eldiario.es

9

“La vida es un viaje interior”

Entrevista a Sergio Martínez (Santander, 1975), autor de Las Páginas del Mar: "En mi libro se narra la mayor aventura marítima de la historia desde la visión del más humilde de los tripulantes"

El escritor cántabro Sergio Martínez, junto al río Segura / MJA

El escritor cántabro Sergio Martínez, junto al río Segura / MJA

Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria, Sergio Martínez es director de la Unidad de Apoyo a la Docencia Virtual en la misma universidad, gestionando diversos proyectos de enseñanza digital. Aunque de origen murciano, nació en Santander, a orillas no del Mediterráneo, sino del Cantábrico, en 1975.

Es allí, en Cantabria, donde Sergio Martínez ha desarrollado su carrera profesional y académica, y aunque parte de su novela se recrea en esa comunidad del Norte de España, su autor huye del localismo para adentrarse en un tema universal: la primera vuelta al mundo protagonizada por Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, hace ahora casi 500 años.

Las Páginas del Mar (Grijalbo, 2015) que va ya por la segunda edición en poco tiempo, se presenta el jueves en Murcia, en la Librería Educania (calle Sociedad) a las 19:30 horas. Hablamos con Sergio Martínez en la Glorieta de España, en el corazón de Murcia.

A pesar de su ascendencia murciana, nació en Santander. Le dio la vuelta al mapa. 

Pues sí, nací a orillas del Cantábrico aunque me hubiera correspondido cerca del Mediterráneo. Cambié de mar, pero vengo por lo menos dos veces al año.

Muchos ya han leído su libro Las Páginas del Mar, que va por su segunda edición; otros tal vez le estén descubriendo en esta entrevista. ¿Quién es Sergio Martínez, escritor?

Pues soy un escritor novel, esta es mi primera novela. Sin embargo, tengo un importante bagaje anterior en temas de divulgación científica, etnografía, investigación... Digamos que no es una cosa nueva para mí el escribir, pero sí hacerlo de esta manera. Con la novela nunca me había atrevido. En este caso tuve una idea, pensé en algo de lo que se podía tirar para narrar una gran historia y me puse a ello. El resultado final es que después de un largo tiempo, he conseguido sacar esta novela, de la que estoy muy satisfecho, sobre todo por la acogida que está teniendo en el público, que está siendo muy buena.

¿Cómo ha sido ese primer enfrentamiento al reto de escribir una novela?

Pues un poco complicado. Cuando estás escribiendo sobre investigación histórica o divulgación científica, pues sabes las palabras que has de utilizar, sabes que has de ser muy riguroso con los términos, con las descripciones... En cambio cuando entras en la novela, es una cosa distinta. Tienes que empezar a crear ficción, a crear personajes, hacerlos tuyos y también a dejar que los personajes hablen por sí mismos muchas veces, porque son ellos los que en ocasiones te dicen por dónde tiene que ir la historia. Es muy distinto a escribir cualquier otra cosa pero también es una satisfacción muy grande el ser capaz de crear una historia totalmente de ficción, y hacer que los personajes vivan unas vidas que tienen mucho de ti mismo.

La ficción de su novela se construye sobre una realidad histórica. Cuéntenoslo.

Las Páginas del Mar está basada en unos hechos históricos que son reales, pero yo lo que tuve claro es que no quería hacer una monografía histórica, que lo que quería escribir era una novela. Por eso me gusta decir que es una ficción basada en un hecho histórico determinado, pero sobre todo es ficción, no es un libro de historia. Además, la novela se desarrolla en dos ambientes: uno que sí que es más real, que es el viaje de Magallanes alrededor del mundo,y otra historia que es completamente inventada, y que tiene lugar en un pueblecito de Cantabria donde unos hermanos van a llevar una existencia un poco atormentada. Y al final terminan viéndose embarcados en esta expedición, tratando de borrar las huellas de un pecado anterior, verdadero motivo por el que se marchan.

La comarca de Liébana es un entorno que ahora vemos como un lugar idílico, pero que en el siglo XVI era un lugar muy duro para vivir

Leyendo Las páginas del mar, se puede hacer entonces un doble viaje, uno por el mundo de la mano de Magallanes y otro por Cantabria, ¿no?

Es un doble viaje por dos escenarios diferentes , pero que coinciden en dos momentos de la vida del protagonista. Los capítulos del libro nos van acercando a ambos lugares, el de la infancia y el de adulto, y así poco a poco nos vamos acercando a su vida.

Imagino que el final del viaje no se puede contar.

Pues no porque precisamente es uno de los puntos fuertes del libro, aunque si diré que la vida es un viaje interior, y que el lector se mantiene en tensión constantemente, sobre todo por llegar a conocer qué cosa tan grave pudo ocurrir para que esos dos hermanos tuvieran que abandonar su aldea, sus tierras, su familia y terminasen embarcados en una expedición que fue sin duda la más arriesgada de su momento.

La última palabra de su libro es 'dignidad'. Siempre busco esa última palabra de cada libro que leo, porque tengo la sensación de que esa palabra final es el objetivo desde el principio, incluso que es más que la firma. ¿Por qué 'dignidad'?

Porque el protagonista, según va creciendo, trata de ser digno durante toda su vida y no siempre lo consigue. Muchas veces falla a los que le quieren, comete errores, traiciones... Aunque nunca lo hace porque quiere ni de manera consciente, lo hace porque a veces la vida le lleva por caminos que no quisiera recorrer. Al final cuando es anciano y termina escribiendo su vida se da cuenta de que a pesar de haber cometido muchas torpezas, ha conseguido ser digno, y sobre todo ha conseguido ser digno de sí mismo, que es lo que él trata de buscar toda su vida.

Además vive en un lugar maravilloso, la comarca de Liébana.

Es probablemente el rincón más bonito de todo el norte de España, al pie de los Picos de Europa, un entorno que ahora vemos como un lugar idílico y un sitio muy turístico al que va muchísima gente, pero que en aquella época era un lugar muy muy duro para vivir. Es una tierra muy áspera, con muy pocos terrenos de cultivo, y por eso mucha gente se vio obligada a emigrar de Liébana y buscar otras formas de ganarse la vida.

Supongo que no debe haber sido sencillo conseguir que le publiquen su primera novela y además una editorial como Grijalbo. Ha comenzado a lo grande.

Pues la verdad es que ha sido una satisfacción muy grande el que me hayan publicado a la primera. Yo siempre digo que las cosas hay que intentarlas, y cuando escribí la novela, incluso la dejé un tiempo en el cajón reposando. La revisé y un día me dije, 'voy a intentarlo, voy a lanzarla, voy a ver si a las editoriales les gusta'. Y tuve la fortuna de que a la segunda editorial que la envié, que además es la más fuerte en edición de novelas, les interesó mucho. Me contestaron que les había gustado, que había una gran historia detrás, y salió.

¿Por qué hay que leer Las Páginas del Mar?

Hay que leerla porque es libro interesante, con una parte de aventura que engancha, con un viaje alrededor del mundo como eje, y porque a la vez es un viaje interior del personaje. Por lo tanto es un doble viaje, por el mundo y al interior de cada uno.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha