eldiario.es

9

REGIÓN DE MURCIA

Los bomberos de la Región de Murcia se enfrentan al gerente del Consorcio de Extinción de Incendios

El personal de bomberos del Consorcio denuncia "la dejadez" que ha sufrido este colectivo durante los incendios de este verano en la Región de Murcia

En los incendios de Lorca y Cieza, han sido los "retenes forestales" los encargados de extinguir las llamas, mientras los bomberos desempeñaban labores de "aguadores"

La intervención de la UME fue autorizada saltando el protocolo InfoMur, que recomienda utilizar en primer lugar todos los recursos autonómicos

Se declara un incendio en Lorca (Murcia) por un rayo

Parte del monte de Lorca calcinado por el incendio de este verano

Los delegados de personal del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento –CEIS- de la Región de Murcia llevan semanas denunciando la situación vivida en los graves incendios de Lorca y Cieza. Los bomberos señalan que no se les “trató como profesionales” y que fueron enviados al incendio cuando todos los equipos de trabajo están formados, lo que provocó la paradoja de que los bomberos del Consorcio llegados desde Murcia se dedicaran a las labores de "aguadores" -una labor que en este tipo de incendios es realizada por el personal de Protección Civil o por vecinos del municipio, que se acercan a las inmediaciones para ayudar-.

Todos los bomberos de la Región de Murcia pertenecen al Consorcio, excepto dos unidades situadas en los municipios de Cartagena y Murcia. La competencia del CEIS está dentro de la Consejería de Presidencia, siendo sus mayores responsables Manuel Durán -presidente del Consorcio- y Mariano Sánchez -gerente-.

Por otro lado se encuentran los retenes forestales, unidades compuestas por personal laboral -siete u ocho personas- acompañados de un forestal –un técnico de Medio Ambiente-, que tienen como funciones las derivadas de la sofocación y extinción de los incendios forestales. En la Región de Murcia, las unidades de retén forestal están subcontratadas a una empresa privada –en la actualidad, la concesionaria es el Grupo La Generala a través de Dipsa, que posee este contrato desde hace aproximadamente diez años-.

El rayo de Lorca

La tarde del 6 de agosto, un rayo en la zona de Zarcilla de Ramos, perteneciente al término municipal de Lorca, provocó un incendio. En esos primeros minutos, el 112 alertó al Parque de Bomberos de Lorca –perteneciente al Consorcio- y a las unidades de los retenes forestales.

Después de una hora y media de que las primeras unidades alertadas llegaran a la zona, se amplió la alerta al Parque de Bomberos de Murcia –también del Consorcio-, pidiendo otras dos unidades. Una vez allí, su labor fue proporcionar agua a los retenes forestales para apagar el incendio.

Sobre la una de la madrugada –ya del día 7 de agosto- se convocó al personal de bomberos de Espinardo –perteneciente al municipio de Murcia-. Las horas fueron pasando, y los bomberos permanecieron toda la noche en el parque sin ser movilizados a la zona del incendio. Durante esa noche, la Delegación del Gobierno de Murcia declaró el nivel 2 en los incendios de Lorca y Cieza. Este aumento es el mecanismo utilizado para clasificar la peligrosidad del incendio, y con ello poder aumentar los efectivos usados en la extinción. Con este nivel 2, a la sofocación del incendio se añadieron la brigada del Tercer Batallón de la UME –Unidad Militar de Emergencias-, con base en Bétera –Valencia.

El Consorcio como actor de reparto

Mientras la Delegación del Gobierno murciana activaba el nivel 2 de alerta –para obtener más efectivos-, los bomberos del Consorcio en el parque de Espinardo esperaban la llamada que les permitiese desplazarse hasta el incendio. Una llamada, por parte de su responsable, que nunca llegó. Pasaron esa noche como si fuese una guardia más, mientras un incendio avanzaba y calcinaba 600 hectáreas de monte en Lorca y Cieza.

A día de hoy, desconocen si se cumplió el Plan InfoMur, un protocolo que recoge a grandes rasgos la forma de actuar en un incendio forestal. Entre los detalles que aparecen en el Plan InfoMur se encuentran la participación del Consorcio y la existencia de un Centro de Control donde debe estar personado su gerente, y además, también se destaca que antes de la activación del nivel 2 es necesario utilizar todos los recursos autonómicos disponibles.

Los representantes de los trabajadores del CEIS aseguran que no se cumplió el plan: “No podemos asegurar que el gerente del Consorcio estuviese personado en el Centro de Control, pero sí tenemos claro que no se cumplió el plan en lo relativo a la utilización de todos los recursos autonómicos”.

En ese orden de cosas, el personal de bomberos se siente “dejado” por el responsable de Consorcio: “No nos moviliza para los incendios forestales, y cuando vamos, es para hacer una labor de aguadores, simplemente, algo que hacen los voluntarios”, señala uno de los bomberos del Consorcio.

Un contrato muy suculento

La denuncia de los bomberos del Consorcio deja patente la actuación de los retenes forestales, unidades de trabajadores que junto a un técnico de Medio Ambiente, tienen como misión la sofocación y extinción de incendios forestales, y que en el caso de la Región de Murcia, están subcontratados a una empresa privada. El concurso de licitación tiene una cuantía total de 56.396.280,35 euros, para un período de cuatro años con posibilidad de prórroga. El proceso de licitación se está desarrollando en estos días, y es previsible que la actual concesionaria, La Generala, pierda en contrato en favor de la Unión Temporal de Empresas -UTE- formada por Elsan-Alvac, que ha obtenido casi 10 puntos más.

El foco de la polémica

Los bomberos centran sus críticas en la gestión del gerente del Consorcio, puesto de libre designación dependiente de la Consejería de Presidencia, y que está ocupado por Mariano Sánchez desde hace 20 años. Hace unos meses, el sindicato Confederación General de Trabajadores –CGT- denunciaba el “despilfarro y mala gestión” del CEIS por parte de Mariano Sánchez, añadía que estaba provocando una “situación de malgasto y derroche de fondos públicos”, e incluso se planteaba la “incapacidad para abordar y solucionar la gravedad de la situación”.

Durante más de dos semanas, eldiario.es Región de Murcia ha intentando conocer el punto de vista de Mariano Sánchez, así como el del presidente del Consorcio, Manuel Durán. Finalmente, desde la Consejería de Presidencia han remitido a este medio una nota de prensa donde se destaca:

  • “La movilización de recursos en primera instancia fue acorde con lo marcado para un Área Tipo 1, en un nivel 2 y las condiciones específicas del incendio desde la solicitud formulada por el Director Técnico de Extinción a su llegada al incidente -2 brigadas helitransportadas, brigadas terrestres y bomberos en función de la disponibilidad-.”
  • “Se llevó a cabo una coordinación impecable de los recursos despachados desde el CECOP –Centro de Coordinación Operativa- hasta el incendio, a petición del Director Técnico de Extinción.”
  • “Los bomberos participaron activamente en el apoyo con medios de abastecimiento con agua con vehículos nodriza -recurso que en exclusiva tienen en capacidad los servicios de bomberos-. Las labores encomendadas a las nodrizas en los incendios forestales son de vital importancia para mantener la cadencia de actuación del resto de unidades tácticas, tanto de brigadas forestales como de los propios bomberos destacados en el incendio.”
  • “Los bomberos participaron activamente en la ejecución nocturna de una quema de ensanche, con un rural pesado y dos brigadas forestales; de la misma forma que en el último frente activo, junto a las canteras de la Sierra del Almirez ejecutaron labores de extinción y remate.”

En el comunicado, la Consejería no ha respondido a parte de las preguntas formuladas por eldiario.es Región de Murcia –hechas por escrito, tal y como solicitaron-, y entre las que se encuentran:

  • El Plan InfoMur señala que cuando se produce un incendio forestal se crea un Centro de Control, donde debe estar el gerente del Consorcio. ¿Estuvo personado Don Mariano Sánchez en el caso de los incencios de Lorca y Cieza?
  • Los bomberos señalan que fueron alertados para personarse en el Parque de Bomberos de Espinardo sobre la 1:00 horas de 7 de agosto, pero que después no fueron movilizados a la zona del suceso. ¿Por qué?
  • Esa misma noche, la Delegación de Gobierno decretó el nivel 2 de peligrosidad del incendio. Según el Plan InfoMur, antes de eso deben utilizarse todos los efectivos autonómicos disponibles. ¿Por qué se decretó el nivel 2, si tenían a los bomberos del CEIS personados en su parque y sin actividad?
  • El personal de bomberos asegura que el gerente no les ha llamado, pero el pasado lunes representantes de los trabajadores del CEIS se reunieron con el presidente del Consorcio, Manuel Durán. ¿Podemos conocer algo de dicha reunión? ¿Qué medidas se van a tomar al respecto?

Esta misma semana, los representantes de los bomberos del CEIS han mantenido una reunión con el presidente del Consorcio, Manuel Durán. Ninguno de los presentes ha querido ofrecer su análisis de dicho encuentro.

La UME actúa

Existen cuatro niveles de peligrosidad en los incendios, desde el 0 hasta el 3, siendo el nivel 2 el siguiente: “Está referido a aquellos incendios para cuya extinción se prevé la necesidad de que, a solicitud de la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias, sean incorporados medios estatales no asignados al presente Plan, o puedan comportar situaciones de emergencia que deriven hacia el interés nacional”, según el Plan InfoMur.

Como se puede destacar, este nivel de alerta tiene que venir precedido de una incapacidad de hacer frente al incendio por parte de todos los recursos que posee la Región de Murcia. Con esta declaración se activa la actuación de la Unidad Militar de Emergencias –UME-. A la zona del incendio se desplaza, desde la base de Bétera –Valencia-, la brigada del tercer batallón de la UME. La unidad está compuesta por un total de 67 militares, tres autobombas, un vehículo nodriza, un camión parque y un vehículo de transmisiones.

En el caso de los graves incendios del mes pasado, el coste total de su actuación asciende a 35.500 euros: unos 17.000 euros para el incendio de Lorca, y unos 18.500 euros para el producido en Cieza. En el coste está desglosado el combustible, la alimentación y la reparación del material.

La factura no está exenta de polémica: Desde las asociaciones antimilitaristas, como Utopía Contagiosa, se asegura que esas facturas son enviadas al Ministerio de Medio Ambiente, y el Ministerio a su vez las envía a las Comunidades Autónomas para que hagan frente al pago.

En el detalle de los Presupuestos Generales del Estado se contempla una partida destinada a la Unidad Militar de Emergencias por su labor. Si se estuviese produciendo lo que desde estas asociaciones antimilitaristas se denuncia, se trataría de un doble pago por un mismo servicio, servicio que es la razón de ser de la UME. Entre las cinco competencias generales de esta unidad militar se encuentra la de “lucha contra incendios forestales”.

Sin embargo, fuentes oficiales del Gobierno Regional de Murcia han asegurado a eldiario.es Región de Murcia que la intervención de la UME no cuesta dinero a la comunidad. Afirmación que es corroborada por el Jefe Oficina de Comunicación Pública de la UME que ha señalado que son "una entidad que se gestiona de la partida designada por los Presupuestos Generales del Estado".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha