eldiario.es

9

REGIÓN DE MURCIA

Cuando un apellido marcaba tus oportunidades en Bolivia

Contaba como antes de que gobernara el primer indígena en la historia del país, la gente del Alto (indígenas) no se acercaban al centro de la ciudad ni a los barrios pudientes del sur a no ser que fuera por trabajo

Porque si en toda Latinoamérica hay una clase dirigente que vive a caballo entre Miami y al servicio de las grandes corporaciones trasnacionales,  en Bolivia además se une al problema racial, más del 60% de la población es indígena

Las cifras económicas, tan poco válidas cuando se habla de crecimiento social, dicen que Bolivia ha sido uno de los países con más crecimiento económico y con mayores cifras de alfabetización y disminución de la pobreza

Esta hoja de ruta tiene ahora mismo el país paralizado con cortes de carreteras y cierres patronales que buscan generar un situación de desabastecimiento, en estos días después de las elecciones ha sido muy difícil moverse por La Paz

El expresidente de Bolivia Evo Morales saluda a su llegada este martes al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (México), tras recibir asilo político.

El expresidente de Bolivia Evo Morales saluda a su llegada este martes al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (México), tras recibir asilo político. EFE

Sábado  19 de octubre, un día antes de las elecciones presidenciales en Bolivia, subo con Manu Pineda (Eurodiputado de Izquierda Unida y Unidas Podemos) en un taxi, el conductor rápidamente expone la ideología política de la derecha boliviana, primero tímidamente y después con todo lujo de detalles durante el trayecto de poco más de veinte minutos.

El taxista estaba deseando que ganara la derecha pero temía que Evo se volviera a imponer, recordaba cómo antes de Evo la gente con poder económico y social en Bolivia se casaban entre ellos para mantener el color de piel blanco y el apellido que simbolizaba la pertenencia a un grupo social concreto. Contaba como antes de que gobernara el primer indígena en la historia del país, la gente del Alto (indígenas) no se acercaban al centro de la ciudad ni a los barrios pudientes del sur a no ser que fuera por trabajo, nos dijo directamente que los indígenas sabían que no podían igualarse al resto de la población, contaba esto con añoranza y con la esperanza de que la derecha volviera a restituir esa situación. Esa realidad de discriminación social normalizada era la que se vivía en Bolivia antes de la victoria del MAS (movimiento al socialismo) y de Evo Morales.

Porque si en toda Latinoamérica hay una clase dirigente que vive a caballo entre Miami y al servicio de las grandes corporaciones trasnacionales,  en Bolivia además se une al problema racial, más del 60% de la población es indígena pero hasta hace poco todo el poder político y económico lo controlaba una minoría blanca que además hacía todo lo posible para no mezclarse con el resto de la población.

Y en esto llegó en 2006 a la presidencia un indígena que además nacionalizó las enormes riquezas naturales del país, propuso una política de igualdad  y generó un modelo social que permitía a cualquier ciudadano o ciudadana estudiar y capacitarse para cualquier tipo de profesión.

Las cifras económicas, tan poco válidas cuando se habla de crecimiento social, dicen que Bolivia ha sido uno de los países con más crecimiento económico y con mayores cifras de alfabetización y disminución de la pobreza, no ya del continente sino de todo el mundo.

Gobernar 13 años un país genera un evidente desgaste político, pero no es la política interna la que genera el clima de tensión que hoy vive Bolivia, es más  bien el mapa geopolítico de la Región. Hace tiempo que EEUU asumió que no podía manipular las elecciones como hace años y que las intervenciones militares directas le generaban un efecto internacional contraproducente. Por eso cambiaron la forma de interferir, generando estrategias de desacreditación de la democracia para justificar bloqueos y cambios de gobierno, desarrollaron todo un manual de judicialización de la política (lawfare) y con esa nueva estrategia metieron injustamente a Lula Da Silva en la cárcel para evitar que Brasil siguiera siendo un motor de los derechos sociales en América Latina, algo similar hicieron en Ecuador con el ex vicepresidente y criminalizando los avances sociales que supuso el periodo de Rafael Correa, encarcelando también a sus seguidores. La siguiente muesca en el revólver del imperialismo estadounidense era Bolivia.

Por eso semanas antes de las elecciones ya empezaron a organizarse grupos de derechas para desconocer el resultado fuese cual fuese, es por eso que se lanzaron a la calle antes de que se conociera el resultado, hubiera dado igual que Evo ganara por 15 puntos que por los 11 que finalmente ganó, el objetivo era desconocer el resultado, generar un clima de tensión apoyado por una OEA lacaya de Washington y con el respaldo del neofascista gobierno de Brasil y por supuesto por los propios EEUU.

Esta hoja de ruta tiene ahora mismo el país paralizado con cortes de carreteras y cierres patronales que buscan generar un situación de desabastecimiento, en estos días después de las elecciones ha sido muy difícil moverse por La Paz y la situación va a peor, mientras tanto el gobierno y los partidarios de MAS buscan evitar la confrontación.

Frente a esta situación y la posición cuanto menos cómplice de la UE y el Gobierno español toca mostrar la solidaridad del pueblo español con los procesos de cambio en América Latina, hoy cualquier ciudadano europeo de izquierdas tiene que sentirse boliviano e indígena.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha