eldiario.es

9

Un conflicto servido: el ARCA o la protección del medio ambiente como valor de mercado

Lo que menos necesita ahora nuestra Región es la creación de un 'ente' público-privado congestionado por los mismos que contaminan

En aquellos países en los que no existe el control previo, o este está minimizado por intereses de mercado, las empresas contaminan y luego pactan indemnizaciones

Lo cierto es que actualmente se está tramitando una proposición de Ley deficiente si atendemos al informes de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional

Javier Celdrán en la presentación de Agencia Regional del Clima y Medio Ambiente (ARCA)

Javier Celdrán en la presentación de Agencia Regional del Clima y Medio Ambiente (ARCA)

Las trabajadoras y trabajadores de las Direcciones Generales del Medio Ambiente y Mar Menor y del Medio Natural están en pie de guerra. Después de tantos años de carencias para desarrollar su trabajo, que es, no lo olvidemos, la protección del medio ambiente en la Región de Murcia, han decidido iniciar movilizaciones contra la creación de la Agencia Regional del Clima y el Medio Ambiente (ARCA), que está siendo tramitada en la Asamblea Regional con el único apoyo, al parecer, del Grupo Parlamentario Popular.

El día 22 de octubre estaba prevista una concentración (1) a las puertas del centro de trabajo con un lema: 'ARCA =desprotección del Medio Ambiente. Por un Servicio Público profesional e independiente'. Lo que menos necesita ahora nuestra Región es la creación de un 'ente' público-privado congestionado por los mismos que contaminan, mantienen en la ilegalidad actividades dañinas para la naturaleza y conciben el Medio Ambiente como un negocio, como una oportunidad de enriquecimiento.

Porque en realidad esto es el ARCA si hacemos caso a las palabras, y no hay ningún motivo para no creerlas, del consejero Javier Celdán. La personas que trabajan en las Direcciones Generales del Medio Ambiente y Mar Menor y del Medio Natural han elaborado también un folleto informativo dirigido a la ciudadanía. Es verdad que entre lo inmediato y lo mediático, resulta cada vez más difícil sentarse a leer y valorar un documento. Pero en este caso debería ser imprescindible hacerlo, porque interesa, porque afecta a la vida diaria, a la forma como nos relacionamos con nuestro entorno, incluso, de cómo podemos enfermar.

Transcribimos: "¿Por qué te interesa esto a tí?. Los trabajadores del Medio Ambiente trabajamos para tí, NOS RESPONSABILIZAMOS CON NUESTROS INFORMES, INSPECCIONES Y ACTAS de que se cumplen las garantías legales que protegen el aire que respiras, el agua que bebes o en la que bañas, el suelo en el que se cultivan tus alimentos y los de tus hijos... ". Son razones de peso, no cabe duda. En aquellos países en los que no existe el control previo, o este está minimizado por intereses de mercado, las empresas contaminan y luego pactan indemnizaciones con las comunidades afectadas. Sin embargo, el daño está hecho y los perjuicios se transmiten durante generaciones. (A continuación, manifiesto de la concentración del 22 de octubre contra el proyecto ARCA).

Follet Oarca Color by on Scribd

Por eso, un control previo de las actividades potencialmente contaminantes, que en definitiva es el modelo de gestión de la que se ha dotado la Unión Europea y, creíamos hasta ahora, España y nuestra Región, es fundamental. Sin embargo, "los sucesivos organismos de medio ambiente en nuestra región han adolecido desde siempre de gravísimas carencias de personal, estructura y medios para desempeñar su trabajo (...) muy al contrario durante los últimos diez años, cuando nuevas normativas y exigencias ambientales estatales y europeas han estado aumentando las necesidades de supervisión y control ambiental; menos medios humanos y materiales, más precariedad e indefensión en el personal que debía responsabilizarse del trabajo.

Y hemos trabajado con estructuras más deslabazadas y desorganizadas, en el marco de un continuo rosario de reorganizaciones, divisiones y remezclas de las competencias".  En cuanto a desorganización es generalmente recordada, y tenida como una de las peores, la implantada por la actual consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, en la Consejería de Agricultura cuando era máxima autoridad en la misma.

Lo cierto es que actualmente se está tramitando en la Asamblea Regional de Murcia una proposición de Ley que ha suscitado el rechazo de los trabajadores y trabajadoras a los que le va a afectar, de las organizaciones ecologistas y de los sindicatos de la Función Pública Regional. Una Proposición de Ley, por cierto, deficiente en cuanto a fondo y forma si atendemos al informes de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional, y que va a agudizar la desprotección del Medio Ambiente en nuestra tierra.

Pero como siempre ocurre, la voz de los expertos que trabajan en la Dirección General del Medio Ambiente nunca se escucha cuando hay que tomar decisiones importantes. No se les escucha ni en la Consejería ni cuando se trata de difundir propaganda política por medio de actos públicos. Por ejemplo, el pasado 19 de octubre se celebró en el Museo Arqueológico de Murcia una mesa de debate bajo el título : "Preparando el ARCA, dónde queremos llegar" en la que no participó ningún técnico de la Dirección General del Medio Ambiente y el Mar Menor, cosa que no debe extrañar porque es conocida la oposición a la creación del ARCA de la inmensa mayoría, si no toda, del personal destinado en la protección del Medio Ambiente.

La mesa de debate, en la que participó lógicamente gente interesada en la pseudo amnistía de la llamada popularmente Ley de Aceleración Empresarial, fue publicitada en la prensa con el titular de "Los ingenieros industriales se 'mojan' con la reindustrialización de la Región" (Murcia Economía, 15 de octubre). Desconocemos el tipo de consulta que ha realizado el Colegio de Ingenieros Industriales entre sus asociados para ofrecer un titular tan suculento para el Gobierno Regional y para los intereses de la CROEM.

No cabe duda de que el conflicto continuará. Hay dos modelos de gestión de lo público sobre la mesa. Uno de ellos tiene sus fuentes primigenias en la Unión Europea, el otro sigue un camino distinto, más emparentado con el concepto del medio ambiente como objeto de mercado y de judicialización entre particulares. Este es la razón de la creación del ARCA.

(1) —Finalmente la concentración fue suspendida porque la Delegación del Gobierno no observó la urgencia de la misma. No vamos a valorar lo que se entiende por urgencia cuando una ley está siendo tramitada en sede legislativa.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha