eldiario.es

9

El caso Copito: delito de amenazas a animales

Recientemente me contactó una lectora de este blog muy preocupada porque tenía un vecino que le había amenazado con capturar a su gato

A raíz de que Copito se fuera de paseo, Onela comenzó a recibir WhatssAps de un vecino al que le molestaba que Copito se paseara por su terraza

Los casos de envenenamiento de gatos se deben denunciar por la comisión de un delito de carácter público por uso de veneno, artículo 336 del Código Penal y de delito de maltrato animal por cada animal fallecido o lesionado

Se sospecha que los gatos de Umashima han sido víctimas de un envenenamiento masivo.

Se sospecha que los gatos de Umashima, en Japón, han sido víctimas de un envenenamiento masivo. Chie Kawano

Cuando se amenaza con causar daño a un animal se comete un delito de amenazas regulado en el Código Penal.

Recientemente me contactó una lectora de este blog muy preocupada porque tenía un vecino que le había amenazado con capturar a su gato y tirarlo por ahí si volvía a pisar su terraza privada.

La lectora, cuyo nombre no voy a citar, me comentaba que había rescatado a Copito de una colonia de gatos ferales ubicada en su urbanización tras haber fallecido otros animales en esa colonia por envenenamiento. (Los casos de envenenamiento de gatos se deben denunciar por la comisión de un delito de carácter público por uso de veneno, artículo 336 del Código Penal y de delito de maltrato animal por cada animal fallecido o lesionado).

Copito tuvo suerte ya que fue recogido de la calle y puesto a salvo por la lectora citada, a la que en adelante llamaré con el nombre de Onela. El felino tenía un carácter muy sociable y se adaptó fácilmente al ático donde vivía Onela de alquiler. Copito está sanitariamente controlado ya que Onela lo llevó al veterinario, le puso microchip, lo desparasitó interna y externamente, lo vacunó de la rabia y también de la vacuna trivalente felina. 

¡Menuda suerte tuvo Copito! El gato pasó de la calle a vivir en un ático con todo lujo de cuidados. Si bien Copito mantenía su espíritu feral y le gusta investigar y pasear como buen gato que es. Lo único malo es que sus paseos eran por las terrazas de los áticos cercanos al de su nueva residencia. Había vecinos a los que no les molestaba la presencia de Copito por sus terrazas privadas, pero a uno en concreto sí.

A raíz de que Copito se fuera de paseo, Onela comenzó a recibir WhatssAps de un vecino al que le molestaba que Copito se paseara por su terraza. En dichos mensajes el vecino la amenazaba con coger al gato cuando lo viera y tirarlo por ahí. La mujer intentó hablar por teléfono con el vecino, pero éste no le cogía las llamadas.

Onela, ante el temor de que Copito fuera capturado y abandonado por ahí tras las amenazas vertidas por el vecino, optó por poner un vallado que le costó, nada más y nada menos que mil euros y, encima, en una vivienda que no es suya. El cercado de parte de la terraza de su ático ha conseguido que Copito pueda salir a tomar el sol sin tener acceso a la terraza del vecino que le amenazó.

Ni que decir tiene que Copito es un privilegiado y que Onela y su pareja son unos propietarios responsables y ejemplares. Han conseguido con esta opción protegerlo para evitar que fuera capturado por su vecino, el cual puede que presuntamente no le gusten los gatos, sea alérgico, tenga perros u otros gatos o pájaros a los que Copito pueda alterar o se trate de una persona con problemas mentales, si bien esta parte la desconozco.

Onela me preguntaba tras contarme todo esto: "¿Qué puedo hacer con mi vecino?, ¿Puedo denunciar a mi vecino?". La respuesta es sí. Puedes denunciar a tu vecino por un delito de amenazas, regulado en los artículos 169 y 171 del Código Penal.

La denuncia se puede poner en la Policía Local, Nacional, Seprona o Guardia Civil. Si bien, como puede que el agente donde vayas a interponer la denuncia no esté acostumbrado, te aconsejo que la lleves por escrito y también en un pendrive para facilitarle la tarea al agente.

Como también hay otros lectores que me habéis preguntado por el tema de venenos y caza de gatos con perros os comento que también se puede denunciar por amenazas en caso de usar veneno y similares contra gatos ferales o con propietarios. Y también en caso de amenazas de soltar a perros para atacar, cazar o matar a gatos ferales o con propietario.

No obstante, en el caso de Copito también aconsejo a Onela que mande una foto del enrejado a su vecino y un SMS al administrador de la comunidad o a la persona o agencia que le arrendó el ático.

Querido lector: si deseas formarte y especializarte en Derecho Animal puedes inscribirte ya mismo en el curso online sobre Cómo Proteger Legalmente a las Colonias Felinas. Visita deanimals y podrás beneficiarte de la promoción especial que durante todo este mes de agosto y hasta el día 31 inclusive, aplicaremos a l@s lectores de este blog. Podrás disfrutar de un descuento de 100 euros en cada uno de nuestros cursos online simplemente por ser lector. Para ello solo debes añadir el cupón de descuento siguiente: eldiario100.

Y recuerda que si deseas realizar una consulta en materia de legislación de protección animal puedes contactarme a través de mi web.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha