eldiario.es

9

¿Qué puedo hacer si mi vecino maltrata a su mascota?

Aconsejo que con carácter previo a contactar de cualquier forma a vuestro vecino "agresivo” con su animal, que tengas una opción ética para el animal, bien sea un particular que quiera adoptarlo o acogerlo o una protectora de animales

Lu es mezcla de presa canario y bóxer y fue utilizado como sparring en peleas de perros en Canarias. Le falta un ojo, tiene la mandíbula rota y todo el cuerpo quemado porque intentaron quemarlo vivo. Foto: Conectadogs

Lu es mezcla de presa canario y bóxer y fue utilizado como sparring en peleas de perros en Canarias. Le falta un ojo, tiene la mandíbula rota y todo el cuerpo quemado porque intentaron quemarlo vivo. Foto: Conectadogs

Recientemente un lector de este periódico nos ha pedido ayuda para que le asesoremos sobre qué puede hacer ante los golpes que oye desde su piso cuando su vecino maltrata a su propio perro. Un caso como éste se puede denunciar en la forma que ya os comenté en el artículo "¿Dónde Denuncio?" 

Si bien mi consejo es intentar la vía amistosa, con carácter previo a denunciar, ya que convivir con un vecino que agrede a su propio animal y tener que coincidir con él, a solas en muchas ocasiones, entrando por la misma puerta del edificio, en el ascensor o en el garaje,  puede ser una situación violenta o cuanto menos bastante incómoda o desagradable.

En estos casos podemos intentar cualquiera de las siguientes opciones, que podríamos denominar de mediación vecinal:

a) Hablar directamente con él y preguntarle si necesita ayuda, en función del tipo de relación que tengamos con esta persona. Podemos preguntarle, si necesita cederlo a una protectora de animales ( prever y localizar antes de abordarle sobre este tema  a una protectora de animales dispuesta a acoger inmediatamente al animal) o si necesita dejar  a su animal con alguien cuando él no esté.

b) Intentar localizar a algún amigo, familiar o vecino que tenga buena relación con esta persona para que intente mediar con él, para ver si quiere ceder a su animal a una protectora de animales o un particular y/o en su defecto para que cese en su actividad violenta hacia el pobre animal maltratado.

c) Contactar con el presidente de la comunidad para exponerle el caso, para que medie con esta persona, comunicándole, verbalmente o por escrito, que agredir a su animal es una conducta penada por el código penal y sancionda por las leyes administrativas de protección animal y, a su vez, que le pregunte si desea ceder su animal a una protectora de animales.

d) Localizar al administrador de la comunidad de propietarios para que medie con la persona agresora del animal, para que le informe de que su actitud está sancionado por las leyes que protegen a los animales domésticos y por el código penal y, a su vez, que le pregunte si lo cedería a una protectora de animales. O si precisa ayuda en la educación de su perro o cuando él esté fuera de su casa.

e) Contactando a alguna entidad de protección animal o asociación vecinal u otra entidad que esté dispuesto a denunciar ese caso.

f) Si no funciona ninguna de las anteriores opciones de mediación vecinal, lo ideal sería denunciar al vecino agresor del animal en nombre de la comunidad de propietarios o de cualquier asociación vecinal o entidad de protección animal, ante cualquier agente de la autoridad, especificando las fechas en las que se ha oído y/o visto agredir al animal, identificar a la persona presuntamente agresora y al animal. Y lo más importante, aportar en vuestra denuncia siempre y/o en vuestros intentos de mediación un destino ético del animal.

Aconsejo que con carácter previo a contactar de cualquier forma a vuestro vecino "agresivo” con su animal, que tengas una opción ética para el animal, bien sea un particular que quiera adoptarlo o acogerlo o una protectora de animales o el servicio de recogida de animales del municipio del lugar de los hechos, siempre y cuando éste sea ético (servicio de recogida de animales ético es todo aquél que recoge animales abandonados, maltratados y/o extraviados  y que los cuida bien, les proporcione comida, refugio, asistencia veterinaria, les busca un buen adoptante y no los mata o sacrifica).  Esto es muy importante, ya que de nada nos sirve mediar o denunciar a una persona que maltrata a un animal si no tenemos atado el destino ético para el animal maltratado. Es de vital importancia para el animal maltrado que si su propietario y/o poseedor dice que si lo cedería a una protectora de animales o a un tercero se le retire inmediatamente el animal y que nos entregue su cartilla o pasaporte veterinario si lo tuviere y firme en un papel (contrato de autorización para el cambio de titularidad de microchip, que se puede pedir a cualquier veterinario de la zona) en el que conste que cede al animal.

Lamentablemente, a día de hoy, en la mayoría de los 8.124 de España se siguen sacrificando en las perreras, empresas dedicadas al servicio de recogidas de animales y centros de zoonosis o zoosanitarios, animales sanos que han sido abandonados, extraviados y/o maltratados, si transcurrido un determinado lapso de tiempo estos no han sido adoptados.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha