eldiario.es

9

Hablar sobre política y agua

Tras 24 años de gobiernos regionales del Partido Popular descubrimos que el rey estaba desnudo, pues tras sus proclamas hegemónicas de "agua para todos" no había sino insensatez, demagogia y falsedad

Hablar sobre agua requiere de planificación. Necesitamos una contabilidad precisa de las necesidades de agua que requieren los campos de la Región de Murcia

El Trasvase Tajo-Segura no trae más agua no porque el gobierno castellano manchego sea malvado, sino porque no hay más. Ambas cuencas están sometidas a grados muy altos de sequía que se agravarán con el cambio climático

Rajoy en Murcia

Rajoy en Murcia para manifestarse con el lema "Agua para todos"

Esta legislatura marca el final del "pensamiento único" sobre política y agua. Todo se confío a la promesa imposible de más trasvases, al tiempo que la desalación quedaba relegada como una fuente secundaria y subalterna –"agua diabólica" la llegó a calificar una consejera de agricultura, porque según ella la desalación era una trampa pensada para sustituir al agua "verdadera" de los trasvases"-. Mientras nuestros agricultores demandaban legítimamente más agua, el gobierno regional hacía ojos ciegos al "regadío ilegal", esto es, las grandes empresas seguían abriendo más y más regadíos mediante la transformación de secanos. Y, sobre todo, se les garantizaba agua a las urbanizaciones residenciales y sus piscinas que crecieron como champiñones durante el boom inmobiliario. Tras 24 años de gobiernos regionales del Partido Popular descubrimos que el rey estaba desnudo, pues tras sus proclamas hegemónicas de "agua para todos" no había sino insensatez, demagogia y falsedad.

Hoy más que nunca necesitamos en una Región como Murcia hablar sobre agua y definir políticas. Con esta intención Podemos Región de Murcia ha convocado para este viernes 1 de marzo un Foro Camina Podemos dedicado monográficamente a hablar sobre agua.

Hablar sobre agua requiere de una buena dosis de realismo. Es reconocer que una lechuga o un albaricoque son en un 90% de su composición agua y que sobre la hortofruticultura nuestros agricultores han levantado un competitivo sistema productivo agroalimentario. Es también reconocer que más de la mitad de España se compone de regiones semiáridas, azotadas periódicamente por periodos de sequía y ausencia de lluvia, y que en un escenario de cambio climático esto se agravará. Es reconocer, en fin, que una política de agua seria, responsable y sostenible tiene que tener en cuenta todos estos elementos y que imponen un principio de realidad. No es posible continuar con "el cuento de la lechera" como nos proponen PP, Cs y Vox, porque es técnica y ecológicamente inviable. No son cuentos lo que demandan y requieren los agricultores de la Región de Murcia.

Hablar sobre agua requiere de planificación. Necesitamos una contabilidad precisa de las necesidades de agua que requieren los campos de la Región de Murcia. Necesitamos un cálculo realista de las cantidades de agua disponibles, una especie de "caja única" que centralice las diferentes fuentes de origen del agua: trasvase Tajo-Segura, desalación y recursos propios, incluidos los recursos hídricos procedentes de las desconocidas aguas subterráneas. Ambas definiciones –de las necesidades y de la disponibilidad de agua- permitirán una gobernanza de agua que planifique la distribución justa y equitativa del agua, defina las prioridades y se abra a la participación de todos los actores implicados, sin exclusión alguna. Esta gobernanza del agua basada en la planificación y distribución con criterios de justicia, democracia y sostenibilidad es la propuesta que Podemos Región de Murcia propondrá para su discusión en la campaña electoral que se avecina y que servirá para orientar nuestra acción parlamentaria.

Hablar sobre agua requiere de una política de Estado y de un entendimiento mutuo entre las regiones. El Trasvase Tajo-Segura no trae más agua no porque el gobierno castellano manchego sea malvado, sino porque no hay más. Ambas cuencas están sometidas a grados muy altos de sequía que se agravarán con el cambio climático. Los gobiernos regionales del PP han alimentado interesadamente el conflicto entre regiones durante 24 años. Es hora de abrir un nuevo acuerdo sobre el reconocimiento mutuo de las necesidades y una política de Estado que lo posibilite. Basta ya de dirigentes políticos que afirman demagógicamente unas cosas en Cuenca y otras en Murcia.

Sobre estas premisas podemos hablar de agua: realismo, planificación democrática y participativa, entendimiento entre regiones mediante acuerdos de Estado. Invitados quedan. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha