eldiario.es

9

Cuando la política se hace despreciable

Se hace política desde todas las instancias: desde una asociación de padres y madres, desde las asociaciones de vecinos y vecinas, hasta desde los púlpitos

Cada vez que gobiernan para las élites y, por tanto, contra los ciudadanos y las ciudadanas y contra el medio ambiente, lo cual supone el aumento de las desigualdades sociales, los partidos son despreciables

La política es palabra y es vida, aunque a veces nos cause esfuerzo y sacrificio. La política es palabra y vida para ser esperanza y para contribuir a su plenitud

El día de la marmota

El día de la marmota EFE / MADRID

La política es preocuparse y ocuparse por las cuestiones sociales en su término más amplio, lo cual incluye la economía: dotar a la realidad de una organización y un funcionamiento de modo que cada persona tenga cabida y no sea expulsada de la sociedad.

La política es una dimensión a la que no podemos renunciar, aunque queramos; no somos apolíticos, incluso cuando decimos que no queremos saber nada estamos haciendo política. Irremediablemente somos políticos porque todos tenemos una opinión, unas actitudes y unos comportamientos; lo que hacemos o dejamos de hacer tiene consecuencias en la sociedad. Se hace política desde todas las instancias: desde una asociación de padres y madres, desde las asociaciones de vecinos y vecinas, hasta desde los púlpitos. Por eso, la política debe ser un servicio desinteresado a la sociedad, al planeta, en definitiva, a la humanidad, construyendo humanidad y no es ninguna redundancia.

Esta política cuando se quiere hacer desde el gobierno se canaliza a través de los partidos políticos que tienen la misión expresa de adoptar decisiones que condicionan la vida de la ciudadanía, de ahí su gran responsabilidad. Una ley aprobada en el Congreso de los Diputados puede facilitar la vida o hacer sufrir más a mucha gente. A veces se hace sufrir por leyes injustas; otras veces por omisión: por no aprobar leyes justas y dejar las cosas como están.

Quiero recoger de una manera sintética situaciones que considero que la política se hace despreciable porque destruye la vida, su dignidad y su humanidad y nos aboca al sufrimiento social y a la desesperanza.

¿Cuándo los partidos políticos hacen una política despreciable?

Cada vez que gobiernan para las élites y, por tanto, contra los ciudadanos y las ciudadanas y contra el medio ambiente, lo cual supone el aumento de las desigualdades sociales. Gobernar para las élites conlleva cercenar los procesos democráticos, reducir la democracia a la mínima expresión. Se pasa de la soberanía popular a la soberanía económica.

Cada vez que nos engañan, nos mienten y nos manipulan. Estamos ya cansados de escuchar en las campañas electorales un sinfín de buenas intenciones, pero sabemos que lo que nos dicen es falso, van a seguir gobernando para las élites económicas, financieras y sociales.

Cada vez que quieren configurar un estado de opinión alejado de la verdad. Se trata de buscar un mecanismo de convencimiento que oculte la verdad y si no se puede, pasan a ser secreto de estado, que no es otra cosa que destruir el derecho de la ciudadanía a saber toda la verdad. La ciudadanía tiene el derecho a saberlo todo.

Cada vez que no reconocen sus propios errores, contradicciones y su propia corrupción. Tratan de diluir su maldad y que venden su alma al imperio del dinero, a los adinerados. Tienen miles de asesores que les enseñan a mentir y a no reconocer sus culpas y vilezas.

Cada vez que cuando son oposición no son capaces de reconocer las bondades y los aciertos de los que gobiernan. Cada vez que cuando son gobierno no son capaces de reconocer las bondades y los aciertos de la oposición.

Cada vez que luchan por el poder, tanto dentro del partido político como para  llegar al poder institucional. En ese luchar por el poder vale todo, absolutamente todo. Solo cabe el aplauso a los que mandan si quieres participar en las listas electorales.

Cada vez que fomentan el odio, el rencor y el enfrentamiento entre colectivos, territorios y organizaciones.

Cada vez que echan a la culpa de los problemas a los más vulnerables. La culpa de que cierren las tiendas y el comercio no son de los manteros, son de las grandes superficies y la compra online. El problema del paro no se debe a los refugiados e inmigrantes, sino de los banqueros y sus políticos cómplices y de la avaricia de las élites.

¿Cuándo la ciudadanía hacemos una política despreciable?

Cada vez que somos indiferentes ante el sufrimiento humano y no queremos saber nada de lo que pasa. No queremos sumar nuestro sufrimiento al sufrimiento de los demás. No nos damos cuenta de que nos aislamos, lo vivimos en soledad y creemos que la salida es individualista. No nos damos cuenta que esta respuesta responde a estrategias de las élites para que respondamos de esta manera.

Cada vez que apoyamos a la política del rencor y el odio, cada vez que apoyamos la culpabilización de los más vulnerables y no somos capaces ni valientes para saber que la maldad social surge de las entrañas de ese sistema que quiere que el 1% de la población tenga y controle el 99% de la riqueza mundial. Cada vez que no queremos saber cuál es la verdad y aceptamos las mentiras, los engaños y las manipulaciones. Cada vez que nos dejamos llevar por el miedo y el egoísmo.

Cada vez que dejamos la política en manos de los otros y renunciamos a nuestro propio compromiso y responsabilidad social. No podemos mirar hacia otro lado ni dejar de pensar por qué el mundo es así y no es de otra manera, por lo menos, más humano.

Cada persona que añada lo que considere oportuno.

Creo que la política es palabra y es vida. Palabra de lo que queremos, pero de lo que queremos verdaderamente, sin mentiras, y que esas palabras se conviertan en vida, en coherencia, en lucha continua hasta el final de nuestros días por una prosperidad que va de la mano de los valores humanos.

La política es palabra y es vida, aunque a veces nos cause esfuerzo y sacrificio. La política es palabra y vida para ser esperanza y para contribuir a su plenitud.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha