos útiles para mezclas de mortero empleadas en el sector de la construcción. Otros materiales de uso común, como el cobre, el metal y los plásticos, se reciclan y ofrecen al mercado para su empleo en diversas aplicaciones.

Recogida en los concesionarios y posterior análisis de idoneidad para reciclaje

La ampliación del acuerdo con SNAM, que se remonta a 2013, contempla que esta compañía recoja las baterías de iones de litio y níquel-hidruro metálico de toda la red de concesionarios Honda y de sus instalaciones de tratamiento autorizadas en 22 países, para posteriormente analizar su idoneidad para el reciclaje y procesarlas según corresponda.

Tom Gardner, vicepresidente sénior de Honda Motor Europe, ha resumido así las virtudes de esta dinámica: “A medida que la demanda de la creciente gama de automóviles híbridos y eléctricos de Honda continúa aumentando, también lo hace la necesidad de gestionar las baterías de la forma más respetuosa posible con el medio ambiente. Los avances recientes del mercado nos permiten utilizar estas baterías en una segunda vida para proporcionar sustento a algunos negocios o aplicar técnicas de reciclaje recientemente mejoradas que permiten recuperar materiales de gran utilidad que se pueden emplear como materia prima en la producción de baterías nuevas”.

Para la recogida de baterías se utiliza un transporte seguro y de bajas emisiones de carbono. A su llegada, SNAM evalúa cuáles de ellas resultan aptas para ser incorporadas en otro dispositivo de almacenamiento de energía. Las que lo son se readaptan y distribuyen para aplicaciones industriales o domésticas.

Los concesionarios pueden solicitar la retirada de las baterías que hayan llegado al fin de su vida útil inicial a través de la plataforma web específica de SNAM. La recogida se organiza desde centros de almacenamiento centralizados en un plazo de 15 días laborables, con el propósito de evitar que aquellos tengan que almacenar las baterías en sus instalaciones. El acuerdo se aplica a las baterías de gran tamaño que se utilizan en los vehículos híbridos y eléctricos, a diferencia de las de menor tamaño, que van a parar a coches convencionales de gasolina o diésel.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.