eldiario.es

9

Flores en la tumba de un murcianico

"Hay que ver qué bonica está Murcia, en mi vida he visto cosa igual" comenta mi abuelo, que en su vida ha visto mucho. [...] Yo le replico que más bonica estaría si sus jóvenes pudieran ir a trabajar de una pedanía a otra en autobús

Horas más tarde (más de ocho, eso seguro) salgo de trabajar del restaurante. [...] En el recorrido por las calles del centro, me cruzo con más de cinco personas en situación de calle que me piden dinero

El alcalde de Murcia, José Ballesta, durante las fiestas de primavera

El alcalde de Murcia, José Ballesta, durante las fiestas de primavera

Es abril, faltan pocos días para las elecciones municipales y menos para las fiestas de primavera. Recorro Murcia con mi abuelo y, cuando entramos al centro de la ciudad por la autovía, nos da la bienvenida un despliegue floral.

Miremos donde miremos, hay una plantica de colores: colgando de las farolas, de los balcones, maceteros, bolardos, patios y fachadas. En la Glorieta hay una huertana y una Virgen de la Fuensanta diseñadas con flores; en la Plaza de la Cruz, una jardín gigante de aproximadamente dos metros de radio que rodea el crucifijo; del patio del Moneo salen dos tiestos de claveles gigantes; sobre la calle Trapería, se teje un techo de ramos; en la Plaza de Santo Domingo, una pared de maceteros; en el Romea, paraguas gigantes de flores; en la Merced grifos inmensos chorreando calabacines y así hasta llegar a la Plaza Circular, coronado con una maqueta del Cristo de Monteagudo. Por supuesto, petada de flores. Así hasta 23 'jardines de primavera', siete más que el año anterior.  

"Hay que ver qué bonica está Murcia, en mi vida he visto cosa igual" comenta mi abuelo, que en su vida ha visto mucho. Yo me quito los restos de alergia de las narices, y antes de bajar del coche le replico que más bonica estaría si sus jóvenes pudieran ir a trabajar de una pedanía a otra en autobús.

Maceteros en la plaza Santo Domingo (Murcia)

Maceteros en la plaza Santo Domingo (Murcia)

Horas más tarde (más de ocho, eso seguro) salgo de trabajar del restaurante. La noche ha caído sobre la ciudad, y los colores de las 300.000 plantas que el Ayuntamiento se jacta de haber colocado languidecen sin el impacto cómplice de los rayos del sol.  En el recorrido por las calles del centro, me cruzo con más de cinco personas en situación de calle que me piden dinero; casi las mismas que mendigan día tras día en la terraza del trabajo, y bastantes menos de las que dan la vuelta al edificio de Jesús Abandonado cuando hacen cola por un plato de comida.

Entre que salimos y llegamos a la Glorieta, mi compañera ha recolectado cinco mini-maceteros diferentes. Cuando le pregunto por qué, me responde que son suyas: que salen de sus impuestos, y que si el Ayuntamiento no va a gestionar que las cartas le lleguen a casa (vive en una urbanización pasando Corvera donde no llega el correo) por lo menos le va a decorar el jardín.

El 23 de abril La Virgen recibe su ofrenda floral, y el 26 de mayo, muy a pesar de que yo sigo sin un sistema de transporte público decente para para ir y volver del trabajo, José Ballesta revalida otra legislatura del Partido Popular al frente del Ayuntamiento de Murcia (después de 23 años seguidos).

Hoy nos fijamos en las facturas del Ayuntamiento de Murcia. Un total de 151.280,90€ que "pagaron al contado la mayor corona que encontró" nuestro alcalde, para que cuando la economía y el ecosistema de la Región se descuajeringuen (ya sea por los diluvios, el estado del Mar Menor, el Brexit, Trump o el cambio climático) por lo menos nos queden las fotos de Murcia llena de flores.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha