eldiario.es

9
Menú

"Los yorkshires son perros muy caros y no se abandonan"

Pero, ¿qué ocurre cuando aparece la familia del animal abandonado días, semanas, meses o inclusos años después de haberse extraviado el animal?

Su señoría solicitó sentencia condenatoria por delito leve de apropiación indebida contra Enma y que se le condenara a la pena de una multa de 450 euros

- PUBLICIDAD -
Yorkshire

Yorkshire

Con frecuencia me llegan al despacho consultas de personas que se han encontrado un animal deambulando solo en un estado deplorable, desnutrido, sucio, infectado de parásitos e incluso en algunos casos con infecciones oculares o intestinales. Estas personas, por su parte, han atendido al animal, lo han llevado al veterinario y lo han dado en adopción porque han pensado que si no tenía microchip no era de nadie y que lo que hacían estaba bien hecho y era legal.

Esto ocurre sobre todo cuando la persona que se encuentra el animal lo lleva al veterinario y resulta que éste no tiene microchip. Por lo tanto, se encuentra en la disyuntiva de elegir entre dejar el animal en la calle de nuevo o llevarlo a una perrera donde tienen muchas posibilidades de que lo sacrifiquen, ya que en la mayoría de Ayuntamientos de España lamentablemente siguen matando a día de hoy a animales sanos o susceptibles de llevar una vida digna.

Pero, ¿qué ocurre cuando aparece la familia del animal abandonado días, semanas, meses o inclusos años después de haberse extraviado el animal?

Afortunadamente todos los casos que he llevado de este tipo en el despacho se han ganado. Te voy a comentar un caso real que hemos llevado en el despacho Deanimals:

El caso del yorkshire Love. Un día una chica llamada Enma se hallaba con su novio Jóse visitando a una amiga que se acababa de mudar de casa y cuando fue a su coche con la intención de regresar a casa se encontró a un yorkshire sucísimo, con el pelo enredado deambulando solo entre los coches. Cuando Enma lo llamó, el pequeño Love se metió solito dentro del coche ya que Enma tenía la puerta del conductor abierta y  por lo visto Love estaba acostumbrado a viajar en coche.

Enma preguntó a los vecinos de alrededor, pero fue en vano porque nadie conocía al perro, por lo que Enma, que era voluntaria de una protectora de animales, no se lo pensó dos veces, se fue con el perrito directa a su veterinario para ver si tenía microchip para localizar a su propietario/a. Pero, Love no llevaba microchip. Love estuvo ingresado una semana porque tenía una grave gastroenteritis, fue vacunado, chipado, esterilizado, lavado y pelado.

Love fue adoptado por una familia en Suiza. Y un año después, ¡ sorpresa¡, carta del juzgado citando a Enma por un delito de apropiación indebida. La carta no aportaba denuncia, sólo la citación a juicio. Enma acudió a mi despacho para que le asesorara.

Lo primero que hice fue echarle una bronca cariñosa por no haber denunciado que se había encontrado un perro maltratado y abandonado cuando se lo encontró ya que dicha denuncia le habría servido de escudo legal para evitar la viabilidad de esta denuncia por apropiación indebida. (Recuerda querido lector que cuando te encuentres un animal, protégete y protégele y denúncialo siempre. Puedes hacer una denuncia de forma telemática dirigida al Ayuntamiento donde te lo encontrastes y no tienes que ir en persona ni al juzgado, ni a la policía).

Lo segundo que hice fue pensar en estrategias legales para proteger legalmente  a Enma. Aunque también recuerdo que pensé en lo siguiente: “Pobre chica, salva a un animal, se gasta dinero en curarlo y en tenerlo bien y, encima, la denuncian y se tiene que gastar el dinero en abogado. Esto es el mundo al revés. Bueno. voy a ver cómo puedo ayudarla”.

Inmediatamente me personé en el juzgado y saqué copia de la denuncia y literalmente flipé, ¿por qué?, -te preguntarás-. Pues porque la habían denunciado simplemente porque alguien tomó la matrícula del coche de Enma, se la dió al propietario de Love y éste denunció a Enma ante la policía local por quitarle a su perro, aportando la matrícula del coche. Con ella localizaron a Enma para denunciarla, pero no para escuchar su versión antes de enviar la denuncia al juzgado.

Aconsejé a Enma que hiciera lo que no había hecho en su día, denunciar al propietario de Love por delito de maltrato animal por omisión del deber de cuidado adecuado en el mismo juzgado, donde ella fue denunciada y citada a juicio por  delito de apropiación indebida. Y así se hizo. Se presentó en el mismo juzgado un contraataque legal contra el propietario de Love con una denuncia muy completa que contenía las fotos de Love, el informe del veterinario, la declaración jurada de Enma y la de su novio.

El juzgado abrió un procedimiento penal contra el propietario de Love por delito de maltrato animal, si bien no suspendió el juicio por delito de apropiación indebida contra Enma, a pesar de haber solicitado en la denuncia por maltrato que se suspendiera el juicio hasta que se resolviera la denuncia por maltrato animal planteada en el mismo juzgado contra su propietario.

Aluciné el día del juicio. Te voy a contar para que veas lo que pasa en los juzgados algunas veces (afortunadamente no ocurre siempre). En la sala de juicio estaba el abogado del propietario con éste, el fiscal, el juez, Enma y yo como abogada de Enma y en la puerta de la sala de juicio estaban esperando a que les llamara para declarar el novio de Enma, en calidad de testigo, y el veterinario de Enma, en calidad de perito.

Las declaración del propietario de Love cuando le interrogué sobre el estado de Love fueron irrisorias porque no justificó el hecho de que Love estuviera deambulando solo, sucísimo, sin desparasitar, con gastroenteritis, sin chip, sin cartilla y sin vacuna de la rabia. Vamos, que se trataba de un propietario modelo en cuanto a tenencia irresponsable de animales.

La declaración de Enma coincidió con la de su novio porque ambos decían la verdad. La declaración del veterinario fue contudente puso en evidencia que Love no había sido debidamente cuidado por su propietario.

En la fase de conclusiones, el abogado del propietario de Love solicitó sentencia condenatoria para Enma por delito de apropiación indebida. En concreto, solicitó que la condenarán a  una multa de 450 euros.

Lo sorprendente fue cuando el fiscal, bueno mejor dicho, la fiscal dijo textualmente: “Los yorkshires son perros muy caros y no se abandonan”. Por lo tanto, su señoría solicitó sentencia condenatoria por delito leve de apropiación indebida contra Enma y que se le condenara a la pena de una multa de 450 euros.

Recuerdo que pensé, ¿pero donde vive esta fiscal porque en España, en la España que yo vivo, no vive seguro? Si hubieras visto mi cara tenía que ser un poema, porque no daba crédito a lo que escuchaba.

Finalmente, solicité la sentencia absolutoria para Enma. Afortunadamente, el juez me dió la razón y Enma fue absuelta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha