eldiario.es

Menú

Por favor, sálvame

Competencia pide a Mediaset que califique para mayores de 7 años a "Sálvame" / EFE

Me gusta estar pegada a la actualidad, pero esta semana por varias razones no he tenido la tele de fondo como de costumbre. Sí, la tele. Esa caja tonta que a muchos nos hace sentir acompañados a lo largo del día.

Qué queréis que os diga, la radio me resulta una cosa anacrónica y parece mentira que lo diga yo, que he comido de ese medio buena parte de mi vida. El caso es que me entero en internet, eso sí que es moderno, de que hay voces que piden la retirada de Sálvame de las pantallas de Telecinco, y esta vez debe de ir en serio la cosa cuando el presentador oficial del espacio interrumpe la grabación de otro de los programas que conduce, para leer un comunicado en el que recalca la necesidad de aparecer cada tarde en nuestras casas, lo fundamental que resulta ese trabajo para 200 personas que hay en plantilla, y lo burdo que resulta el argumento de que no respetan los horarios infantiles, entre otras cosas.

Según J.J. Vázquez, detrás de esta embestida al programa hay organizaciones ultraconservadoras, pero lo cierto es que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido a Mediaset que adapte los contenidos del programa al horario en que se emite, en diez días, o se puede enfrentar “a la apertura de un procedimiento sancionador por infracciones de carácter grave”.

Seguir leyendo »

SER de IZQUIERDAS, una candidatura para ganar Murcia

Nacho Tornel, Margarita Guerrero y el candidato a las primarias de IU en el municipio de Murcia, Sergio Ramos

Ningún corrupto puede quedar en pie, ningún caudillo puede resistir ante el empuje de la ciudadanía honesta y transformadora. Hasta en Murcia, la que durante años ha sido capital ‘pepera’ de España, la ciudad donde desde 2003 a 2011 mayor porcentaje de votantes engañó la gaviota, el imputado alcalde Cámara está temblando. Se resiste a dimitir, como IU-Verdes no ha cejado de exigirle, y pide a gritos que lo hagan senador y aforado. Pero serán los murcianos quienes le den la puntilla.

Tal es nuestra responsabilidad. Canalizar el hartazgo generalizado en movilización rupturista, construir colectivamente un proyecto de municipio radicalmente distinto al salvaje oeste que ha imperado desde hace años. Donde el urbanismo, los servicios de transporte, la oferta educativa, el ocio, el patrimonio, la remodelación de barrios enteros y hasta los propios límites de la ciudad han quedado al albur de los especuladores. Es hora de decidir entre todos cómo queremos vivir, cómo queremos desplazarnos, cómo educar a nuestros menores, cómo nos divertimos o cómo preservamos nuestro pasado.

El futuro de nuestra huerta, la integración de los barrios que el PP ha abandonado y de los que quiere seccionar con el AVE, la modernización de nuestra cultura, el cuidado del aire que respiramos y el agua que bebemos y las herramientas para que a ninguna familia se la prive de servicios básicos están en nuestras manos. Basta con que las sepamos utilizar.

Seguir leyendo »

¡Quita, quita!

Estadio Nueva Condomina de Murcia

Supongo que hoy debería ser día de analizar la visita de Samper a Murcia, y las conclusiones principales de la asamblea ordinaria celebrada ayer en NC. No en vano el futuro de la Sociedad Anónima Deportiva que tiene secuestrado al Real Murcia pende de un hilo. Dadas las fechas que se aproximan, que nos llenan de melancolía y nuevos propósitos a partes iguales, hablar de la reunión de ayer me haría inclinar la balanza muy peligrosamente hacia lo primero. Y es que la triste situación que atraviesa la Sociedad, y la falta absoluta de credibilidad de don Jesús “Te-Lo-Garantizo” Samper, han convertido una palabra maravillosa en una tortura para el murcianismo: futuro.

La única manera que nos queda de vivir nuestra afición en paz es mirar exclusivamente al siguiente partido. Una oda a ese cholismo imperante, que en el Real Murcia ha alcanzado su máxima expresión. Aquí no es partido a partido. Aquí es auto a auto. Cautelar a cautelar. Recurso a recurso. Jugamos los fines de semana sobre el césped, y casi cada día en un despacho, una notaría o un juzgado.

Así es como vivimos los murcianistas. Por eso el día antes de que cerremos el año enfrentándonos al segundo mejor equipo de los ochenta de Segunda B, y haciéndolo con opciones de arrebatarle la posición, veréis pocas referencias en la prensa deportiva de esta Región al entrenamiento de ayer en Cobatillas. Y eso me entristece. Porque posiblemente la única salvación posible de esta entidad no se vaya a poder conseguir sobre un terreno de juego, pero yo nunca enloquecí por un tratado de derecho mercantil. Ni es la pasión por un auto judicial lo que me lleva a empezar la semana fastidiado y viendo lejos el domingo cuando mi Murcia ha perdido. Cuando el árbitro que nos birló escandalosamente un punto en León decretó el final del encuentro esta pasada jornada, mis ojos -y supongo que los vuestros- sólo miraban hacia un lugar, una fecha y una hora: NC, sábado 20 de diciembre a las 18:30h.

Seguir leyendo »

Siempre ganan los mismos

Cola frente a una oficina de empleo / EFE

Tengo que afirmar que la noticia de la ayuda de 426 euros realizada por el Gobierno me ha pillado 'fuera de juego'. En la Región de Murcia, unos 15.000 desempleados podrán beneficiarse de la ayuda, según datos del Sefcarm -Servicio Regional de Empleo y Formación de la Región de Murcia-.

No seré yo quien critique el 'momento' de la noticia, estamos a seis meses de las elecciones municipales y a un año de las generales. Tampoco quien hable de la cuantía, por todos es sabido que con 426 euros es imposible pagar luz y agua, hacer la compra, etc. Y mucho menos quien pregunte, ¿por qué los desempleados sólo se pueden beneficiar durante seis meses? ¿Por qué la medida va a estar en vigor 15 meses?

Pero vamos al dato más impactante, por lo menos para mí. El acuerdo habla de la compatibilidad de la 'ayuda' con un trabajo por cuenta ajena. Lo que más me ha sorprendido no es esto, aunque es un dato difícil de entender, por que si tienes trabajo y un sueldo, ¿por qué es necesaria una ayuda? Pero todas mis dudas se esfuman cuando descubro que el trabajo y la ayuda de 426 euros es compatible, debido a que el empresario descontará del sueldo del trabajador los 426 euros. Y ahora es cuando me pregunto si esta gente ha perdido el rumbo o es el día de los Santos Inocentes.

Muchos optimistas dirán que esta medida fomentará el empleo y que hará crecer la economía, pero, ¿a costa de quién? Y la duda que lleva dando vueltas en mi cabeza desde que conocí la noticia: si a una persona que está cobrando los 426 euros y se ve obligada a coger cualquier trabajo, le ofrecen un contrato de 20 horas o de 16 horas, con un sueldo de unos 400 euros (que los hay y muchos), ¿al empresario le sale gratis este trabajador?

En fin, que como se suele decir en el 'Monopoly': 'gana la banca'. En este caso no ha sido la banca, sino los empresarios. Muchos de estos aumentarán sus plantillas por la cara.

Seguir leyendo »

Que tengan buena mar

Veo en la prensa estos días la foto de los trece alumnos Premio Extraordinario de Bachillerato del curso 2013-2014 en la Región de Murcia. Entre ellos se encuentra un antiguo alumno mío. Observo sus rostros y pienso en el esfuerzo que han realizado hasta alcanzar este reconocimiento; sus desvelos, su trabajo sin descanso. El mar infestado de piratas que han tenido que cruzar para llegar a puerto. El rechazo de sus propios compañeros de pupitre, que los tenían por tipos raros. La apatía de alguno de sus profesores... Y no les culpo. No se sienten reconocidos ni valorados, ni por la propia administración ni por los padres. Siempre en el ojo del huracán, bajo sospecha. Y por último, la dejadez de la Consejería de Educación, que los pondera como números.

Números en julio, cuando los equipos directivos pelean porque salgan algunas de las optativas que estos alumnos piden, abriendo nuevas posibilidades de conocimiento. Una pelea desigual. Números cuando alguno de sus profesores faltaban a clase y no se cubría su ausencia hasta pasados quince días. En esta situación se encuentran actualmente mis propios alumnos de 2º de Bachillerato: su profesor de Historia de España se encuentra de baja por paternidad. Quince días. Y la Consejería de Educación no ha enviado ningún interino como sustituto. Ha suspendido los actos de adjudicación de interinos hasta después de vacaciones de Navidad. ¿Cómo se van a preparar para hacer la Selectividad si han perdido ocho clases? ¿Dónde queda el derecho a la Educación que sanciona nuestra Constitución? Vulnerado.

Y a pesar de todo, ahí están, sonrientes y emocionados. Como lo estarán los premiados del presente curso el año que viene. No es para menos. Han cubierto con brillantez una de las etapas de su vida académica. Solo espero que la nueva singladura en la que ya se encuentran embarcados llegue de nuevo a buen puerto. Buena mar.

Seguir leyendo »

Los terribles pasillos de color rosa

Rosa y azul en una juguetería / Europa Press

¿Qué haces cuando quieres ser una madre responsable y elegir juguetes que fomenten la igualdad entre los sexos, eduquen y además, gusten a tus hijos? ¿Qué puedes hacer cuando quieres todo eso y llegas a los grandes almacenes y te abruman los pasillos de color rosa?

Este año ha vuelto a pasarme, he vuelto a sumergirme en uno de esos terribles pasillos de color rosa de los centros comerciales. Desde el suelo hasta el techo lleno de bebés llorones (y meones), muñecas, cocinas, vestidos, cunas, libros, videojuegos, construcciones, puzzles, balones... todo de color de rosa. Y son rosas las páginas de los catálogos de juguetes dedicadas a las niñas, las cajas de cartón y el papel de regalo... todo lo que una niña puede soñar (o meter en sus pesadillas) todo es color rosa. Como si nada tuviera sentido en el mundo de una niña si no es de ese color.

Me pasa como a Riley, que no lo entiendo:

Seguir leyendo »

La cruda realidad

La importancia de la comunicación empresarial en redes sociales / EFE

La semana pasada conocíamos los 'buenos' datos del paro: el desempleo baja, el contrato indefinido aumenta, las cotizaciones a la Seguridad Social, etc. Analizando todos esos datos me faltaba el número de personas que tienen un trabajo de 'vamos a ver si esto funciona, y si eso... ya hablamos de contrato'. A ningún joven español le suena raro esta afirmación. En mi caso, se ha vuelto a cruzar en mi camino.
 
Hace dos semanas, una consultoría de recursos humanos contactó conmigo por LinkedIn, una red social para profesionales. En su mensaje afirmaban tener un cliente interesado en un Community Manager y querían saber si yo estaba interesada. Días después de responder a su mensaje, me llaman: su cliente ha quedado 'encantado' con mi currículum y quiere verme esa misma tarde. No entendía por qué tanta premura;  no soy ninguna Rosa María Calaf, ni un Iñaki Gabilondo.
 
Era el momento de mi cita, las 16.30 horas, pero en lugar de eso estaba sentada en una sala de espera, contemplando pasar todos los minutos del reloj hasta las 17.10 horas. Fue en ese instante cuando el Director del centro decidió recibirme. Quiero pensar que estaba realizando otra entrevista, pero es un dato que no puedo confirmar.
 
La entrevista comenzó como una entrevista normal, o lo que yo entiendo por normal: el Director me contaba lo que estaba buscando, me comentaba que cree en la figura del Community Manager y lo mucho que puede aportar a una empresa. Por un momento, pensaba que podía llegar a buen puerto. Después de tres minutos, llegó mi turno. Empezó preguntándome qué haría yo, cómo enfocaría el asunto, qué escribiría, qué publicaría en Facebook...
 

 

Después de llevar 40 minutos esperando y de escuchar mil preguntas sobre ¿qué harías tú?, mi 'yo' interior no podía marcharse sin saber exactamente qué había ido a hacer allí

 
Intenté dar mi 'humilde' opinión sobre cómo deben usarse las Redes Sociales y las páginas web, y que me gusta resumir con la frase "crear un valor añadido a la marca". Le señalé que se debe analizar todo lo que se ha hecho hasta ahora y crear un Plan de Marketing Online, plasmando unos objetivos cualitativos y cuantitativos, que debían marcarse en un período de tiempo determinado. Creo que no le gustó nada mi respuesta, quería más y continuó: ¿y tú...?, ¿y tú...?, ¿y tú...?; una insistencia desproporcionada. Seguidamente me recomendó analizar su página web una vez que llegase a casa. Debía hacerlo tranquilamente, pero sin demora, ya que quería comenzar el trabajo la semana próxima.
 
Una vez terminadas todas las preguntas sobre la labor de Community Manager y cómo lo iba a hacer, decidió analizar mi trayectoria, remarcando la inestabilidad profesional que deja patente mi currículum, mi máster, mis cursos, etc. Tras comentar los aspectos que le parecían más destacados de mi currículum, el Director pensaba dar por concluida la entrevista. Pero yo no estaba en posición de hacerlo.
 
Después de llevar 40 minutos esperando y de escuchar mil preguntas sobre ¿qué harías tú?, mi 'yo' interior no podía marcharse sin saber exactamente qué había ido a hacer allí. Sin cortarme un pelo y con total amabilidad le pedí que me aclarase de qué tipo de contrato estábamos hablando y cuántas horas de dedicación... Y mi 'yo' interior casi se desmaya al escuchar su respuesta. Balbuceó y afirmó: 'bueno, bueno... tanto como contrato... no, te mandaríamos que realizases trabajos de forma puntual, de vez en cuando y después de tres meses, pues ya veríamos si nos gusta lo que haces. Si es así pues ya hablaríamos de contrato, si no nos gusta pues nada. Ah! Esto se te pagaría'.
 
Dí un bote en la silla. Este señor no había escuchado ni entendido nada de lo que yo había hablado. La importancia que él veía en el Community Manager, en sus tres primeros minutos de conversación, había desaparecido. No quedaba rastro de ella. Pretendía dejar su comunicación externa en manos de una persona sin ningún tipo de vínculo con la empresa. Vamos... Sin calificativos. En ese mismo momento tenía dos opciones: explicarle otra vez la labor del Community Manager, o irme. Y entonces decidí poner una sonrisa y marcharme.

Seguir leyendo »

Ser negro en España, ser afroamericano en Estados Unidos

Hace seis meses, mi marido y yo dejamos Murcia para vivir en Estados Unidos. Nos hemos trasladado a Atlanta, en el estado de Georgia. Tengo una larga lista de cosas que me han llamado la atención de los estadounidenses: su educación cívica, la manera de vestir, sus tradiciones… Pero uno de los rasgos que aún sigo analizando sin entender realmente es la importancia de la raza a la que perteneces.

Georgia es uno de los Estados con mayor porcentaje de negros (llamados afroamericanos en EEUU). Aquí el 30 por ciento de la población es negra frente a la media nacional del 14 por ciento. En los formularios de la Administración (Seguridad Social, carné de conducir, pasaporte…) siempre te preguntan a qué raza perteneces, pero en la vida social está muy mal visto que definas a alguien por su raza. Si alguien te pregunta ¿cómo es tu compañera de clase? Nunca debes comenzar definiéndola como negra, blanca o latina. Hablarías de su personalidad y después de sus rasgos físicos dando pistas sobre su raza.

Hace unos días varios amigos latinos y estadounidenses nos reunimos a cenar. Uno de los asistentes norteamericanos tiene claros rasgos latinos, así que otra comensal (colombiana) le preguntó “¿cuál es tu origen?”. Él le contestó “soy de California”. Para mí era evidente que la chica colombiana le preguntaba sobre el origen de su familia ya que claramente no pertenece al grupo selecto de los WASP (White, Anglo-Saxon and Protestant) pero el chico evitó contestar sobre el origen de sus rasgos latinos cambiando de conversación.

Seguir leyendo »

Lazarillo, el crítico

Allá por el 2002, cuando servidora cursaba 2º de E.S.O., la lectura de El Lazarillo de Tormes era obligada, y nuestros conocimientos sobre la obra, examinados. Si me preguntan qué recordé de ella durante los años siguientes, no podría decir más de uno o dos detalles. Pero esa perpetuidad que reviste a los clásicos hizo que lo releyera tiempo después, ya con más años e inquietudes. Y al hacerlo me ratifiqué en dos asuntos: primero, estas obras universales deberían ser de obligada lectura no con 13 años, sino en la enseñanza universitaria, cuando somos capaces –o deberíamos- de extrapolarlas y darles un sentido crítico.

Y segundo, ¿de qué sirve contar con una historia de la literatura tan prolífica como la castellana, si nada aprendemos de ella? Hace unos días escuché a una buena señora opinar lo siguiente en relación a los presuntos abusos sexuales por parte de sacerdotes: “Si no nos podemos fiar de los curas, ¿entonces qué?”.

Lazarillo vio en el clérigo un alma envidiosa y avara. No es ya al oscurantismo que rodea a la Iglesia a lo que me refiero, sino a la falta del hábito de cuestionar. Al igual que esta señora jamás se habría planteado que un cura obrase con malicia, España ha permanecido ciega ante la bellaquería de la clase dirigente.

Seguir leyendo »

Compras de Comercio Justo accesibles a todos los murcianos y murcianas

Voluntarios de Oxfam Intermón Murcia

Oxfam Intermon Murcia celebrará el próximo año 2015 su aniversario. Llevamos 20 años apostando por el comercio justo como una herramienta de desarrollo de las comunidades de los países pobres, para promover vidas que cambian vidas. El comercio justo promueve la dignidad, la igualdad y la transparencia en las relaciones de trabajo y permite mejorar las condiciones de vida de los productores y productoras de los países del Sur; pero también queremos comunicar a los consumidores y a las consumidoras finales que los productos que adquieren han sido elaborados en condiciones dignas. Estas son nuestras bases de trabajo:

-La creación de oportunidades para productores y productoras desfavorecidos, con la participación de empleados y personas productoras en los procesos de toma de decisiones

-Pago de un precio justo: igual remuneración para igual trabajo, tanto de mujeres como de hombres; y respeto de las normas de trabajo infantil

Seguir leyendo »