eldiario.es

9

Yonquis del poder

La actividad política es muy ingrata: un día chuleándote y al otro nadie te cuela en el restaurante. Es como ser actor o estrella de rock

Me ha sabido fatal lo de Bernabé. Vuelvo a encontrar en él muchas similitudes con Paquita Salas. Fracasada y humillada ante los vecinos, relegada por Conesa, vilipendiada por Urralburu y, encima, teniendo que pedir trabajo a López Miras

El Consejo de Ministros nombra a Francisco Bernabé nuevo delegado del Gobierno en Murcia

El Consejo de Ministros nombra a Francisco Bernabé nuevo delegado del Gobierno en Murcia

A Paco Bernabé le han buscado una nueva colocación en el Senado, como si se tratara del hijo inútil de tu vecina al que has enchufado en la empresa en calidad de “no sé sabe muy bien qué”. Me ha dolido por él todo el espectáculo que ha rodeado al hecho. Parecía urgente volver a darle cualquier cosa, como si estuviera enganchado.

La actividad política es muy ingrata: un día chuleándote y al otro nadie te cuela en el restaurante. Es como ser actor o estrella de rock. Si te quitan de primera línea, o te haces unos Pasapalabras que recomendaría Paquita Salas o te vas al Senado a verlas venir. ¿Por qué no se es capaz de volver a las discretas vidas de antaño? ¿Tan difícil es volver a ser con toda la dignidad del mundo un auténtico don nadie? Es muy doloroso ver a una vieja estrella del rock mendigando por los bares un micrófono, unos focos. Haría bien esa estrella en volver a su vida, si es que tiene, o incluso montar un pequeño negocio, con la filosofía entrepeneur que tantas vidas rotas ha salvado.

Los políticos derrotados a veces se aferran al show business de una forma muy ridícula. Quieren seguir teniendo un cargo, por muy bajo que sea, como ser senador por designación autonómica tras tener que remover a otros dos compañeros para que lo seas. Yo me sentiría depresivo. Quiero decir, es también un poco como cuando tu padre te acomoda un sitio en su negocio de toda la vida porque estás en paro. Puede que esté bien si lo necesitas para pagar la hipoteca, y si este es el caso ni mil palabras más, pero si es por tener algo que hacer por las mañanas resulta de mal gusto.

También me ha contrariado este accidentado nombramiento de senador por la gente del PP que se deja la piel en su pequeña zona y que nunca va a cobrar un sueldo sustancioso del partido. Alguien debería decirles que dejen de pegar carteles  o recoger firmas para la prisión permanente porque no les va a servir para nada, a ver si paran. El sueldo lo cobra quien presta servicios y no precisamente a España. Los puestos no los ocupa el mejor, por cierto, que también va siendo hora de contar eso. El puesto lo ocupa el mejor, pero en el arte del manejo, una habilidad milenaria en las organizaciones.

En definitiva, que me ha sabido fatal lo de Bernabé. Vuelvo a encontrar en él muchas similitudes con Paquita Salas. Fracasada y humillada ante los vecinos, relegada por Conesa, vilipendiada por Urralburu y, encima, teniendo que pedir trabajo a López Miras para poder seguir siendo algo más que ella misma. Esta es la vida del político, unas veces tan arriba y otras tan abajo que ni tu grito se oye.

A los que están pensando en dedicarse a la política, el ejemplo de Bernabé les debe servir para no hacerse demasiadas ilusiones. Porque tú puedes caer y no tener a nadie que le pegue la patada a Severa y la mande a Jumilla por ti y, entonces, ¿qué? Pues entonces solo te quedará buscar muchas veces en Google tu nombre y desear que alguien vuelva a insultarte, eso significaría que tienes de nuevo un poquito de poder.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha