eldiario.es

9

Microplásticos

Vivimos en una sociedad plastificada, estamos rodeados de plásticos en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana

Se estima que una persona puede ingerir, como media, entre 2.000 y 11.000 microplásticos al año

Hay que reclamar el compromiso del comercio en general para que se responsabilicen de la contaminación por plásticos que está inundando nuestros océanos

Greenpeace se hace eco de la elección de "microplástico" como palabra del año

Greenpeace se hace eco de la elección de "microplástico" como palabra del año EFE

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) ha elegido la palabra microplástico como vocablo del año. Esta elección pone de relieve, aún más si cabe, el grave impacto ambiental de los plásticos, en general, y de los microplásticos en particular. Los microplásticos comprenden todas aquellas partículas de plástico con un tamaño inferior a 5 milímetros, que se han fabricado para usarse con ese tamaño o se han fragmentado y degradado de otros productos de plástico durante su descomposición. 

La contaminación por microplásticos en todas las áreas de los ecosistemas está cada vez más clara. Los océanos están muy contaminados con microplásticos e incluso podemos respirar partículas de plástico a través del aire. La magnitud del problema de los plásticos se evidencia con el supuesto de que, si hoy dejáramos de producirlos, la enorme cantidad acumulada en nuestro medio ambiente tendría un impacto de siglos.

Vivimos en una sociedad plastificada, estamos rodeados de plásticos en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. Al mismo tiempo, aumenta la preocupación por los impactos ambientales y de salud pública asociados a estos tipos de contaminantes. Las micropartículas de plástico se producen por corte, pulido o moldeado durante la producción de un producto a base de plástico, emisiones durante la aplicación o mantenimiento de pintura de base plástica, fibras liberadas de productos textiles sintéticos durante el lavado, o partículas de caucho liberadas por el desgaste de los neumáticos en carreteras.

Los productos de higiene y limpieza que usamos a diario como  geles, pasta de dientes, cosméticos, cremas limpiadoras, exfoliantes, desodorantes, detergentes, etc. pueden contener entre 130.000 y 2,8 millones de diminutas microesferas de plástico. También se encuentran en las prendas textiles sintéticas y tapicerías de muebles que se descomponen gradualmente antes de unirse al polvo doméstico. Se estima que una persona puede ingerir, como media, entre 2.000 y 11.000 microplásticos al año.

Los microplásticos pueden actuar como portadores de varias toxinas. Esas toxinas pueden causar grandes problemas de salud a los humanos. Unos pocos estudios sobre los peces demostraron que los microplásticos y las toxinas asociadas son bioacumulativos. Encontramos microplásticos y microfibras en los sistemas de distribución de agua, tanto del grifo como en la embotellada. Los microplásticos pueden originarse a partir de objetos más grandes como botellas, bolsas de la compra u otros envases y envoltorios de plástico que, cuando llegan al mar, se rompen en trozos cada vez más pequeños por acción del viento, la luz del sol o el oleaje. Se calcula que más de 170 especies marinas llevan plástico en su interior.

El problema de estas microesferas es que son tan pequeñas que no todas quedan atrapadas por los filtros de las depuradoras y acaban en el mar. En definitiva, los microplásticos están presentes en el medio ambiente marino y costero, y accesibles para la ingestión por gran variedad de organismos. Estas micropartículas han entrado en la cadena trófica marina y continuará aumentando, llevando a una acumulación gradual y significativa en el litoral y medio ambiente marino. Un informe de la FAO en 2016, señalaba que hasta 800 especies de moluscos, crustáceos y peces estaban contaminados por plásticos y microplasticos

A partir de 2021, la nueva directiva europea incluye la prohibición de cubiertos, platos, pajitas, vasos y tazas de plástico, envases de poliestireno expandido para alimentos y productos hechos de plástico oxodegradable o fácilmente fragmentable, así como el compromiso de que, al menos el 25 por ciento de la composición de las botellas de bebidas PET, sea plástico reciclado en 2025. Se plantea también la eliminación de los microplásticos que se usan  en cosmética para modificar la textura de algunos productos. Este año, el gobierno debe desarrollar la normativa que permita cumplir con la estrategia europea sobre plásticos de un solo uso.

Hay que reclamar el compromiso del comercio en general para que se responsabilicen de la contaminación por plásticos que está inundando nuestros océanos, eliminen los plásticos de un solo uso y retiren el sobreembalaje de plástico de muchos productos que es innecesario. Pero también la ciudadanía necesita apostar por un cambio en nuestro modo de vida, en nuestras pautas de conducta y una modificación sustancial de nuestras actitudes y comportamiento sobre el uso de los plásticos.que minimice y elimine este contaminante persistente.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha