eldiario.es

9

REGIÓN DE MURCIA

Fabricando otra nueva crisis económica

Si preguntáramos a quién va a perjudicar esta nueva crisis económica responderíamos de manera inmediatamente que sí lo sabemos y diríamos con mucha claridad que va a perjudicar a los mismos de siempre, a 'los de abajo'

Hay preguntas que nos tenemos que hacer como: ¿Quiénes son los causantes de esa presunta crisis económica? ¿Por qué se va a producir? ¿Cuáles son los factores que pueden determinar esta crisis? ¿Quién debe pagarla, en todo caso?

Por eso dicen, entre otras cosas, que hay alargar la edad de jubilación y bajar las pensiones públicas. Y para evitar conflicto social, más fútbol, más salsa rosa y más medidas represivas

Calviño: Nadie ve a corto plazo una crisis económica en España

Calviño: Nadie ve a corto plazo una crisis económica en España EFE

Sabemos a través de los medios de comunicación que viene otra crisis económica y los ciudadanos lo repetimos una y otra vez sin saber por qué. También repetimos lo que nos han dicho multitud de veces desde las élites y sus entendidos y, es que cada cierto tiempo, en cada ciclo, hay una crisis económica. Nos dicen que se está enfriando la economía, que se está ralentizando, que si hay desaceleración económica, que hay recesión, que si la guerra comercial entre Estados Unidos y China…

¿Cómo es posible que aceptemos algo que no sabemos por qué viene ni de dónde? Sin embargo, si preguntáramos a quién va a perjudicar esta nueva crisis económica y a quién va a beneficiar responderíamos de manera inmediatamente que sí lo sabemos y diríamos con mucha claridad que va a perjudicar a los mismos de siempre, a 'los de abajo' que somos la inmensa mayoría y que, en cambio, va a beneficiar de nuevo 'a los de arriba', esas élites económicas, financieras y sociales y los que estén a sus servicio y son cómplices de sus estratégicas y quienes, precisamente, son los que provocan estas crisis económicas.

Vemos cómo respondemos con cabreo, pero a la misma vez con resignación ante el hecho de que se vaya a empobrecer más la gente sencilla y obrera y que se vaya a enriquecer mucho más quienes ya tienen dinero.

Hay preguntas que nos tenemos que hacer como: ¿Quiénes son los causantes de esa presunta crisis económica? ¿Por qué se va a producir? ¿Cuáles son los factores que pueden determinar esta crisis? ¿Quién debe pagarla, en todo caso?

Existe una guerra comercial con toda su crueldad y destrucción. Cuando decimos guerra comercial también hablamos de un conflicto bélico. Lo estamos viendo en estos últimos años en Siria por el control del gas y los gaseoductos, en Venezuela por el control de la mayor reserva de petróleo o en Bolivia, donde se encuentra la mayor reserva de litio.

¿A estas alturas de la historia hay alguien que cree que una guerra es por la democracia y no por el control y la comercialización de los recursos naturales? Es la guerra entre los poderosos económicos y políticos, una lucha por acaparar la mayor cantidad de riquezas de las tres grandes potencias: Estados Unidos, China y Rusia y, en menor medida, Alemania, Francia e Inglaterra. Cuando hablamos de potencias, hay que añadir las multinacionales. Como consecuencia de esta guerra comercial se provocan y se fabrican estas es mal llamadas crisis económicas porque la causa es la codicia y la avaricia de las élites enriquecidas.

De nuevo, nos venden que viene una crisis económica y hasta nos la anuncian para  2020. Ya han puesto la fecha. Este anuncio se hace con dos objetivos:

El primero es mantener los recortes sociales, laborales, educativos y sanitarios. De ahí, que digan que no se puede modificar la última reforma laboral, ni siquiera la Ley Mordaza. Todo debe permanecer igual. Han conseguido que seamos más pobres, vulnerables e indefensos y tienen que mantenerlo.

El segundo objetivo es que aceptemos sus recetas de siempre: bajada de sueldos, -a esto le llaman competitividad-, más horas de trabajo, -le llaman productividad-, abaratar el despido, -a esto le llaman incentivar el empleo-, bajar los impuestos directos a los ricos y mantener o subir los impuestos indirectos como el IVA o las tasas a la gente, -a esto le llaman estimular la economía-, tapar de nuevo los agujeros de las entidades financieras, a esto todavía no se han atrevido a ponerle nombre, solo hacen referencia que si cae el sistema financiero sería peor.

Al hilo de todo esto, habrá nuevos recortes en derechos sociales, laborales, educativos y sanitarios y dirán que hay que privatizar porque el Estado no puede hacer frente. Por eso dicen, entre otras cosas, que hay alargar la edad de jubilación y bajar las pensiones públicas. Y para evitar conflicto social, más fútbol, más salsa rosa y más medidas represivas.

No dicen que con mejores sueldos, un mayor reparto del trabajo, la implantación de la renta básica y de la tasa Tobin -un impuesto a las operaciones financieras a nivel global de 0,5%-, la lucha contra el fraude, la lucha contra la corrupción política y empresarial, lo que deben los bancos al Estado, es decir a la ciudadanía, el llamado empleo verde y, así unas cuantas medidas alternativas más, todo iría mejor. Pero estas medidas favorecen a la gente y la colocan en una situación en la que pueden defender sus derechos y exigir una vida digna. Pero los que controlan la economía no están dispuestos.

No digamos que viene otra crisis económica, sino que viene otro intento de empobrecernos más y de destruir los países socialmente. Tenemos que recuperar nuestros derechos si queremos tener las condiciones para vivir, para hacer vida de la propia vida.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha