Podemos exige que los fondos para Dependencia lleguen a las personas con enfermedad mental

María Marín, portavoz de Podemos en la Asamblea Regional de Murcia

Los presupuestos de 2022 contemplaban la inversión “más alta de la historia” en Dependencia, un empeño de Podemos y del Ministerio de Derechos Sociales dirigido por Ione Belarra. Sin embargo, en la Región de Murcia, esos fondos no han sido utilizados para esos fines, “sino que se han empleado de manera completamente opaca y sin que se conozca exactamente dónde han ido a parar”, denuncia la formación morada en una nota de prensa.

Como resultado de las movilizaciones de la Federación de Salud Mental, el Gobierno regional se ha comprometido a aumentar el dinero del bolsillo de los usuarios que padecen enfermedades mentales en viviendas tuteladas a partir de diciembre, 7 meses después de lo inicialmente anunciado. La portavoz regional de Podemos, María Marín, ha señalado sin embargo que de cara al Día Mundial de la Salud Mental, que se celebrará el próximo 10 de octubre, “queda mucho por reivindicar”.

En concreto, Marín ha apuntado que la Consejería “debería de poner en marcha de forma urgente los nuevos conciertos del Servicio de Promoción de Autonomía Personal (SEPAP)”, para que los pacientes “puedan ser atendidos en sus domicilios o en centros de día”. También ha exigido la ampliación del número de plazas en residencias y viviendas tuteladas “en al menos un centenar”, como demandan las asociaciones.

La diputada morada ha rechazado la “excusa permanente” de la falta de fondos, ya que solo el año pasado, la Consejería de Isabel Franco recibió del Ministerio de Derechos Sociales 51 millones de euros para Dependencia, 15 más que en 2020, que deberían haber servido para reforzar las políticas de ayuda a personas dependientes. Sin embargo, de esos 15 millones, el Gobierno de López Miras solo ha anunciado que empleará 355.000 euros en aumentar a 300 euros el dinero de bolsillo del que disponen las personas tuteladas con problemas de salud mental. Una inversión que es “resultado directo”, según destaca Marín, de la “lucha y la movilización sostenida de las familias y de las personas afectadas” y que llega días después de la manifestación que tuvo lugar a las puertas de la Consejería de Política Social. 

Ante esta falta de inversión de los recursos destinados por el Ministerio de Ione Belarra, Podemos ha solicitado la comparecencia de Franco en la Asamblea para que explique dónde han ido a parar los más de 14 millones y medio de euros que no se han utilizado para dependencia y atención a las personas con problemas de salud mental. Por último, Marín ha considerado “escandaloso” que mientras la dependencia “sigue creciendo” y las plazas de salud mental “siguen sin aumentar”, la Consejería “no emplee los fondos más que para tapar agujeros y repartirlos a discreción entre su red clientelar”. “No sabemos dónde están esos 15 millones de euros que pertenecen a las personas dependientes y con algún tipo de necesidad de atención. Isabel Franco tiene muchas explicaciones que dar”, ha concluido la portavoz de Podemos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats