eldiario.es

9

“Sabes perfectamente que puedes morir al subir a la patera”

Hablamos con Teresa Fuentes Rivera, voluntaria de la ONG Alianza por la Solidaridad y codirectora del documental “Cinco voces, Malí-Murcia”, y con Ousmane Tounkara, presidente de la asociación maliense Fassoton en Murcia y, a su vez, uno de los protagonistas de la cinta

Teresa Fuentes Rivera y Ousmane Tounkara

Teresa Fuentes Rivera y Ousmane Tounkara

Cinco voces, cinco malienses que hablan ante la cámara y cuentan su difícil periplo para encontrar una vida buena. Deben estar dispuestos a arriesgar su vida en una patera, desprenderse de sus raíces, separarse de su familia y adaptarse a un lugar desconocido. Alrededor de 1.500 malienses viven en Murcia. Llegan desde uno de los países más pobres del mundo con tensiones étnicas entre el norte y el sur. En esta entrevista hablan Teresa Fuentes Rivera, voluntaria de la ONG Alianza por la Solidaridad y codirectora del documental “Cinco voces, Malí-Murcia”, que se proyectará el sábado 20 de junio a las 20 horas en el Lab, y Ousmane Tounkara, presidente de la asociación maliense Fassoton en Murcia y, a su vez, uno de los protagonistas de la cinta.

¿Por qué decidisteis realizar el documental “Cinco voces, Malí-Murcia”?

Teresa: Soy voluntaria de la ONG Acción por la Solidaridad de Murcia y decidimos participar en un programa europeo de sensibilización de la inmigración maliense a Europa, llamado “¿No harías tú lo mismo?”. En principio se trataba de acompañar a malienses a centros sociales para que contaran sus experiencias; pero un amigo, Miguel Aznar, me propuso hacer un documental para darle mayor difusión. Pienso que todo es azar y no hemos hecho nada para haber nacido yo en España, y Ousmane en Malí. Las personas más afortunadas deberíamos ayudar a que los demás tengan una vida más digna.

Al realizar este documental, ¿qué es lo que te ha parecido más duro de la experiencia del maliense que llega a Murcia?

Teresa: Al entrevistarlos lo que me pareció más duro fue ver cómo una persona tiene que dejar sus raíces, cultura y familia para buscarse una vida mejor. Una de las cosas que más me marcó fue el dolor que algunos protagonistas mostraban, pero también su entereza y su fuerza. Sobre todo me impresionó la experiencia por la que pasaron las tres personas, en este caso hombres, que hicieron parte del trayecto en patera. Me pareció desolador. Siempre había sabido de ello, pero de lejos.

¿Qué propuesta tienes para que se produzca una mejor integración de los migrantes en la sociedad murciana?

Teresa: Para mí, una de las claves es que los conozcan a ellos y sus historias y los vean como a alguien más. Todavía hay muchos prejuicios y la crisis los está fomentando. Es un error fundamental creer que por ser de aquí tenemos más derechos que los que vienen de fuera. Nada es de nadie. Mi granito de arena es este documental y queremos difundirlo por asociaciones, centros culturales, universidades, colegios, allá donde nos quieran escuchar. Es el principio de una larga travesía.

¿Por qué deberíamos ir a ver el documental?

Teresa: Creo que lo que no se conoce, se le tiene miedo. Es una oportunidad de conocer de primera mano sus historias, además de que los protagonistas van a estar allí en una mesa redonda. También asistirán Andrés Pedreño, experto en migración de la Universidad de Murcia, y Miguel Aznar, director del documental.

Ousmane, ¿Cuándo y por qué llegaste a Murcia?

Ousmane: Llegué en junio de 2003 en una trayectoria muy dura desde Malí. Soy el mayor de cuatro hermanos, así que estaba claro que me marcharía para ayudar a mi familia. Soy de una zona rural, Kai. La mayoría de los inmigrantes de Malí en España venimos de allí. Sólo hay cuatro meses de lluvia y a veces incluso sequía. Entonces no se puede cultivar y tampoco tienes nada para comer. Y por eso venimos aquí a buscar una vida mejor; no sólo para tu familia, sino para la familia en Malí también.

Me marcó el dolor que algunos protagonistas mostraban, pero también su entereza y su fuerza

¿Cómo fue la travesía hasta llegar aquí?

Ousmane: Yo tenía 24 años. El primer paso fue llegar a Mauritania y tras pasar allí quince días, fuimos al Sáhara de Marruecos. Pagas al traficante 2.000 euros en el momento y si no, a ellos no les interesa. Mi familia y yo estuvimos ahorrando mucho tiempo. Luego estuve otros 20 días en el Sáhara de Marruecos y fue el momento más duro de mi vida porque estábamos escondidos 40 personas en un campamento en el desierto, mientras pasaban las patrullas de soldados marroquíes, y casi no teníamos agua ni comida. Pasamos mucha tensión. Teníamos un litro diario de agua y tenías que aguantar como fuera.

Una noche nos dicen que vamos a salir y nos montamos 25 personas en una patera. El trayecto dura 12 horas hasta entrar en aguas españolas, cerca de Canarias, y nos salva una patrulla española. Si no nos encuentran, todas las personas dentro de la patera no pueden llegar. Cuando la Guardia Civil nos encontró. Fue el día más feliz de mi vida. Cuando te subes a una patera sabes que cualquier cosa te puede pasar. La patera no es segura, no tienen chaleco, no tienen nada. Sabes perfectamente que puedes morir al subir a la patera, pero no tienes otras opciones. Sabes que o bien llegas, o te mueres si no tienes suerte.

¿Cómo fue la llegada a España?

Al llegar a las Canarias pasas 40 días en el Centro de Internamiento de Inmigrantes y dependiendo de tu situación o te repatrían o te envían a diferentes ciudades. En ese tiempo, en 2003, no se repatriaba mucho, ahora más. A mí me mandaron a Madrid, pero me vine a Murcia porque tenía un primo aquí. Al llegar aquí me integré fácilmente, pero ese tiempo no tenía los papeles y no podía trabajar. A los dos años llegaron los tiempos de la legalización y ya pude trabajar. He trabajado de todo, en la agricultura, construcción y hasta en una fábrica de jamones. Dos años más tarde me traje a mi mujer. Ahora me ocupo de mis hijos mientras mi mujer trabaja en un almacén haciendo pimientos, cebolla...

¿Y qué tal en Murcia?

Ousmane: Nosotros vivimos en el barrio de Vistabella en Murcia. Estoy muy agradecido al barrio, vivo allí desde 2006. La asociación de malienses que tenemos, Fassoton, nos reunimos en el local de la Asociación de Vecinos del barrio de Vistabella. Eso nos abre una puerta grandísima. En la asociación nos ayudamos mucho, sobre todo a los que vienen en patera, y les damos mucha orientación. Hacemos muchas actividades interculturales. Siempre les digo a mis paisanos que no tengan miedo de hablar con los españoles, que somos los mismos ciudadanos. Si no estás cerca, no saben que estás ahí. Cuanto más cerca, menos problemas.

¿Qué te parece la nueva Ley de Sanidad?

Yo lo veo durísimo. Eso es un problema general, no sólo para los inmigrantes. Hay que reflexionar un poco para mejorar ese tema. Es muy duro para el inmigrante sin papeles.

¿Qué, cuándo, dónde?

Documental “Cinco voces, Malí-Murcia”; sábado 20 de junio a las 20:00 horas en el Lab (Plaza Islas Baleares, esquina María Zambrano; 30007 Murcia).

Teresa y Ousmane

Teresa y Ousmane

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha