eldiario.es

9

REGIÓN DE MURCIA

Cómo invertir en materias primas y energías alternativas

Hoy en día, un ordenador y un pequeño capital son más que suficientes para comenzar a dar los primeros pasos en el mundo del trading online

Panel solar

Panel solar

Internet y la nueva era de la comunicación que estamos viviendo han traído un cambio de modelo a casi que cualquier sector de la sociedad, desde los más locales y arraigados a su contexto —como puede ser la agricultura o la ganadería no industrializada, que cuenta ahora con mayores posibilidades de llegar a públicos lejanos— hasta los más globalizados. Y en este último grupo, por ejemplo, cabría destacar a la inversión financiera, que ha vivido su particular revolución con la llegada del trading online y métodos de microfinanciamento, alejando al sector de una naturaleza más privilegiada para acercarla a las clases no tan privilegiadas.

Hoy en día, un ordenador y un pequeño capital son más que suficientes para comenzar a dar los primeros pasos en el mundo del trading online. Y no solo eso, sino que la gama de activos en los que se puede operar ha crecido exponencialmente: acciones, índices bursátiles, criptomonedas, divisas nacionales y materias primas de la más diversa procedencia están, ahora, al alcance de cualquiera.

Precisamente, en este artículo trataremos de analizar ese último grupo de activos, el de las materias primas, desde un punto de vista diferente al de la inversión tradicional previa al trading online y la llegada de otros métodos de financiación como el crowfunding o el crowlending. Frente a clásicos como la inversión en el barril de crudo o en carbón, a continuación dejamos algunas materias primas más sostenibles en las que poder invertir nuestro dinero.

Proyectos basados en el microfinanciamiento

En gran parte debido a la nefasta herencia que gobiernos anteriores del estado español han dejado en materia de energías renovables, los proyectos más alternativos en el espacio de las energías renovables suelen contar con un perfil más independiente y alternativo. Así, uno de los métodos más comunes a la hora de financiar estas aventuras suele ser el del crowfunding o el microlending, muy habituales también en otros sectores no muy boyantes, como puede ser el del periodismo o la agricultura de kilómetro cero.

La diferencia entre el crowfunding y el crowlending es que el primero se trata de una adquisición de un porcentaje del proyecto o de ciertos privilegios sobre él —sería algo más similar a la compra de acciones—, mientras que el crowlending se trata más bien de una forma de micropréstamos.

Energías eólicas

A diferencia de lo que ocurre con otras fuentes de energía como pueden ser el petróleo o el gas natural (y como es obvio) es imposible invertir en energía eólica de forma directa. Aunque cosas peores se han visto, digamos que ponerle precio al viento sería más propio de una distopía que del mundo en el que vivimos.

Así pues, la forma más fácil de operar sobre la energía eólica es hacerlo mediante empresas que cuenten con una gran exposición a este mercado, ya sea de forma directa o indirecta. Por ejemplo, entre las firmas españolas involucradas con el sector de la energía eólica podríamos destacar a Acciona o a Gamesa, ambas con potentes proyectos eólicos en el exterior y que suelen verse muy beneficiadas en la valoración de sus acciones por el aumento del interés global en la energía eólica o, también, por el éxito de sus proyectos.

Oro

Aunque bien es cierto que este metal precioso no encaja ni dentro del concepto de materias primas sostenibles ni en el de energías renovables, no lo es menos que el oro, aunque perjudicial para el medio ambiente en su proceso de extracción, no cuenta con tantas contrapartidas como otras de las principales materias primas —carbón, crudo de petróleo, gas natural—.

Este metal precioso juega, además, un papel crucial como uno de los valores refugio en los que los inversores se refugian en momentos de mucha volatilidad en los mercados. Es decir, es uno de los elementos de todo el mundo de las finanzas que menos varía su precio, independientemente de cuál sea el estado del contexto económico.

Índices bursátiles renovables

Otra de las opciones para apostar al crecimiento (o caída) de las energías renovables es invertir sobre el valor de alguno de los índices bursátiles con exposición al mercado de las energías renovables. En este sentido, el principal índice bursátil es el RENIXX World, donde se acumula el valor conjunto de 30 firmas de este sector como Tesla, Orsted, First Solar, Solaredge o la propia Siemens Gamesa.

Una gran opción, la de este índice bursátil, si lo que uno busca es operar sobre el conjunto de las grandes compañías del sector. Si no, como ya hemos visto, las opciones son múltiples.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha